VANESSA REDGRAVE en el Off Broadway, por Francesc Mazón Camats

PRIMAVERA EN NEW YORK: VANESSA REDGRAVE EN EL OFF BROADWAY,  (27-03-2013)

Un rincón tranquilo del barrio de Greenwich, con sus casitas bajas de un par de plantas, predomina el color rojizo de sus ladrillos y el negro de barandas y escaleras de incendios.  Sorprende el silencio de sus pequeñas calles, tan cerca de las grandes avenidas.

El Cherry Lane Theater (Pasaje del cerezo), de unas 200 plazas que fue antiguo almacén y también cervecería, es hoy uno de los más antiguos (inaugurado en 1924) y prestigiosos del Off Broadway Neoyorquino, nos recuerda el Teatre Lliure del Barri de Gràcia en BarcelonaAllí actúa la legendaria y aclamada (New York Times dixit) VANESSA REDGRAVE.  Estrena nueva obra “The Revisionist”, segundo trabajo del joven dorado, actor y dramaturgo Jesse Eisenberg, con su propia compañía The Rattlestick Playwrights.

3.184107Revisionist5OddCouple2nd_extension__mid

Vanessa se entusiasmó con el guión original que le envió el autor, en realidad un papel pensado para ella; rebajó sus honorarios y comprometió tres meses de su apretada agenda, para subir al pequeño escenario y ser dirigida por el también jovencísimo Kip Fagan.

Permanece en escena las casi dos horas, sin descanso, que dura la función.  Y la mayoría de la crítica ha coincidido, que la obra es prácticamente ella, alargada la temporada con el cartel de todo vendido.  Un éxito, en una muy floja temporada teatral con huracán y frío intenso incluidos.

La obra (un delgado pero interesante argumento) presenta el encuentro en una gran ciudad portuaria del Báltico polaco, entre David, un joven escritor neoyorquino bloqueado en la escritura de su segunda novela y una lejana pariente desconocida, María: una superviviente del Holocausto y deducimos también, de la larga e inclemente guerra fría.  Se inicia un duelo entre la memoria, la soledad, el cansancio y la supervivencia o sea la Vieja Europa y el egocentrismo, la ensimismada actitud “drogota” de cierta juventud neurótica y narcisista americana (puro Woody Allen).

En un único escenario, el minúsculo apartamento reproducido de forma hiperrealista por John McDermott, donde destacan las fotografías familiares: instantáneas de bodas, bautizos, fiestas familiares y demás que cubren paredes y muebles; se desarrollará este anhelado e imposible encuentro.

Un tercer personaje, Zenon, un rudo taxista, único amigo de María es el contrapunto cómico de la progresivamente crispada acción.  La escena en la que afeita las piernas desnudas de María, con palangana, agua y jabón, ante la mirada atónita y escandalizada de David (estos puritanos…) provoca las risas en la sala.

También las dos fracasadas comidas entre ambos provocan la hilaridad en el público: el pollo guisado que ella le ofrece como bienvenida y es rechazado por el vegetariano y ecologista escritor o la cena de disculpa de este a su teórica prima, a base de tofú y algas, comida con avidez por él, pero con sorpresa y creciente asco por ella.

20revision-blog480RevisionistP3revisionistPh7VanJesseApril13

El choque es también lingüístico. María habla un inglés rudimentario con fuerte acento centroeuropeo y solo polaco en las continuas llamadas telefónicas que reciben (deducimos de algún penoso trabajo) y sobretodo en sus dos magníficas escenas con el que parece ser su único confidente, Zenon, un estupendo Daniel Oreskes.  El joven David habla neoyorquino vertiginoso que casa con su espasmódica y ansiolítica interpretación.

Después de una noche de alcohol, se produce la trágica revelación de María, en realidad no hay parentesco alguno.  Ella, una niña judía huérfana, salvada por su niñera católica, se apropió de la personalidad y la lejana familia de otra niña judía muerta de tuberculosis.

Llegamos a la escena final que es el gran momento de una impecable actuación tragicómica.  María ha conseguido echar al incómodo extraño, vuelve a estar sola, acaricia y devuelve a su lugar, con sus largas y huesudas manos, los retratos de toda “esa familia” que ella construyó para poder sobrevivir.  Contempla sus rostros, parece hablar con ellos y desde la puerta de la habitación les envía un beso de buenas noches.  Conmovedor silencio y grandes aplausos, gran parte del público puesto en pie.

Revisionist_MariaV. Redgrave y Jesse Eisenberg. Photo Sandra Coudert

Esperamos a la actriz para felicitarlaHace mucho frío y Vanessa parece muy cansada, nos sonríe, agradece nuestra presencia y se disculpa: tiene una cena familiar, junto a ella su nieto Michael Neeson sonríe, es increíblemente Redgrave, sus ojos azul líquido y la misma estructura facial, ha asistido a la función con su padre Liam Neeson.   Unos besos y nos despedimosPensamos… la familia real o inventada, para protegernos del dolor y de la pérdida.

tn-500_revisionistwm2000113764.184381Vanessa+Redgrave+Revisionist+Opening+Night+Z5Sg-n0aibwlJesse Eisenberg With Vanessa Redgrave

PRESENTACIÓN DE LA OBRA ANTE LOS MEDIOS:

782134.1843844.184382541402_10152606513210621_986652566_n

EL CHERRY LANE THEATER DE NUEVA YORK:

CherryLaneTheatre1-70000_02-Cherry-Lane-Theatre-in-New-York-City-IMG_3112_aCherry Lane Theatrecherry_lane_theatreCherryLaneTheatre2old-cherrylane2cherry_lane_theater_by_sogno_italia-d3i8wt5813b9b95-e2e7-44a1-a477-366fc6b4930edylantourmap

NOTA:  Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s