BERNARD HERRMANN (el músico del desasosiego), por Yolanda Aguas

images (13)images (7)

Es uno de los compositores más oscuros de la historia del cine.  Hombre profundamente atormentado, extraño, desesperado hasta extremos de locura. Sufrió toda su vida y su música refleja (en muchos pasajes) su angustia vital.

Descendiente de emigrantes rusos, tuvo una infancia en la que lo único hermoso fue aprender a tocar el violín a la edad de ocho años.  Sus inicios profesionales fueron principalmente en el mundo de la radio.  Cuando vivía su peculiar existencia, conoció a Orson Welles.  En 1933 se había vinculado con la Columbia Broadcasting System, donde creó la música para diferentes y numeroso programas radiofónicos.  De ahí su encuentro con Orson Welles cuando éste estaba buscando un músico que pudiera componer temas para la obra que estaba preparando: La guerra de los mundos, basada en la novela de H.G. Welles.  Esta primera colaboración marcó un hito en la historia de la radio.

Más tarde, Orson Welles le propuso componer la banda sonora de una de las mayores obras maestras de la historia del cine: Ciudadano Kane (1940).  De Nueva York – donde él había nacido el 29 de junio de 1911 – llegó a Los Ángeles de la mano del joven genio Welles.

orson_welles_1938images (14)

Siempre tuvo problemas con los demás compositores de la época por su carácter antisocial.  Ese mundo interior tan tenebroso se refleja en algunas composiciones en las que lleva al espectador al límite de su aguante – en cuanto a la tensión que los compases producen en el interior emocional de quien escucha su música -.

Los logros más importantes de su carrera se produjeron a lo largo de 15 años, en los que compuso las bandas sonoras de títulos inolvidables como: Las Nieves del Kilimanjaro, Ultimatum a la tierra, Jane Eyre, El hombre que vendió su alma o la deliciosa El fantasma y la Sra. Muir.

Bernard+Herrmann+-+Marnie+-+Red+Vinyl+-+Autographed+-+LP+RECORD-525856images (11)

Entre los años 1955 y 1966 trabajó con el maestro del suspense: Alfred Hitchcock, con el que que logró la cima de su creatividad con títulos tan importantes como: ¿Pero… Quién mató a Harry?, Con la muerte en los talones, Vértigo,  Psicosis y Marnie.

Esa prolífica y satisfactoria relación laboral con Hitchcock terminó de la peor manera posible, ya que el maestro inglés rechazó la música que Herrmann había compuesto para la película Cortina rasgada.   Esa gran humillación le sumió en un profundo pozo creativo y personal que lo llevó a abandonar Hollywood y regresar a Europa.

En ese exilio de vida y de profesión fue contactado por el director francés Francois Truffaut (genial y sensible como nadie)  para el que compuso la música de las películas: La novia vestida de negro y Fahrenheit 451.  Más tarde trabajó para el cine inglés con títulos como Night Digger y Nervios Rotos.

descargaimages (10)

Ya casi al final de su vida, Brian de Palma le llamó para que compusiera la música de su película: Hermanas, y más tarde, Obsesión (una de sus mejores composiciones).

Finalmente, en 1975, Martin Scorsese le pidió la música para otra obra maestra del cine: Taxi Driver.

images (15)descarga (2)

Bermard Herrmann falleció en Nueva York el 24 de diciembre de 1975, apenas unas horas después de terminar la grabación de la B.S.O. de Taxi Driver.

***********************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s