CANÍBAL (Dir. Manuel Martín Cuenca), por Francesc Mazón Camats

Caníbal-Foto-película-4215-timthumb (4)timthumb (2)timthumb

Bajo un título tan explícito, pero quizás también algo disuasivo, se acaba de estrenar una de las mejores películas de la temporada.

El film se abre con la secuencia de créditos más original, hermosa, intrigante  y atmosférica que recuerdo del cine español. Es de noche, una gasolinera desierta de una carretera secundaria, una pareja joven de aspecto extranjero hablan, quizás discuten; parece una de esas inquietantes pinturas de Edward Hopper, silencio, vacio… Suben al coche, se alejan y entonces observamos  el reflejo en una guantera de alguien, un depredador al acecho los vigila… acabará con ellos.

Descubriremos lentamente que estamos muy lejos de lo que el título podría sugerir. No, no es un gore, tampoco un film de psicokillers  al uso. Estamos ante un retrato muy complejo de un monstruo tranquilo y cercano. Plagado de referencias, algunas explicitas, otras no tanto: la relación entre el último gran TABÚ – la antropofagia- con la religión católica, sus rituales y su imaginería: comer el cuerpo del Amado/a, beber su sangre, la liturgia de la Comunión, la iconografía de los pasos procesionales, Cristos yacentes, cuerpos desnudos que se ofrecen en un sacrificio ritual.

También  la oscura pulsión necrófila, EROS/THANATOS (sexo y muerte) tan querida por los maestros Buñuel- Viridiana y Hitchcock-Vértigo (De entre los muertos, como se llamó en España)

O su ya explícito homenaje en Pippermint Frappe de Carlos Saura.

También aquí la mujer es dual, son dos (una pelirroja y una morena)

Una muerta y otra viva, extranjeras supervivientes o desaparecidas en un país hostil, una Andalucía invernal y helada, de gentes silenciosas, ordenadas, a diferencia de los gritos/ discusiones de esos inmigrantes. De forma curiosa, todas las víctimas son extranjeras, están de paso, extrañas y deseables, comunicativas (a pesar de la dificultad idiomática ) ante el silencio o la parquedad de los nuestros.

Nuestro Monstruo es alguien de apariencia normal, anodino, un sastre pulcro y ordenado, un buen vecino y posible ciudadano ejemplar, pero en su nevera solo hay carne, mucha carne, perfectamente cortada, preparada y ordenada. Uno más de esa Mayoría silenciosa, tan querida por algunos. La Banalidad del Mal, en palabras del director, que ha querido huir de la trivialización de la violencia y la sangre tan usual desgraciadamente, hoy día.

La ausencia del sentimiento de culpa, tan común en los países surgidos de dictaduras totalitarias y la necesidad de confesión que borre nuestros pecados… hasta cometer los próximos.

Una sobria y matizada interpretación de Antonio de la Torre y Olimpia Melinte, magnífica fotografía de Pau Esteve Birba, premiada en el 61 Zinemaldia y un soberbio uso del sonido/silencio de Eva Valiño, que nos inquieta y produce mayor desasosiego que las músicas conductivas de imitadores del maestro Bernard Herrmann.

Un film que permanece en nuestra memoria, días después de su visionado. Vayan a verlo, no esperen a que se convierta en un film de Culto, como algunos de sus referentes, perfectamente integrados por el autor Manuel Martín Cuenca, de quien seguro, seguiremos hablando.

IMG_3343IMG_3356IMG_3350IMG_3348

******************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías oficiales de la película  insertadas en este post son propiedad de MOD PRODUCCIONES y LA LOMA BLANCA Producciones Cinematográficas.

Las fotografías de la rueda de prensa – celebrada el lunes 23-09-2013 –  en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s