CARLOS SAURA: Premio Luis Buñuel, por Yolanda Aguas

+3image3015++++

Carlos Saura ha sido galardonado con el prestigioso Premio Luis Buñuel en la 42 ed. Festival Internacional de Cine de Huesca.

Llegó a la ciudad de Huesca el viernes 20, acompañado por su hija pequeña – Ana, hija también de la actriz Eulalia Ramón – , y pude conversar brevemente con él en la noche del viernes.  Ya entonces se mostró entrañable y amable, más relajado quizá que cuando le entrevisté hace quince años.

En la rueda de prensa celebrada el sábado 21, Carlos Saura se mostró ilusionado con los tres proyectos que tiene previsto abordar a corto y medio plazo, que le obligarán a viajar pronto a la India y al oeste de Argentina, por lo que asegura “no tener tiempo para recordar su pasado cinematográfico”.

El proyecto más inmediato es un documental que le llevará al oeste de Argentina para rodar algunos de los ritmos musicales tradicionales de la zona como la chacarera. Pero inmediatamente quiere abordar otro proyecto que le llevará a la región india de Rajasthan, de donde “se cuenta que proceden los gitanos”.

El tercer proyecto al que se refirió Saura es una ambiciosa producción por la que el cineasta siente un profundo afecto, pero que se ha visto afectada por avatares diversos que le han hecho acumular más de dos años de retraso, la película 33 días.

image3037+++++++++++image2993 +++

A sus 82 años, y en un tono de broma, aseguró preferir haber optado a un premio que hubiera reconocido una trayectoria “emergente”, porque su intención no es jubilarse sino continuar acometiendo proyectos. Así, subrayó que, tras más de cuarenta películas a sus espaldas, “creo que he cumplido bastante bien con el cine”, aunque precisó a renglón seguido que espera “seguir trabajando en él”.

“Yo –enfatizó– lo dejo eso para más tarde, porque no tengo ganas de jubilarme. Lo que quiero es morirme, pero rodando una película”. Además, aseguró sentir una especial emoción al visitar su ciudad natal de Huesca, donde nació unos pocos años antes de la guerra civil y donde pudo escuchar, siendo niño, los primeros bombardeos de la contienda. Él mismo ha asegurado considerarse un “niño de la guerra”, ya que el trabajo de su padre, secretario del Ministerio de Finanzas del gobierno republicano de entonces, le llevó a escuchar bombardeos en Valencia, Madrid y Barcelona. “Por eso –señaló–, una de mis obsesiones en mis películas ha sido la guerra civil, que por mucho que se quiera es difícil de olvidar”.

El director aseguró que en muchas ocasiones le hacen hablar del pasado y de las primeras películas que rodó, aunque cree que eso le exige “mucho esfuerzo” y que, en cualquier caso, “el pasado está muy bien, pero sólo como pasado, porque hay que vivir el presente”.

***********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s