LOS LADRONES (Dir. André Techiné), por Yolanda Aguas

24Les-Voleurs-de-Andre-Techine-1996_portrait_w85851332_original

La obra del genial director ANDRÉ TECHINÉ se basa principalmente en el exquisito tratamiento al ser humano.  Ese cuidado tratamiento, obviamente, no le exime de un exhaustivo análisis en cada uno de sus comportamientos, de ahí su excelencia.

Autor de magníficas películas rodadas en la década de los noventa, como Mi estación preferida  (1993), Los juncos salvajes (1994) y Alice y Martin (1998), Techiné reunió para su obra Les voleurs (Los ladrones – 1996) a dos iconos del cine francés Catherine Deneuve y Daniel Auteil. Ambos ya habían trabajado juntos en Mi estación preferida, donde interpretaban a dos hermanos en crisis.

En Los ladrones, se unió a ellos la joven presencia de Laurence Côte para conformar un filme (digno heredero de los thrillers del mejor Melville) que le permitiera seguir indagando en los recovecos del alma humana, tan frecuentes por otra parte en su magnífica filmografía.

El cine de André Techiné no es fácil.  Es un cine que normalmente parte de un solo detalle para explicar todo un mundo.  Complejo, elegante, revelador… con guiones excelentes a los que no les falta matices precisos, y con una fuerte carga sentimental.

La historia de Los ladrones, narra el momento en que un policía, Alex (Daniel Auteuil) es la oveja blanca de una familia en la que su padre y su hermano, con el que se encuentra de vez en cuando en un pub para intercambiar ironías,  se dedican al robo y reventa de automóviles.

Una joven con cierto aire marginal, Juliette (Laurence Côte) que fue amante del ladrón y ahora se acuesta con el policía, es lo único que comparten los dos hermanos.

les-voleurs2images (4)

La estructura de la película es bastante peculiar, ya que tras el comienzo se produce una catarata de flashbacks y fashforwards que convierte borroso el tiempo presente, y se impone la sensación de que el thriller asoma al espectador a un cúmulo de conflictos íntimos que ya estaban allí desde antes, y que permanecerán una vez que haya concluido la proyección del filme.

Éste incluye un violento atraco que pondrá a prueba las lealtades policíaco-familiares de Alex, y utiliza a unos cuantos personajes como relatores en voz en off, filtrando la trama a través del tamiz de sus diversas subjetividades.

En medio de toda esta historia policíaca, aparece la figura de la profesora universitaria (Catherine Denauve en una de las mejores interpretaciones de su carrera) cuya vida da un vuelco total al enamorarse de la joven Juliette.  Vive a su lado relaciones sexuales nuevas que la llevan a una situación de codependencia peligrosa.

Se trata de una excelente muestra del mejor cine europeo, con cierto esquema de cine negro que indaga en lo efímero y lo permanente en las relaciones sexuales, la amistad, la fraternidad. Es exactamente eso que en algún momento (o en varios) de la vida puede llegar a inquietar o perturbar: el AMOR.

images (6)images (5)

**************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s