CAMA ADENTRO / SEÑORA BEBA (Dir. Jorge Caggero), por Yolanda Aguas

images (5)img00821

CAMA ADENTRO / SEÑORA BEBA de Jorge Caggero, es una película que vimos en la sección ZABALTEGI del Festival Internacional de Cine de San Sebastián del año 2004.

Beba (Norma Aleandro) es una señora de clase media-alta en decadencia, y Dora (Norma Argentina) es su empleada doméstica desde hace 30 años. Cuando Beba ya no puede pagarle el sueldo, los códigos de su relación sufrirán un giro absoluto.

Con un privilegiado origen de clase alta, la señora Beba no atraviesa una buena época (económica y personal). Dueña de un piso en el elegante barrio de Belgrano, todavía posee algunas joyas, ciertas costumbres difíciles de sostener y una sirvienta, Dora, que trabaja con ella desde hace treinta años y a quien ahora ya no puede pagarle su salario mes a mes.

La relación entre ambas mujeres, marcada por la diferencia de clase y de educación, por una mezcla de amor-odio y por la complicidad y el entendimiento nacidos de varias décadas de convivencia, va mucho más allá de lo meramente laboral. Sin embargo, Dora, que durante este tiempo ha conseguido construir su pequeña y humilde casa en los suburbios, donde tiene su pareja de fin de semana, Miguel, ya no soporta esta situación y está dispuesta a irse. Aunque las dos mujeres parecen necesitarse mutuamente.

La película está ambientada en el Buenos Aires de noviembre del 2001, cuando el famoso corralito  terminó con la caída del gobierno, Cama adentro/Señora Beba, muestra los efectos de la crisis económica sobre la clase media acomodada, la que ve que se están perdiendo sus privilegios y su capacidad de consumo y no sabe cómo reaccionar.

Sin saber cómo, la señora Beba pierde su posición social: tuvo un marido Víctor (Marcos Mundstock, de Les Luthiers) que sobrevive vendiendo artículos de golf; tiene una hija que vive en España, pero que pocas veces se acuerda de ella; se reúne con sus viejas amigas para el bridge de los viernes, pero el whisky importado ha sido sustituido por el nacional, aunque Dora rellena las botellas, a escondidas de la Sra. Beba, para evitar en lo posible esa vergüenza.

imagesimages (7)images (3)images (1)

A lo largo del filme, somos testigos de la transformación de una Beba elegante, impecable, nerviosa, tratando de vender unas porcelanas de calidad a nombre de una supuesta amiga. Posteriormente intentará vender cosméticos entre sus conocidas, también sin éxito, creemos porque ni ella misma se cree lo que está haciendo. Le cortarán la luz y el teléfono por impago, y, nos damos cuenta casi antes que la protagonista, que es y será incapaz de encontrar la forma de superar esa situación.

La caótica situación que atraviesa la Sra. Beba también afecta a Dora.  Sufre los efectos de la crisis, en primer lugar, porque la señora Beba no le paga, e incluso le pide prestado. Pero para esta mujer que siempre ha sido sirvienta desde hace treinta años, la vida nunca ha sido fácil. Y las dificultades actuales no tienen una gran diferencia con las anteriores.  Dora sí es capaz de enfrentar la problemática de la vida y no sólo eso, es capaz de vencerla y sobrevivir.

Todas estas dificultades que están atravesando ambas mujeres hacen más evidente la profunda relación que las une. Evidenciándolo con pequeños detalles, con gestos y con silencios, esta relación está basada en una necesidad mutua, desarrollada a lo largo de los años, en los que las dos mujeres aprendieron a comprenderse y soportarse.

Una película magnífica que nos dejó una sensación hermosa que todavía perdura.

EL DIRECTOR:

Hasta llegar a dirigir Señora Beba (Cama Adentro), su director, Jorge Gaggero, estudió cine en el Centro de Experimentación y Realización Cinematográfica de Buenos Aires. En 1996 escribió y dirigió el corto “Ojos de Fuego”. En 1997 ganó la Beca Fulbright para estudiar en el American Film Institute, y allí dirigió “El Mar Secreto” (The Secret Sea) y “Un Pedazo de Tierra”. Y como guionista escribió la adaptación al cine de la novela “Wild Life”, del premio Pullitzer Richar Ford.  Su regreso a Argentina significó escribir y realizar su ópera prima, esta magnífica historia de amistad y respeto entre dos mujeres.

“Una de las cosas que quise hacer en esta película es explorar la historia de dos mujeres provenientes de culturas diferentes, dos mujeres arraigadas en sus mutuos prejuicios de clase, pero unidas por la experiencia de tener que convivir tres décadas bajo el mismo techo. 

A través de este guion, traté de abordar mis propias inquietudes sobre la crisis económica y cultural de mi país y preguntarme en qué medida un desmoronamiento tan significativo como el que se dio en la Argentina en los últimos años puede suscitar un cambio o una liberación en la manera en que se relacionan las personas.

Me interesa que esas inquietudes puedan alcanzar al espectador, contaminándose con sus propias experiencias y estimulándolo a indagar adentro suyo por alguna respuesta. No se si lo he logrado. A veces veo la película y me resulta demasiado optimista y me pregunto si realmente los seres humanos de distintos grupos sociales pueden llegar a hacer un progreso sustancial hacia un mutuo entendimiento.

Quiero creer que sí, pero los tiempos que vivimos no nos dan tatos muy alentadores. Otros días, si embargo, siento que Beba y Dora al menos han podido acercase y eso me hace sentir la persona más optimista que puedo ser”.

*****************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s