UN DOCTOR EN LA CAMPIÑA (Dir. Thomas Lilti), por Yolanda Aguas

087915estrenos-semana-trailer-doctor-campina-2016-1464202050850doctor-campina_EDIIMA20160526_0179_5Fuerademenu_doctorcampiña1

Tenía mucho interés en ver el tercer largometraje de Thomas Lilti: Médecin de champagne. Un doctor en la campiña (como se titula en España) vuelve, como su predecesora Hipócrates, a dejar el argumento en segundo plano para que Thomas Lilti, que además de cineasta es médico de atención primaria, elabore un acertado discurso humanista sobre una profesión que en las últimas décadas ha sufrido enormes transformaciones.

Todos los habitantes de una zona rural francesa pueden contar con Jean-Pierre (François Cluzet), el médico que se encarga de curarlos y tranquilizarlos a cualquier hora del día. Durante treinta años se ha dedicado a su oficio, ocupándose de los enfermos sin descanso. Pero cuando el médico enferma gravemente, será Nathalie (Marianne Denicourt) quien llegue para ayudarle y, finalmente, para reemplazarlo.

Thomas Lilti, médico por tradición familiar y cineasta por vocación, reflexiona de nuevo sobre sus dos ocupaciones y lo hace con profunda honestidad. Cuenta con la colaboración de dos actores con una gran química: François Cluzet y Marianne Denicourt para dar vida a los protagonistas de su historia.  En la mejor tradición de los actores franceses, que suelen instalar en la contención y mirada serena sus interpretaciones más auténticas.

imagesdescargaUn-doctor-en-la-campiña-5077443

La precisa fotografía de Nicolas Gaurin o la espléndida partitura musical de Low Entertainment (Alexandre Lier, Sylvain Ohrel y Nicolas Weil) que se completa con alguna canción extra como el memorable “Wild is the wind” de Nina Simone. Les acompañan el resto del reparto: Christophe Odent (La vida en rosa (Edith Piaf)), Patrick Descamps (Conexión Marsella), Guy Faucher (Tellement proches) y Julien Lucas (Una vida mejor).

Un doctor en la campiña, es ante todo una película llena de humanidad y misericordia (hacia uno mismo y hacia los demás).  Muestra, además, ese momento en el que el médico que cura se convierte en paciente y sufre como las personas a las que antes él reconfortó.  Es su vida, su sufrimiento… pero también la vida de quienes le rodean y que saben estar a su lado, en ese momento tan vital de la reciprocidad en el agradecimiento.

************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s