JULIA (Dir. Fred Zinnermann), por Yolanda Aguas

De vez en cuando, muy de vez en cuando…, hay películas que se quedan grabadas en nuestra cabeza y con el paso del tiempo siguen tocando nuestro corazón.

Ésta es una de ellas…

19049676.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx32408695julia-

Fred Zinnerman, director experto en la dirección de actores, tenía 69 años cuando dirigió este precioso film basado en un capítulo de uno de los libros autobiográficos de Lilliam HellmanPENTIMENTO.   En ese libro, hay un capítulo titulado: JULIA (la historia de amistad/amor que Lilliam mantuvo durante los primeros 30 años de su vida con su mejor amiga de la infancia, una rica aristócrata que murió en Viena asesinada por los nazis).

Zinnerman manifestó cuando comenzó a trabajar en la pre-producción de la película: “Lo que me atraía de la historia era el estudio del carácter de estas dos mujeres y la relación entre ambos caracteres.  Para mí, lo importante era la posibilidad de mostrar el nacimiento del fascismo en la Europa central, del que yo fui testigo cuando era joven”.

El rodaje de esta película se inició en septiembre de 1976 en Inglaterra y, posteriormente, en Francia, prolongándose durante 3 meses y medio.      La idea original nació de un importante productor de la 20th Century Fox, Richard Roth, quien pensó que sería un éxito seguro realizar una película de mujeres en uno de los momentos más importantes del feminismo.   Compró los derechos sobre la novela de la dramaturga y novelista progresista Lillian Hellman, compañera sentimental del escritor de novela negra Dashiell Hammett (El Halcón maltés), y consiguió que dos grandes actrices accedieran a trabajar juntas: VANESSA REDGRAVE (Julia)  y JANE FONDA (Lilly).    El resultado fue increíblemente bueno:   11 nominaciones y 3 Óscars.

holbrook-fonda-zinnemannimages77189-050-80D270A0

Contó además con la maravillosa música de Georges Delerue y la fotografía de Douglas Slocombre.

La autora de la novela, Lillian Hellman (Nueva York, 1906 – Boston, 1984) fue una célebre escritora- guionista (“La jauría humana”), dramaturga  (“La Calumnia” o “La Loba”) fueron llevabas también al cine con gran éxito.  Apoyó a la República española durante nuestra guerra civil y se enfrentó al “maccarthysmo”.  Estuvo unida sentimentalmente al escritor Dashiell Hammett hasta la muerte del mismo en 1961.  Se enfrentó también a los tribunales de la “caza de brujas” con una famosa frase:  “No puedo ni quiero sacrificar mi conciencia a las exigencias de la moda de este año”.    Su vida, digna de ser llevada al cine, quedó detallada en tres volúmenes autobiográficos: “Pentimento”, “La mujer inacabada” (centrada en sus experiencias durante la guerra civil española) y “Tiempo de Canallas” (que narraba todo lo acontecido en la famosa caza de brujas del general McCarthy).  Lilliam era una mujer de fuerte carácter, físico algo difícil y una nariz importante, por lo que inicialmente puso algún que otro reparo a la elección de Jane Fonda para que la interpretara en la pantalla: “Yo no soy tan guapa como Jane Fonda” al mismo tiempo que  recriminó a ésta un gesto que se le achaca a ella y que la actriz hace en la ficción: tirar una máquina de escribir por la ventana en un momento en que no le salían las ideas.  “Yo nunca hubiera hecho algo así con mi herramienta de trabajo”.

pentimentocoverimg-lilian-hellman_141637717128.jpg_article_singleimage

JANE FONDA había tanteado meses atrás a VANESSA REDGRAVE para trabajar juntas precisamente llevando al cine la vida de HELLMAN, de modo que este proyecto llegó en el momento justo.   Jane Fonda, disfrutó enormemente ejercitando sus ideas feministas como respuesta a la moda en Hollywood de las parejas de actores que tanto éxito tenían aquellos años en el cine: “Ya era hora de poder interpretar escenas con otra mujer.  El público podrá ver una película sobre dos mujeres que piensan y se preocupan la una por la otra, en lugar de estar definidas en función de su relación con un hombre”.

