Centenario de ARTHUR MILLER: Dramaturgo del Sueño Americano, por Francesc Mazón Camats

arthur-milleresCRIPTOR5afterfallLoden

El 17 de Octubre se cumplió el centenario del nacimiento de Arthur Asher Miller, uno de los dramaturgos esenciales del teatro contemporáneo y sin duda el mejor cronista del colapso del Sueño Americano.

Incansable dramaturgo, guionista, narrador y ensayista; referencia moral y ética de la terrible crisis por la que atravesó su país desde los años 30s hasta finales del siglo pasado.

Nacido en Harlem (New York) en el seno de una familia de emigrantes judíos austríacos. Su padre, un próspero comerciante textil, se arruinó con el Crack de la bolsa de 1929 y la feroz crisis económica posterior. La adolescencia del autor se desarrolló  entre las penurias de la depresión, en el entonces barrio obrero de Brooklyn (para siempre su ciudad) . Arthur trabajó desde muy joven para ayudar a su familia y costearse sus estudios de periodismo en la Universidad de Michigan, donde conoció a su primera esposa  Mary Slattery, madre de sus hijos Jane y Robert. El reconocimiento crítico de una primera obra juvenil, lo anima a seguir la carrera teatral.

A finales de los años 30, se incorpora al Federal Theater Project de New York, impulsado por el presidente Roosevelt para dar trabajo a los círculos teatrales y artísticos. Más tarde, ya casado, continuará trabajando en diferentes proyectos radiofónicos. Consigue estrenar en Broadway, su primera obra  “Un Hombre Afortunado” 1940, fue un fracaso crítico y retirada del cartel a los pocos días. Con dos hijos y la guerra en marcha, acepta trabajos alimenticios para la radio. En 1947, se estrena “Todos eran mis Hijos” con Karl Malden y Arthur Kennedy, el reconocimiento de la crítica (ganó su primer TONY)  y el éxito de público fue inmediato, pero parte de la opinión conservadora fue feroz. En informes del  FBI, se hablaba de propaganda del Partido, otros consideraban ofensivo, este depresivo drama moral, en el momento de mayor euforia por el fin de la 2ª Guerra Mundial. Empezaba su mejor etapa como dramaturgo, también una de las más brillantes del teatro americano.

1996-the-crucible-deathofasalesman1949death of a salesmanPoster

En 1948, inició la difícil escritura del 1er acto de “ La Muerte de un Viajante” que concluye en seis semanas. Después de arduas discusiones con el productor que temía que el título (propuso llamarla ”Free and Clear”) y el pesimismo y simbolismo de la obra, supondrían un fracaso comercial. Incluso Joshua Logan, eminente director de “Picnic” y “South Pacific”, retiró parte de su inversión económica, después de un ensayo general. La noche del estreno, el 10  de Febrero de 1949,  supuso una jornada mítica en la historia de Broadway. Arthur Miller y  Elia Kazan, director escénico, esperaban el final de la obra, devorados por la ansiedad, al fondo de un palcoSe produjo un silencio sepulcral de varios minutos, nadie se movía, los actores no se atrevían a saludar, entre el silencio detectaron los sollozos de algunos espectadores, hombres mayores con los abrigos puestos se levantaban y volvían a sentarse. Algunos lloraban ya ostensiblemente. Entonces se inició una salva atronadora e interminable de aplausos, la conmoción era general. La obra se llevó los tres premios mayores teatrales de la época: El Tony( de Nuevo), el Drama Desk de la crítica y el Pulitzer. Se representó en el desaparecido Morosco Theater a lo largo de 742 sesiones. Lee J. Cobb, Mildred Dunnock, Arthur Kennedy y Cameron Mitchell, la familia Loman, se habían convertido en un mito, en el símbolo de la clase media americana, devorada por un sueño imposible.

A lo largo de los años 50s, el autor demostró que esa familia era internacional. Los sucesivos estrenos europeos confirmaron que la obra era un clásico instantáneo. En España, los sucesivos Willy Loman: Carlos Lemos, Jose Mª Rodero, Jose Luís López Vázquez,  o José Sacristán recibieron el amor conmovido del público. En el recuerdo reciente, la versión en catalán del Teatre Lliure, con los magníficos Jordi Boixaderas, Rosa Renom, Pablo Derqui y Oriol Villa, que demostraron la vigencia actual de la  obra.

1MviajanteBridgeMgambon

A este extraordinario éxito, le siguió un extraño silencio, el de la persecución o caza de brujas iniciada por el senador  Joseph McCarthy, amparado por el infausto HUAC (Casa del Comité de las Actividades Antiamericanas) un estallido de histeria y delación de la generación progresista de intelectuales y artistas crecidos durante la Gran Depresión, la mayoría amigos y conocidos de Miller. El autor atravesaba una etapa turbulenta en su primer matrimonio, se había enamorado de Marilyn Monroe. Su  respuesta a aquel tiempo de canallas, como lo llamó Lillian Hellman, fue el estreno de su nueva obra “The Crucible” – El  Crisol- en Enero de 1953, retitulada en Francia como “Las Brujas de Salem” en una versión mítica, con Simone Signoret y Yves Montand, de la que hubo versión para el cine con guión de Jean Paul Sartre. El  éxito absoluto de sus estrenos europeos, contrastó con la desigual acogida en New York. Miller había sido  llamado a testificar (se le retiró el pasaporte) por el inquisitorial tribunal,  donde algunos se negaron a declarar, otros se exiliaron en Europa y muchos  amigos  de Miller, como Kazan, Odetts o LeeJ Cobb se traicionaron, delatando a antiguos camaradas.

