PETIT PIERRE (Dir. Carles Alfaro), por Yolanda Aguas

4+6+

¡Qué maravilla¡  Permítanme comenzar con esta precisa exclamación por la gran noche de teatro vivida el pasado viernes 23 de mayo en el Teatro Arbolé de Zaragoza.

Una velada de teatro que demuestra una verdad absoluta: casi siempre lo más simple es lo más grande.  Pero que el término simple no confunda, detrás de este fantástico montaje hay una labor impecable de Diseño espacio escénico, Realización espacio escénico y Elementos de tracción mecánica. De lo mejor que he visto en mis muchos años de espectadora teatral.

La obra está escrita por la autora canadiense Suzanne Lebeau, dedicada al teatro desde su juventud, cuyas obras son una decidida y arriesgada propuesta de renovación del lenguaje y los contenidos dirigidos al público juvenil.   Para Adriana Ozores, Lebeau “es una mujer de gran calado y conciencia con la educación de los niños, sin embargo el tipo de educación que promueve no es nada suave, pues es la antítesis del ocultismo y la apuesta decidida por contar a los pequeños la realidad tal como es, sin edulcorantes para que conozcan la realidad”.

Tras tres años de ausencia en la escena teatral, la extraordinaria actriz regresa a los escenarios con esta obra y lo hace debutando con una compañía, Bambalina Teatre Practicable de Valencia, de la que solo expresa halagos “La experiencia ha sido maravillosa. La gente de la compañía es de las pocas que trabajan por amor al arte hoy en día, porque respetan lo artístico por encima de otras consideraciones”.

La obra se basa en la historia real de Pierre Avezard (interpretado admirablemente por Jaume Policarpo), un granjero francés discapacitado que durante 40 años elaboró un mundo paralelo, aislado de las tremendas convulsiones que sacudieron la Europa del siglo XX, y poblado por pequeños seres de hojalata articulados que giran en torno a un enorme carrusel.

La obra cuenta con una escenografía increíble diseñada por el propio Jaume Policarpo, y una bellísima iluminación de Víctor Antón.   Cuentan con la dirección del gran Carles Alfaro, prestigioso director teatral.

Una obra que me trajo el recuerdo, ya en sus primeros minutos, de la estupenda novela “La Voz Melodiosa” de la inolvidable escritora catalana Montserrat Roig.  En esa novela, el personaje protagonista vivía una situación similar a Petit Pierre, Alpargata – el protagonista de Roig – vivía aislado desde niño en un piso de Barcelona, protegido por su abuelo,  y sólo salía por la noche – ya adulto – para tumbarse en los jardines a contemplar las estrellas.

Hay un momento en que los dos protagonistas de “Petit Pierre” alzan la mirada para hablarle a Dios… y en ese preciso instante pensé que ésa era otra forma de “contemplar las estrellas”.  Escena bellísima, por la iluminación de Víctor Antón, por la ternura que desprende la interpretación de Jaume Policarpo y por la precisa y preciosa dicción de Adriana Ozores, una actriz que nunca debería alejarse de los escenarios porque emociona infinitamente.

¡Gran velada de teatro, de las mejores que he vivido¡

5+1+

***************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s