NATHALIE X (Aut. Philippe Blasband), por Yolanda Aguas

foto obra 02NathalieX_fotoSergioParra_02-720x500 (1)

Alguien le preguntó a Sigmund Freud, padre del psicoanálisis, qué era lo que nunca había llegado a entender después de haber pasado su vida estudiando la mente humana. Freud dijo: “Las mujeres”. La atracción de una mujer por un hombre es un proceso subconsciente. Primero existe una atracción  y después la necesidad de explicarla o racionalizarla para sí misma y para los demás.

Cuando esa relación finaliza o se rompe llega el duelo,  ese proceso psicológico por el que una persona consigue aceptar la pérdida de un ser querido y continuar adelante con su vida. Cuando una relación sentimental termina por un abandono, también necesitamos pasar por un proceso – de otra índole – pero igual de importante.

En algunas ocasiones, este proceso tiene otros componentes que lo hacen más singularNathalie X podría decirse que va por este caminoEl texto de Blasband juega con la forma en que una mujer que ha sido despreciada por su exmarido (en su faceta artística y personal) trata de superar, de pasar página, de desprenderse de él para poder mirar hacia adelante y seguir con su vida.

No, no esperen encontrar en esta obra de teatro rastro de las dos películas que la han precedidoSon argumentos diferentesTan sólo hay algunas pinceladas de aquellas dos historias cinematográficas, pero son vasos poco vinculantes.

La rabia (y necesidad de supervivencia) por ese desprecio hace que Sonia (Cristina Higueras) planee una venganza muy peculiar.  Contrata a Nancy (Mireia Pàmies), prostituta, para que bajo una identidad falsa, la secretaria Nathalie Ribout, conozca a su ex-marido, le seduzca y le vaya haciendo un relato exhaustivo de su relación. No es sólo una manera de mantener el control sobre la vida del hombre al que todavía ama, sino también de conocerlo mejor. Pero poco a poco las dos mujeres tienden vínculos entre ellas y Nathalie Ribout va progresivamente adquiriendo vida propia, dando un nuevo destino a Nancy y haciendo que la situación escape del control de Sonia.

foto obra 03Foto obra 0112357189_10208079966695849_2659509725738937475_o12371231_632279526910899_799396732139649098_o

La emoción es un movimiento que expresa, al principio de la vida, nuestra naturaleza animal, pero que – poco a poco – va encaminándose hacia un territorio más espiritual. Lo que está claro, en cualquier caso, es que el actor debe dejar las puertas bien abiertas y ver qué pasa y el director de esta obra, Carlos Martín Bazán, lo sabe muy bien.  Él ha sabido trabajar con estas dos magníficas actrices todo el tránsito que el texto requeríaJuntos han realizado una inmersión profunda en los personajes y en su naturaleza. 

Ha contado también, con un elemento que me ha fascinado: la música de violonchelo compuesta e interpretada por Marina Barba.  Ella permanece en escena junto a las dos actrices durante toda la representación, dando presencia elíptica a la figura del exmarido.

Cristina Higueras, realiza una creación de su personaje con el rigor y la seguridad con el que nos tiene acostumbrados,  dotándole con su presencia de la elegancia que Sonia necesitaMireia Pàmies ha sido todo un descubrimiento para mí.  Le toca defender un personaje con un texto difícil, que quizá en otra actriz hubiera parecido incluso grotesco en algunas escenas, pero que en sus manos adquiere la ternura y compasión que el autor seguramente quiso dar.  Me recordó por momentos a Marilina Ross en aquel Estudio 1 de 1979  junto al mítico José María Rodero: Pigmalión de George Bernard Shaw.

Nathalie X  es como un espejo de la multiplicidad del ser humano. Ejercicio transmisor de lo que sabemos sobre nosotros mismos que plantea interrogantes sobre todo ello. Recorrido necesario – por otra parte – para buscar simplemente la felicidad.

nat 011bb

*****************************************************************************************************

NOTAS:

Las fotografías oficiales de la obra NATHALIE X insertadas en este artículo son autoría de SERGIO PARRA y propiedad de: DD&Company producciones, Teatro del Temple y Teatro Olympia.

Las fotografías de CRISTINA HIGUERAS, MIREIA PÀMIES y MARINA BARBA saludando al final de la representación son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s