DESDE BERLÍN: aromas de Bergman, por Yolanda Aguas

(Viernes, 26 de diciembre de 2014. TEATRO DE LAS ESQUINAS de Zaragoza).

“Nadie pregunta si es real o irreal,

Si tú eres verdadera o falsa.

La pregunta sólo importa en el teatro.

Y casi ni siquiera allí”.

Ingmar BERGMAN  (Persona)

001002

No tengo duda que si Bergman hubiera visto “Desde Berlín” habría querido hacer suyos los textos de Juan Cavestany, Juan Villoro y Pau Miró.  Y menos duda aún, que se habría identificado con la dirección magistral de Andrés Lima.

Lima dibuja, con la maestría de un genio del Renacimiento, el cuadro más hermoso de los últimos años en nuestra escena nacional.

La dramaturgia establece una serie de conceptos que permiten analizar el comportamiento de dos seres que viven al límite, física y emocionalmente.  La historia sugiere un componente de dependencia total que subyace de manera latente a lo largo de la función.  Pero cuidado, que este componente no difumine el profundo amor que existe entre los dos protagonistas.

Andrés Lima “que está en una época en la que aúna disciplinas y trabaja tirándose cada vez más al abismo”, confiesa su gran amiga Nathalie, junta diferentes elementos para alcanzar la inabarcable dimensión de esta propuesta teatral.   Escenografía, Vestuario, Iluminación (¡muy grandes Txema Orriols y Walter Scophervill¡), Video (Miguel Ángel Raió), magníficas imágenes en blanco y negro…

Todo funciona perfecto, “Si se ha de hacer, que se haga bien” decía nuestra añorada Anna Lizarán.

Para lograr que esta historia atrape y emocione tan inmensamente, Lima recurre al potencial dramático de dos grandes actores: Nathalie Poza (Caroline) y Pablo Derqui (Jim).

Tan jóvenes, tan maestros…

Andrej Wajda me dijo una vez que la verdadera misión de un actor es “crear la realidad”.   “Persona” y “máscara” se funden en una perfecta simbiosis.  Creo que conscientemente cada uno de nosotros desempeña un rol, y que en estos roles es donde llegamos a conocernos a nosotros mismos. Ése es el recorrido que realizan ambos personajes.

“Esta función es el viaje que hace ella hasta que se suicida.  De alguna manera, también es un acto de generosidad: para que uno sobreviva, el otro tiene que desaparecer”, así define Nathalie Poza a su Caroline.  “Es una historia triste que consigue transformar el dolor en belleza”¡Y qué belleza¡   Inolvidable la escena en la que Jim ilumina con una vela el rostro de Caroline.  Puro Bergman, again

“Jim es un chico de la calle que vive bastante al límite de todo, sin aspiraciones concretas. Aspirándolo todo pero sin tener nada en la cabeza.  Se enamora loca y obsesivamente de Caroline y ambos empiezan una relación de dependencia, de maltrato y de amor mal llevado”, así define Pablo Derqui a su personaje.

Poza-Derqui, Derqui-Poza… ¡qué desgarro, qué deslumbrantes, qué “creación de la realidad”¡

Y un  momento que emociona hasta las lágrimas por ser demasiado duro y hermoso, cuando Jim, antes de dejarla marchar,  le pregunta a Caroline: ¿Cuánto tiempo tarda la gente en morirse?, mi reina…   Su María Estuardo (que inevitablemente nos evoca la creación que Vanessa Redgrave hizo en la  película de Charles Jarrott).

Y Derqui acariciando el rostro de Poza proyectado en la pantalla, en la penumbra, en su memoria…   Puro Bergman, y esencias de “Persona”…  

Y Poza en su monólogo, conmoviendo hasta el infinito, mientras Derqui yace en la cama… 

Durante toda la función respiré aromas de Bergman, aromas que me acompañarán toda la vida…

¡Dios salve a los reyes de Berlín¡

003db 01

*******************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ,

Anuncios

2 pensamientos en “DESDE BERLÍN: aromas de Bergman, por Yolanda Aguas

  1. Gracias por descubrirnos esta obra de teatro al publico general. Los interpretes llenan el escenario, su intensidad en su dolor y alegría. Gracias de nuevo,

    • Querida Ana,
      El descubrimiento fue para nosotros también.
      La obra es perfecta, incluso cuando no lo es…
      Dirección sublime de Lima (encajando todas las piezas del puzzle: Escenografía, Iluminación, Video, Vestuario…).
      Y en el escenario dos ACTORES llenos de magia y maestría.
      ¡Fue inolvidable¡
      Gracias por tus palabras…
      Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s