LA MIRADA DEL AMOR (Dir. Arie Posin), por Yolanda Aguas

descargaimages (1)images (3)images (7)

“The face of love” (La mirada del amor), inauguraba la sección PERLAS de la pasada 61 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.  Es una película que aparentemente desarrolla una historia de amor, pero cuando finalizó la proyección comprobamos que es mucho más que eso.

La protagonista (interpretada magistralmente por Annette Bening) pierde a su marido de forma trágica y cinco años después se enamora a primera vista de un hombre muy atractivo (Ed Harris, con la presencia potente a la que nos tiene acostumbrados) que resulta ser casi idéntico físicamente al amor perdido.  Consigue entablar conversación con él y, poco a poco, ambos se van acercando hasta crear entre ellos una complicidad amorosa por la que ambos apuestan. Todo sería casi perfecto si no fuera porque él no sabe nada de lo que la animó a ella a acercarse. Es entonces cuando el personaje interpretado por Bening decide involucrarse en una nueva relación pensando que ha llegado a su vida una especie de reencarnación de su marido muerto.  Todo ello conlleva la reacción de su hija y de un vecino que está enamorado de ella (Robin Williams).

Este es el punto fuerte del guión y de una película en la que su director, el israelí Arie Posin “Historia de un secuestro” le reserva a Annette Bening algunas conmovedoras frases que van directamente al corazón.

La magnífica actriz Annette Bening, una intérprete que llegó relativamente tarde al cine tras muchos años de trabajo en los escenarios teatrales, es la protagonista de este drama romántico.  Ed Harris, coprotagonista del filme, es uno de los motivos por los que Annette Bening aceptó el papel, con el que suma uno más a la lista de personajes de mujeres independientes y complejas, que tan poco habituales son en el Hollywood de hoy. El filme está escrito y dirigido por Arie Posin.

IMG_3150IMG_3158

“La mirada del amor” no es sólo una historia de amor o de pérdida, en realidad son ambas cosas a la vez.  Es una historia de duelo y obsesión, de sacar fuerzas para seguir viviendo con ilusión.  Cuando se transita en la vida por un largo período de duelo, la pasión (una nueva) puede ayudar a mitigar el dolor. En el caso que nos ocupa, la protagonista no es muy consciente del nivel de duelo que tiene.

El director del film, Arie Posin, se basó en la historia de su propia madre.  Annette Bening manifestó que “la historia familiar de Arie es muy interesante y, por eso quizás es tan poderosa la película. Mi personaje es el de una mujer que ha vivido y ha sufrido el dolor, pero que no es sentimental”.

Otro de los aspecto fundamentales en esta película, es la presencia de uno de los mejores actores del Hollywood “más crítico con el sistema”, el gran Ed Harris.  Fue decisivo para que Annette Bening aceptara incorporarse a este proyecto. Estaba convencida que trabajar con él iba a significar que “todo iría muy bien”.  La implicación con este personaje por parte de Bening fue total, hasta el punto de: “me influyó el que la historia tuviera para mí muchas intrigas y hablar de una relación que me hacía pensar. Era como una pregunta que necesitaba contestarme. Es una historia única, intrigante, conmovedora. Es como si la hubiera seguido la vida”.

El papel protagonista femenino es un bombón para una actriz, más en el difícil mundo del cine, que ya no es joven: Antes vivía en Los Ángeles  y veía todo el tiempo el lado del negocio y aprendí  a no valorar todo el rato y a que no me afectara demasiado todo, porque sé que es muy comercial. Ahora es un momento en que el control lo toma la tecnología y, por supuesto, el dinero.  Ellos, Hollywood, necesitan proyectos que reflejen lo que quieren retratar. En  medio de ese panorama, encontrar personajes femeninos interesantes, complejos… es dificilísimo. Yo me siento muy afortunada por tener los papeles que he tenido. Encontrar hoy, en medio del panorama de  Hollywood, personaje femeninos interesantes, complejos… es dificilísimo”.

Como mujer inteligente que es, reflexiona con sabiduría sobre su trabajo: “Antes pensaba que cuanto más ensayabas, más puntos ganabas respecto del personaje. Pero ahora me doy cuenta de que lo más útil, lo más jugoso, es la intuición. Pero todo tiene que ver con la edad. A mis años miras el pasado de otra forma, las cosas cambian a medida que nosotros mismos nos transformamos y nosotros cambiamos mucho con la experiencia. Aparte de eso, para mí es importante investigar la cultura y la situación de los personajes”.

IMG_3165IMG_3174

Disfrutamos mucho cuando vimos esta película – en su estreno en España – durante el pasado certamen de cine de San Sebastián.  La película tiene momentos inolvidables, principalmente cuando la cámara se enamora del hermoso rostro de Annette Bening, rostro que comienza a mostrar las huellas del paso del tiempo y que enseña a apreciar – todavía más – su infinito talento como actriz.

Una delicia, no se pierdan esta película.

***********************************************************************************************

NOTA:

1.- Las fotografías oficiales de la película son propiedad de sus autores.

2.- Las fotografías de Annette Bening y Arie Posin en el interior y la salida del Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián, así como de la Alfombra Roja de la Gala de Inauguración de la 61 Ed. Festival de Cine de San Sebastián son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s