EL HIPNOTISTA (Dir. Lasse Hällstrom), por Yolanda Aguas

Cansado de todos los que llevan con palabras, palabras, pero no lenguaje,
parto hacia la isla cubierta de nieve.
Lo salvaje no tiene palabras.
¡Las páginas no escritas se ensanchan en todas direcciones!
Me encuentro con huellas de pezuñas de corzo en la nieve.
Lenguaje, pero no palabras.

“Dios escribe en la arena y lo he sentido como un soplo de viento”

(Tomas Tranströmer – Poeta sueco.  Premio Nobel de Literatura 2011)

el_hipnotista_14894Hypnotisoren i regi av Lasse HallstromHypnotisoren i regi av Lasse HallstromHypnotisoren i regi av Lasse Hallstrom19810Hypnotisšren

Cuando un director europeo, con éxito dentro de la industria de Hollywood, decide volver a su país de origen, tras 25 años de ausencia,  para rodar un thriller (género en el que no suele moverse) despierta como mínimo la curiosidad por conocer los motivos que le llevaron a tomar esa decisión.

Lasse Hällstrom, el director de películas tan memorables como: “Las normas de la casa de la sidra”, “¿A quién ama Gilbert Grape?, “Chocolat” o la extraordinaria “Atando cabos”, lleva en esta ocasión al cine “EL HIPNOTIZADOR/Hypnotosören”. Es la primera de la serie de ocho libros de suspense/policíacos escritos por Lars Kepler.   Bajo este seudónimo se esconde el matrimonio formado por Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho.    Tal como él mismo explicó en la rueda de prensa que el equipo de la película (en competición de la Sección Oficial  de la 60 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián) ofreció el día 28-09-2012: “De vez en cuando hago alguna película más comercial, de mayor presupuesto, pero otras puedo hacer obras de amor como esta o como la anterior que rodé, “La pesca del salmón en Yemen”.  En EE. UU. no se me ofrecen thrillers.  Se me ha acusado de ser demasiado blandengue en mis películas, porque mis películas son cálidas y eso me gusta, pero quería alejarme de ese enfoque sentimental y ser más duro.  El que fuera también un buen papel para Lena (Lena Olin, su esposa) también me atrajo”.

Lasse HällstrommLENA OLIN 2

El salvaje asesinato de una familia en su casa de Estocolmo inicia una investigación policial. La falta de pistas hace que el comisario judicial Joona Linna solicite la ayuda de un afamado hipnotizador, Erik Maria Bark, para interrogar al único superviviente: un chico de 15 años, en estado de shock. La investigación toma un giro inesperado cuando el hijo de Bark es secuestrado.  Joona y Erik Maria tendrán que trabajar juntos para resolver ambos misterios.

La película cuenta con un pesado lastre:  ser una adaptación de una novela negra de éxito.  Esa obligación a ceñirse al relato sin un maestro del género al timón con el acierto suficiente, hace que la trama se salte las reglas del género de manera desconcertante e ilógica. Como ejemplo la precipitación en la llamada al hipnotizador, sin apenas lugar en el tiempo, sin que consigamos creernos la supuesta desesperación policial que les obliga a recurrir a este polémico medio de investigación.  Esa imprecisión narrativa y temporal ya es una buena muestra de esa falta de acierto en el resto de la intrincada trama.

Esos desatinos en el guión no ayudan a conservar la atmósfera que en ocasiones si crea de manera muy acertada Hallström, poco ayudado por el libreto de Paolo Vacirca que hace demasiada agua en algunos momentos.   Eso desajusta la necesaria maquinaria de precisión de un thriller tan intenso.

El reparto, que cuenta entre otros con unos excelentes Mikael Presbrandt y LENA OLIN,  y otros actores correctos como Tobias Zilliacus y Helena af Sandeberg, mantiene el pulso sin demasiados esfuerzos, con la solvencia esperada, sobretodo en las escenas que defienden magníficamente Presbrandt y Olin.

