DE TAL PADRE, TAL HIJO… (Dir. Hirokazu Kore-eda), por Francesc Mazón Camats

Con motivo de la presencia del maestro japonés en la sección PERLAS del 63 ed. Festival Internacional de Cine de San Sebastián, con la proyección de su última película “Nuestra hermana pequeña”, distribuida en España por GOLEM, hemos querido “recuperar” el artículo que escribí en noviembre de 2013 cuando se estrenó en España esa joya cinematográfica que es “De tal padre, tal hijo” (Premio del Jurado en Cannes y del Público en Donostia).

img_21034UMIMACHI_DIARY_OUR_LITTLE_SISTER_Still

Mi artículo original fue éste:

También de padres e hijos habla el film de Kore-eda (Tokio 1962). Estilísticamente  muy alejado del anterior, con una soberbia utilización de la luz, la planificación y la música (las variaciones de piano Goldberg sobre Bach, un piano que se convierte en el film en instrumento de sentimientos no expresados, y también de disciplina y tortura infantil).

El director toma aquí una historia mil veces utilizada desde los clásicos hasta la actualidad, tanto en sus variantes dramáticas, como en las cómicas. De hecho el inicio me recordó poderosamente “La Vie est un long fleuve tranquille“ 1988 de Étienne Chatiliez, nada que ver.

de_tal_padre_tal_hijola-vie-est-un-long-fleuve-tranquille-

descarga (2)descarga

La anécdota de los recién nacidos cambiados en el hospital que crecerán en familias totalmente opuestas, es aquí solo el punto de partida de una historia mucho más profunda y dramática: la paternidad, los vínculos de aprendizaje, de convivencia y los de sangre; en el marco de un Japón, cada vez más dividido entre triunfadores sociales: el arquitecto protagonista que vive en un apartamento lujoso, con una sumisa  y anulada esposa. Padre y marido exigente y ausente que repite instintivamente el mismo modelo que recibió y que lo ha llevado a una negación de su capacidad para expresar y comunicar sus sentimientos.

Y al otro lado, el padre desmañado, electricista que trabaja y vive de su pequeña tienda, en un barrio modesto. Feliz y comunicativo padre de tres niños  que van a su aire. No hay aquí buenos o malos, culpables o víctimas, todos tienen sus razones, como en los films de Renoir. Incluso la teórica malvada del relato, la enfermera vengativa por su frustrada maternidad, tiene en una magnífica escena clave, hacia el final, la llave de su redención, cuando provoca inesperadamente en el protagonista, el click que abrirá la tempestad  intima de su mente y quizás su propia liberación.

La manera como Kore-eda dirige a los niños, actores fantásticos en su naturalidad y también su complejidad. La sutilidad y el tempo  calmado para explicar los sentimientos callados, encuentran en dos magníficas secuencias  su mejor expresión: el picnic familiar en la orilla del rio y la conmovedora reacción de las dos madres y al final del film, el reencuentro entre padre e hijo en esos caminos que se bifurcan y se unen. Una maravilla de film, no se lo pierdan.

image2993image3004

********************************************************************************************************

NOTAS:

Las fotografías oficiales de los films insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Las fotografías de H. Kore-eda durante su presencia en San Sebastián el año 2013, son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s