JULIE HARRIS Y BERNADETTE LAFONT: Dos actrices del teatro y el cine, por Francesc Mazón Camats

JulieH AB. Lafont BBB

Desde la confirmación del cine como espectáculo de masas en competencia con el milenario teatro, se crearán dos tipologías de actores-actrices: los puramente teatrales, ajenos a lo cinematográfico y los productos del Star System. Algunos renunciaron al cine, considerándolo una manifestación menor, “bastarda” .Otros fueron considerados no fotogénicos, anodinos para el ojo de la cámara. Se buscaron hombres y mujeres bellos, atractivos  que captaban la magia de la luz, aunque desconocían las mínimas técnicas dramáticas. La industria cinematográfica de las grandes compañías creará entorno a ellos un sofisticado sistema: el glamour  que los convertirá en dioses-diosas de la pantalla.

Ni se nos ocurre pensar en Greta Garbo o Gary Cooper encima de un escenario. De la misma forma que Sybil Thorndike, Peggy Ashcroft , John Gielgud o Paul Scofield fueron reinas y reyes absolutos de la escena y tan solo aptos como secundarios de lujo o actores de carácter.

Otros rompieron esa barrera invisible y trabajaron en ambos medios,  modificando sus técnicas interpretativas. Lillian Gish, la pionera, la  primera dama del cine mudo, la que creó las bases y estilo de interpretación cinematográfico, fue rechazada por la Metro en los años treinta, como alguien pasado de moda. Poco después triunfó plenamente en el teatro de Broadway con su Ofelia de Hamlet junto a Gielgud. Más tarde volvió al cine con una obra maestra de Charles Laughton ,“La Noche del Cazador”.

lillian-gish-Lliris1TioVania2

Michael Redgrave alcanzó el éxito en el cine de los  30s y 40s como  “matinee idol”, sin abandonar nunca su extraordinaria carrera teatral. En cambio, James Mason, su contemporáneo y quizás el mejor actor de la segunda mitad del siglo XX, fue considerado siempre un actor exclusivamente cinematográfico.

En nuestro país, esa barrera invisible ha sido siempre impenetrable, especialmente para las actrices. Las grandes damas teatrales, rara vez se consideraron aptas para el cine. Mary Carrillo, Núria Espert, las maravillosas hermanas Irene y Júlia Gutiérrez Caba, o las injustamente olvidadas Berta Riaza y Margarita Lozano. Por no hablar de fascinantes raras avis como Anna Maria Noé o Mayrata O’ Wisiedo, entre tantas otras.

Este verano, nos dejaron dos damas que ejemplifican esa polaridad: Julie Harris y Bernadette Lafont. Dos actrices bien opuestas: la primera, pequeña, frágil y compleja, muy Actors Studio. La otra, rotunda mediterránea y muy vital.

Julie Harris fue siempre una actriz de teatro. En Broadway, donde se consagró en 1950, con un  papel-desafío, la adolescente Frankie, de doce años cuando ella tenía ya unos veinticinco en “The Member of the Wedding” basada en la novela de Carson McCullers (en Barcelona fue otra grande del teatro, Amparo Baró quién lo estrenó en el pequeño Candilejas). A mediados de los años 60, la añorada UHF (2ª cadena de TVE) inesperada filmoteca casera de toda una generación (la mía) la estrenó en su versión para el cine, dirigida por Fred Zinnemann en 1952. Dicha versión mantenía el sensacional trío de actores teatrales: Julie, Ethel Waters y el niño Brandon DeWilde.

JulieMember-Wedding3MemberWTH4MemberFilm5EthelCarsonJulieTh.6

Descubrí fascinado a una actriz que de forma muy desordenada fui conociendo en la misma época. Su papel de Abra en “Al Este del Edén”, donde curiosamente su interpretación era la más matizada y sensible, frente a los tics y amaneramientos de sus sobrevalorados compañeros  de reparto. Siguiendo con el desorden cronológico la  volví a ver poco después en 1967, en “Harper, Investigador Privado” un neothriller de reparto estelar encabezado por Paul Newman; Julie estaba, magnífica como decadente cantante de Blues yonqui, pero su carrera en cine se empezaba a diluir en secundarias de lujo.

JulieHjamesD7harper8julieHHarper9

La censura implacable de la época, prohibió otras pequeñas joyas cinéfilas como “I am a Camera”1955 la primera Sally  Bowles, que ella había estrenado también en teatro o su apogeo dramático en “Reflejos en un Ojo Dorado”1967 de John Huston basado en la obra de Carson MacCullers. En él, Julie robaba todas las escenas del film al complejo y abigarrado quinteto  de actores (Marlon Brando, Liz Taylor, Brian Keith, Robert Forster).

CAMERAjulie10IamCamera11IamCamera12reflectionsgoldenEye-13

Pero su pedestal está en el teatro americano, reina indiscutible con cinco Tony’s en su haber (de 10 nominaciones) y memoria de una extensa galería de personajes : Julieta, Ofelia, Frankie , la Alondra, Emily Dickinson, Amanda Wingfield…

LaAlondra14JulieHTime15

Palidece un poco, en comparación, la carrera de Bernadette Lafont, musa menor, pero muy querida de la Nouvelle Vague, en Francia y también en la Barcelona de la época, donde se celebraba anualmente una Semana del Cine Francés. Para muchos su sensual presencia en los primeros films de Truffaut, o Chabrol fue inolvidable. Procedía del mundo de la danza y su estilo natural, alegre y desinhibido, su “ joie de vivre” , la hacían más cercana, como una compañera de viaje en un mundo en revolución. 

58lebeauserge17les bonnes femmes18

Creo que fue más tarde, con un film menor, pero muy popular “La Fiancée du Pirate “ Nelly Kaplan 1969, donde se creó en Francia, un pequeño culto entorno a la actriz. El año 1974 en el festival de Cannes, estalló el escándalo de “La Maman et La Putain” de Jean Eustache, absoluto film de culto, fascinante, extraño e insoportable retrato del naufragio generacional, después de tantas batallas, de los jóvenes sesentayochistas.

Fianceepirate19mamanputain20laMamalaPuta21kinopoisk.ru

Su carrera en el cine, muy extensa y algo anárquica, incluye trabajos en Barcelona en algunos  films y series para TV (Pepe Carvalho), pero su film testamento “Le Skylab” del 2011 de Julie Delpy, junto a otra grande Emmanuelle Riva, supone un digno final.

le-skylab-22

En sus respectivos países han sido homenajeadas y respetadas. A diferencia del nuestro, donde frecuentemente nuestros grandes del Cine y sobre todo del Teatro, son abandonados a la desidia y el olvido.

******************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores y de la colección fotográfica particular de Francesc Mazón Camats.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s