DIANA VREELAND: Al paso, al trote, AL GALOPE…, por Francesc Mazón Camats

64

Todo en el pequeño Teatre Akadèmia de Barcelona sugiere que vamos a vivir una velada de teatro inolvidable.

Diana Vreeland nos recibe en su apartamento neoyorkino de Park Avenue, en un fascinante salón decorado en rojo (como en una de las míticas escenas del muy glamouroso Vincente Minelli). Una divina, desesperada, disparatada y finalmente desencadenada Diana va a hablarnos de todo, de todos… de ella. Acaba de volver de Europa (Londres, Milán, Madrid, París…), donde había escapado para no afrontar la cruda realidad: despedida, descabalgada de su trono de suma sacerdotisa de la moda. Habla sin parar, como dijo su contemporáneo Truman Capote en una extraña mezcla de la duquesa de Windsor y un chofer de taxi neoyorquino, intentado evitar otra dramática realidad, está sin blanca, no sabe qué hacer con su futuro.

Un monólogo vertiginoso y aparentemente caótico que salta del presente al pasado, de su trabajo, donde se mezcla frivolidad y arte, de su familia, su niñez, llena de exquisitez y extravagancia Sus conocidos… nombres, muchos nombres. Me recordó la maravillosa secuencia del musical “The Bells are ringing” de Minelli, donde una pobre mindundi de Brooklyn es invitada a una exquisita fiesta en el Upper East Side, donde todos los invitados recitaban con las inimitables rimas de Cole Porter (otro exquisito) el quien es quien de lo más in del momento, a lo que nuestra pobre Judy Holliday respondía invariablemente: Rin Tin Tin.

unnamedunnamed (2)unnamed (4)

Diana Vreeland fue la divina reina, casi mejor Zarina/tirana  del mundo de la moda, del diseño, del estilo… a lo largo de cuatro largas décadas. Impuso a fotógrafos, modelos, modistos o diseñadores y sobre todo a sí misma. Fue amada, imitada y caricaturizada con mal disimulada envidia que se acercaba a veces al odio. En “Funny Face” 1957 de Stanley Donnen, bajo la máscara de la temible editora de moda Maggie Prescott, la maravillosa Kay Thompson. Una década más tarde, en 1967 en “Qui êtes-vous Polly Maggoo?” de William Klein, con el aspecto más surrealista, de la autoritaria Miss Maxwell/Grayson Hall. Hoy día su posible discípula, podría ser Anna Wintour, pero la distancia es abismal.

https://www.youtube.com/watch?v=eB5ipZMS4kw

Sólo Carme Elias in the top, podía ser  – en la actual escena teatral – esa criatura mítica, elegante, sarcástica, fascinante y a ratos imposible, insoportable. Carme lucha con un texto endiablado, auténtica montaña rusa, donde cabe todo, lo dramático, lo cómico, lo caricaturesco o lo patético.

En un hermoso y abigarrado decorado de Ramón Ivars  que pretende captar la atmósfera que la rodeaba. La Elias es capaz de pasar en minutos de la altivez a la vulnerabilidad.

Consigue algo muy difícil, hacernos creer que ella puede ser el patito feo que impuso su imagen a golpe de talento y personalidad, incluso cuando nuestra divina recuerda con irónica amargura las crueles palabras de su madre: “Es lamentable que tengas una hermana tan guapa y que tú le tengas estos celos terribles. Y eso por descontado es lo que te hace tan absolutamente intratable”. Su fascinante madre la llamaba “Mon affreux petit monstre”.

Carme Elias está maravillosa tanto en el registro cómico como cuando habla de sus recuerdos de una impagable familia real española.   Magnífica en el dramático, cuando escenifica el final trágico/majestuoso de la emperatriz Elizabeth/Sissi, deliciosa mimando las danzas de la Paulova o Nijinski y conmovedora cuando explica el patético final de su adorado esposo.

Una de las interpretaciones más completas y emocionantes de la Elias, con la que añade una nueva perla a su corona.

123587

(Diversos detalles del magnífico trabajo de Ramón Ivars – en la fotografía saludando junto a Carme -).

********************************************************************************************************

NOTAS:

Las fotografías insertadas en este post son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Las fotografías insertadas de las tres películas mencionadas, son propiedad de la colección privada de FRANCESC MAZÓN CAMATS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s