NADIE QUIERE LA NOCHE (Dir. Isabel Coixet), por Yolanda Aguas

1280x720-i6nimages (2)maxresdefaultNadie-quiere-la-noche-Trailer_thumb79

Me encanta el cine de Isabel Coixet. Digo esto de antemano, porque creo que ella lo merece. Lleva años soportando críticas feroces de críticos cinematográficos (y de no críticos) a los que parece sólo les molesta su más que demostrada inteligencia y su escondida sensibilidad. ¡Pena por ellos¡

Nadie quiere la noche (¡qué titulo tan bonito¡) es una película que se apoya, con un fuerte anclaje, en un extraordinario guión y en unos paisajes helados que abruman por su belleza.  Sorprende que la propia Coixet diga que nunca había rodado en situaciones extremas de frío y que no tenía ni idea de cómo hacerlo.  Menos mal que “no tenía ni idea”, no podemos imaginar qué habría lograrlo de tenerla.

La película, brillante, emotiva, exigente y turbadora, representa el viaje físico que una mujer realiza a Groenlandia en busca de su esposo.  Es también, el viaje interior de una mujer que se descubre a sí misma con la ayuda de una inesperada compañía.

205191-944-594images (1)nadie-quiere-4images

Hablar de Juliette Binoche resulta fácil y difícil por partes iguales.  Fácil porque tiene una filmografía exquisita que la precede, de ésas que los cinéfilos llamados: impecableDifícil porque cada vez resulta más arduo encontrar adjetivos nuevos para definir su modo de trabajar, su profundo tratamiento de los personajes que interpreta, su mirada eterna…

Isabel Coixet dice de ella que “el término actriz se le queda corto”.  Pensamos lo mismo.  En “Nadie quiere la noche” vuelve a ofrecernos una interpretación antológica por su hondura y por su dimensión.  ¡Cómo aguanta esta actriz los primeros planos¡  Es maravillosa.

La acompañan en su viaje, físico e interior, dos actores magníficos: Gabriel Byrne (casi desconocido en este papel) y la japonesa Rinko Kakuchui (quien ya trabajó con la Coixet en “Mapa de los sonidos de Tokio”).

Kakuchi será el detonante del descubrimiento interior de Binoche.  Ambas mujeres, tan opuestas en la forma de ver y sentir el mundo, tendrán la necesidad de conocerse y comprenderse para sobrevivir a la dureza de transitar la noche polar del Ártico – esos seis meses de invierno y oscuridad – y también al gran conflicto que se presenta cuando ambas descubren que aman al mismo hombre.

Frío helador en el ambiente, frío helador en los sentimientos iniciales pero que – poco a poco –  se vuelven más cálidos.  El ser humano es sorprendente, y también fascinante, por la forma en que es capaz de evolucionar.

Película imprescindible del cine español que tiene el honor de contar con la presencia de la actriz europea más completa y fascinante de las últimas décadas: Juliette Binoche.

reu_20150205_152057625isabel-coixet-congela-la-berlinale

************************************************************************************************************

NOTA:  Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s