Fue un trauma profundo en la cultura y la sociedad americana. Miller se presentó ante el tribunal acompañado por Marilyn, ya su esposa, negándose a declarar, condenado por desacato, con multa y inclusión en las listas negras de su obra y trabajo. Su ruptura con  Elia Kazan duró diez años y tuvo una compleja respuesta. En 1955, su obra corta en clave de tragedia en verso, fue convertida en una obra teatral,  más larga “Panorama desde el Puente”, una tragedia en los muelles de New York, en un medio italoamericano, con el trasfondo de la emigración ilegal. Debe entenderse como una respuesta al film de su examigo “On the Waterfront” – La Ley del Silencio- 1954, con la que Kazan ejecutaba un acto de justificación de su vergonzosa actitud, el film fue premiado con ocho Oscars y  Elia Kazan restituido a su brillante carrera en Hollywood. El oscuro estreno de la obra de Miller en Broadway, en Septiembre de 1955, contrastó con el apoteósico recibimiento de la obra en el West End de Londres, con dirección de Peter Brooks y la mítica interpretación de Anthony Quayle como Eddie Carbone, el trágico protagonista. El mismo Brooks, dirigió la versión francesa con un espléndido Raff Vallone (que también interpretó el film dirigido por Sidney Lumet). Es quizás una de las obras más representadas del autor y posiblemente la cumbre de su mejor etapa. En los EE.UU hubo que esperar a 1965, en el Off Broadway, para su reconocimiento, 780 representaciones de un enérgico y patético Robert Duvall como Eddie.

frenchall_my_sonsLessorciersdesalemmisfitsTheCrucible1rstVers.

A este apasionante y difícil periodo, siguió otro más duro y complejo, el de su crisis y doloroso final con la Monroe, ejemplificado en su regalo de despedida, el guión de “The Misfits”- Vidas Rebeldes- 1961. Un caótico e infernal rodaje, acabado in extremis por la fuerza y el coraje de John Huston  (último film de sus tres exhaustos protagonistas Marilyn, Clarck Gable y Monty Clift). El film estrenado poco después de la muerte de Gable, es a pesar de todo, un sincero homenaje crepuscular a un Hollywood que estaba desapareciendo y sin duda la mejor interpretación dramática de Marilyn Monroe. Su matrimonio estaba acabado, durante el rodaje Arthur conoció a la fotógrafa austríaca Inge Morath, con la que se casó en 1962 y tuvo a sus hijos Daniel y Rebecca.

El inesperado, pero inevitable suicidio de la actriz, el verano de 1962, proyectó una larga   sombra de culpabilidad y negatividad en la sociedad americana. La sexual rubia tonta, la risible aspirante a actriz del Actor’s Studio, había muerto. El mito no hizo más que crecer.

Miller recibió todos los golpes, su siguiente obra “Después de la Caída” 1964, fue interpretada como un autorretrato de su destructiva relación con la actriz, el autor lo negó. Quentin y Maggie, la cantante drogadicta, solo eran reflejos de una mayoría de seres humanos que nos destruimos negando justamente lo que hacemos. El fracaso comercial (no crítico) de la obra, asociado al fracaso total del ambicioso proyecto de convertir el Lincoln Center, que la obra inauguró, en un utópico e imposible Teatro Nacional, hundió por  mucho tiempo la carrera teatral de Miller en Broadway. Los magníficos trabajos de Jason Robards y la malograda Barbara Loden no consiguieron remontar la carrera comercial de la obra.

La recepción de la obra en Europa, fue discutida pero mucho más respetuosa. Annie Girardot en Francia, Monica Vitti en Italia o Marisa de Leza, en España, siempre a la manera de Marilyn, defendieron el personaje.

view BridgeFilmJosetteSimonMisfitsCastArthurMillerMaggieLoden

Desde entonces el teatro inglés se convirtió en su mejor valedor. La casi veintena de obras que el autor escribió desde finales de los 60s hasta su muerte el 10 de febrero del 2005, solo tuvieron  estrenos dignos en los escenarios ingleses. Fue precisamente en el National Theatre de Londres, bajo la dirección de Michael Blakemore, en 1990, que la reposición de “After the Fallcon la extraordinaria interpretación de la actriz de color Josette Simon, levantó finalmente el vuelo, despegándose de la sombra patética de Marilyn Monroe. Su fantástica acogida, consiguió su trasplante a Broadway, y el inicio de la  recuperación crítica y de público del autor.

Arthur Miller se volcó, a partir de los años 80s, en el trabajo como guionista para el cine y la TV. Fue notable su guión para “Playing for Time” (en TV y posteriormente teatro) y la dura batalla en defensa de la actriz protagonista, la gran Vanessa Redgrave, a la que se intentó despedir y colocar en las nuevas listas negras de la era reaganiana, por sus ideas políticas. Ambos vencieron, consiguiendo sendos EMMYs por sus notables trabajos.

51b0AiE8lIL._SY445_playingVanessaRedgrave-26

Su libro de memoriasVueltas al Tiempo” de 1988 y la posterior recopilación de sus ensayos y artículos de opinión en “Al Correr de los Años 1944 – 2000”  dan cumplida cuenta de la diversidad y riqueza de sus intereses, de su profunda integridad personal, incluidas sus sombras, tan profundamente humanas.

peterBrokeBridge2MortViatjantdeath-of-a-salesmanGRSCdeathofasalesman

*******************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post pertenecen a la colección privada de FRANCESC MAZÓN CAMATS.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s