Como era habitual en ella, para preparar su papel fue a visitar a la autora a su casa de Massachusets, la escuchó hablar y aprendió varios detalles como su forma de sentarse o cruzar las piernas, e incluso algunas expresiones curiosas.   También la forma de fumar y de beber de la escritora y algunas costumbres más que la actriz suavizó en el film.

giulia_jane_fonda_fred_zinnemann_015_jpg_xyadJulia 6 (1)1653502,yp+T7PMY5lKvdiJRNP2232rRcIxVh8A_S7N9IsWuz4QEwaEPZZrjpU+rJbihmueTTpJCTKIusJ0qmDEDRKo4WA==

Vanessa Redgrave y Jane Fonda se hicieron muy amigas durante el rodaje, aunque Jane no compartía las ideas políticas de Vanessa.  Jane dijo entonces: “Yo soy una demócrata progresista y ella una trotskista no muy amiga del Estado de Israel, así que evitamos hablar de política”.

Para completar las excelencias de esta maravillosa película, no podemos dejar de reflejar que la misma supuso el debut en el cine de la que hoy en día está considerada la mejor actriz de la Historia del Cine: MERYL STREEP.    Fue un papel muy pequeño, pero suficiente para que sea digno de mención.   Ésta fue precisamente una de las dos preguntas que yo pude formular a Meryl Streep durante la rueda de prensa que ella ofreció en el año 2008 en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, donde le entregaron el prestigioso Premio Donostia.

images (1)

Para Meryl esta película es doblemente importante: por su debut en el cine y porque conoció a la que hoy es una de sus mejores amigas: Vanessa Redgrave, actriz con la que ha trabajado en tres ocasiones.

No puedo detallar todo el argumento de la película, nunca he sabido “contar” una película, y si soy sincera tampoco quiero hacerlo.  Sólo decir que es uno de los mejores retratos psicológicos de todo el cine de Hollywood.

Me gustaría, eso sí, hacer una especial mención a la que es la escena más hermosa de todo el film:  el último encuentro de las dos amigas (antes de la muerte de Julia).  Con qué pocas frases se puede definir el alcance de una intensa amistad.  Y cómo olvidar lo que le dice Julia a Lilly:

Julia:  -¿Eres una mujer de tan mal genio como cuando eras niña?

Lilly: – Así lo creo, intento no ser así, pero la realidad es ésta.

Julia: – ¿Por qué intentas no ser así?

Lilly: – Si vivieras a mi alrededor, no lo preguntarías.

Julia:  – Siempre me ha gustado tu mal genio, no permitas que nadie lo reprima.

julia3julia2juliarev

La silueta que aparece en la barca, en el plano final, es la de la propia Jane Fonda.  En esa escena ella pronuncia las palabras del prólogo del libro de Lilliam Hellman:

La antigua pintura al óleo, al correr el tiempo, en ocasiones pasa a ser transparente.  Cuando esto sucede, es posible, en algunos cuadros, ver los trazos originales: aparecerá un árbol a través del vestido de una mujer, un niño abre paso a un perro, un barco grande ya no se ve en un mar abierto.  A esto se le llama <<pentimento>> porque el pintor se  <<arrepintió>>, cambió de idea”.

https://www.youtube.com/watch?v=TFYpPphM5w8

Esta ha sido mi pequeño homenaje a una película grandiosa, que todavía hoy (quizá más que cuando la vi a mis 17 años) me conmueve profundamente y que procuro compartir con las personas que son importantes para mí.

61750-050-AE497162179842_1images (3)

 

(c)  Las fotografías que aparecen en este post son propiedad de sus autores:  20th Century Fox.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s