Su funcionamiento como thriller, con sus giros argumentales y su par de sustos, la convierten en una opción muy válida para los amantes de este género.   Aunque para mi, la belleza del film radica en su preciosa fotografía y su envolvente música original.

Lasse Hallström,  con un indiscutible y talentoso oficio, logra momentos visuales muy bellos en esta película.

Destaco en primer lugar, el momento en que Lena Olin es hipnotizada por su marido para descubrir más cosas del momento en que el hijo de ambos fue raptado.   Con un picado sobre el inmenso y deslumbrante rostro de LENA OLIN (es maravilloso verla envejecer) el director nos transporta oníricamente a su deslumbrante recreación del cuadro CHRISTINA´S WORLD de Andrew Wyeth, algo que encuentro como homenaje encubierto al maestro Jean Luc Godard y su inolvidable film “Passión”.

vlcsnap-2013-02-13-08h18m06s219images

Otro instante de gran belleza se presenta cuando el matrimonio sale de la casa para conversar en su  jardín nevado.  Disfrutamos de un plano de Lena Olin de espalda a nuestra mirada, y le sigue un plano de la mano de Lena acariciando la nieve que descansa en la mesa, simbolizando la caricia que una madre anhela realizar a un hijo desaparecido.   Me impactó ese momento.

vlcsnap-2013-02-13-08h15m07s201vlcsnap-2013-02-13-08h14m25s41vlcsnap-2013-02-13-08h15m17s73vlcsnap-2013-04-01-03h29m14s231

Lo que más me gusta es el “tono” de esta película, el momento que filma a la majestuosa ciudad de Estocolmo, con esos lagos helados, esa luz mortecina, la presencia adormecida de la nieve creando una atmósfera sumamente serena.  Es delicioso ver cómo el director ha fotografiado esta ciudad, en una innegable declaración de amor.

vlcsnap-2013-02-13-08h20m02s76vlcsnap-2013-02-13-08h21m02s176

Personalmente pienso que quizá el final debió ser otro.  Quizá otro… más doloroso para que el  tempo  narrativo hubiera mantenido el pulso de la historia hasta su conclusión.  Con todo, la película se sigue con interés y por momentos llega a emocionar.

Y finalmente, los últimos nueve  minutos de la película (créditos incluidos), cuando todo se mezcla, cuando todo adquiere un sentido.   La vida y la muerte, la felicidad y la desdicha, la esperanza y el desasosiego…   Sería fácil decir que no debemos parar cuando hemos sufrido una pérdida (del tipo que sea), sería fácil aconsejarlo, es cierto…pero muchas veces cuando debemos pasar por ese trance nos pueden fallar las fuerzas.   Y cuando estamos en esa encrucijada de la vida es  realmente  bonito, al menos, poder verlo en el cine.

Estos nueve últimos minutos, reflejan precisamente eso: historias que finalizan y otras que comienzan.   Al fin y al cabo, en eso consiste la vida, en no perder nunca la esperanza que (cuando menos lo esperamos) puede llegar algo nuevo y hermoso.  Y…, entonces sí, poder afirmar que la vida continúa.

***********************************************************************************************

NOTA:  Las 6 primeras fotografías adjuntadas en este post son las oficiales del film EL HIPNOTISTA y son propiedad de sus autores. 

El resto son “capturas de pantalla” que hemos realizado el equipo de redacción de CineT-Farö para ilustrar nuestras reflexiones sobre la película.

Las dos fotografías de la rueda de prensa en el Festival de Cine de San Sebastián fueron realizadas por nuestra amiga CHARO ALCALDE para CineT-Farö.

Anuncios

Un pensamiento en “EL HIPNOTISTA (Dir. Lasse Hällstrom), por Yolanda Aguas

  1. Pingback: EL HIPNOTISTA (Estreno en España), por Yolanda Aguas | CINET-FARÖ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s