MAGIA A LA LUZ DE LA LUNA (Dir. Woody Allen), por Yolanda Aguas

descargaimages (1)

Ambientada en la lujosa Costa Azul de la Francia de los años 20, Magia a la luz de la luna, de Woody Allen, es una comedia romántica que cuenta la historia de un mago (Colin Firth) que intenta desenmascarar a una médium (Emma Stone).

El hechicero chino Wei Ling Soo es uno de los magos más populares de su época, pero poca gente sabe que no existe en realidad, pues tras el disfraz del famoso mago se encuentra Stanley Crawford (Colin Firth), un personaje británico, gruñón y arrogante con el ego por las nubes que siente verdadera aversión por los falsos espiritistas que afirman poder hacer magia de verdad. Su amigo de toda la vida, Howard Burkan (Simon McBurney) le convence para que se embarquen en una misión en la Costa Azul, concretamente en la mansión de la familia Catledge. Jacki Weaver interpreta a Grace, la matriarca, y Hamish Linklater (Brice) y Erica Leerhsen (Caroline), interpretan a los hijos de ésta. Stanley se presenta allí haciéndose pasar por un hombre de negocios llamado Stanley Taplinger con el objetivo de desenmascarar a la joven vidente Sophie Baker (Emma Stone), quien se aloja en la mansión con su madre (Marcia Gay Harden). Sophie llegó a la casa Catledge porque Grace está segura de que puede ayudarla a contactar con su difunto esposo, y nada más llegar consiguió llamar la atención de Brice, quien se ha enamorado perdidamente de ella.

Cuando conoce a Sophie por primera vez, Stanley opina que es una mocosa insignificante a la que descubrirá en un santiamén y así se burlará de la credulidad de la familia. Sin embargo, para su gran sorpresa y malestar, Sophie realiza numerosas hazañas en las que consigue leer la mente y realizar otros actos sobrenaturales que desafían toda explicación racional, lo que le deja perplejo. Pronto, Stanley le confiesa a su querida tía Vanessa (Eileen Atkins) que está empezando a pensar que los poderes de Sophie podrían ser reales. De ser así, todo podría ser posible, o incluso positivo, y, todo en lo que Stanley creía firmemente se derrumbaría.

images (3)images

A continuación ocurren numerosos acontecimientos mágicos, en el más amplio sentido de la palabra, que hacen que las historias de los personajes den mil vueltas. Finalmente, Magia a la luz de la luna, consigue que todos creamos en la magia.

No era fácil para Woody Allen, tras el gran éxito de público y crítica con Blue Jasmine, la presentación de una nueva película.  No lo era, entre otros motivos porque de él siempre se esperan obras maestras.  Y cuando presenta una comedia brillante y divertida (como las últimas de su filmografía: AliceLa maldición del escorpión de JadeUn final made in Hollywood  etc,) la crítica injustamente las califica de “obras menores”.

Magia a la luz de la luna es una película deliciosa, mágica (acorde con su título) y llena de ésos momentos que nos hacen pasar dos horas inolvidables.

Cuenta, además, con la presencia de una actriz que venero: Eileen Atkins, y con eso, si me permiten decirlo, ya soy inmensamente feliz.

Una película preciosa, que disfrutarán y desearán volver a ver.

descarga (1)images (2)

*****************************************************************************************

NOTA: Las fotografías oficiales insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s