EPÍLOGO PARA LA MUERTE DEL FAUNO (Dir. J. A. Andrés Lacasta), por Yolanda Aguas

En la noche del miércoles 22 de febrero, se estrenó en la sede del Centro de Historias de Zaragoza el nuevo trabajo del creador J. Alberto Andrés Lacasta: “Epílogo para la muerte del fauno”.  Cortometraje  con producción de Factory du Cardelin  y coproducción de Ecozine A.C. y  LaMov Compañía de Danza.

epilogo03epilogo04epilogo02epilogo01

La Fauna expiró: 
¡Oh bosques míos de agitados laureles!.
¡Como juncos marchitos de un pantano sobrevivís!
Vuestras ramas, raíces y frutos se tornaron basura, mugre y chatarra.
Ya no ondula la blancura dispersa de la savia poderosa.
Ninfos, viles traidores, ¿por qué conspiráis?
¿Qué cólera alimenta vuestra cruel locura?
Morir humilladas, dormir, soñar… ¡Aves volad!
Implacables mujeres renaceremos.

Oscuro tributo a Mallarmé y Debussy
J.A. Andrés Lacasta

cartel-fauno_FINAL.indd

SINOPSIS

Este “Epílogo” pone fin a la dominación de una decadente “Fauna” que sobrevive en una naturaleza seca y caótica que ya no le rinde pleitesía, donde su séquito de criaturas del bosque sucumbe entre basura, plástico y chatarra. Al mismo tiempo los “Ninfos” se han puesto al servicio de un poder superior que basa su supremacía en la destrucción del medio ambiente

ORIGEN Y VERSIÓN DEL PROYECTO

En 1893 Claude Debussy compuso el poema sinfónico para orquesta “L ́aprés-midi d ́un faune” inspirado en el poema (égloga) del mismo título escrito por Stéphane Mallarmé (1865). El poema simbolista de Mallarmé es una alegoría sobre el esplendor y belleza de la naturaleza donde el Fauno ejerce su autoridad máxima en comunión con la maravilla botánica y animal que le rodea; y donde también mantiene sensuales experiencias con las ninfas que pueblan tal hábitat mientras le rinden pleitesía y admiración por su poder y atractivo, apareciendo éstas como paradigma del placer y la belleza absoluta.

Posteriormente Debussy adaptó su composición para el ballet y fue Vaslav Nijinsky en 1912 quien creó la primera coreografía de esta pieza para los Ballets Rusos con el apoyo de su amado amigo Sergéi Diaguilev. Nijinsky sitúa la acción en un momento anterior al poema cuando el Fauno seductor se siente enamorado de una ninfa, la cual, apartada a la fuerza por el resto de las ninfas ante tal torvo encuentro, le lega un pañuelo en señal de amor. Nijinsky marcó un hito en el mundo de la danza moderna con esta coreografía y la hiperrealista puesta en escena que hizo de ella; posteriormente han sido muchos los coreógrafos los que han desarrollado sus propias versiones sobre este Preludio y entre los que cabe destacar Preljocaj, Malandain, Maurice Béjart, Ann Hutchinson, Sasha Waltz o Jiry Kilian, entre otros.

Pero la réplica y la nueva reinterpretación de este origen no conforma el objeto de este proyecto cinematográfico, por ya reiterado, sino el de crear un brusco y traumático cierre a la acción de armonía natural iniciado por Mallarmé, Debussy y Nijinsky. Así tomamos como referente la galopante degradación medioambiental que vivimos así como una particular óptica de género que pivota en nuestro Fauno, ahora tornado en femenino “Fauna”, y su bello séquito de mujeres que luchan desesperadamente contra un marcial ejército de guerreros “Ninfos”.

COMENTARIOS DEL DIRECTOR.  EL COMIENZO DE UNA TRILOGÍA

Debussy no acabó la composición que comenzaba con el Preludio al que le dio pie Mallarmé, y es allí, donde arranca el objeto y sentido de este Proyecto 1 de Video Danza (Dance-Movie) “Epílogo para la muerte del Fauno” y que va a formar parte de una trilogía cuyo desarrollo se prevé en los próximos años.

En esta película hemos creado una inédita y original Coda-Epílogo coreografiada magistralmente por Víctor Jiménez y contrapuesta al Preludio de Mallarmé-Debussy- Nijinsky. De manera que partiendo de las mismas premisas que el simbolismo poético de estos creadores determinaron, nos situamos en el extremo anti-onírico, justo donde emerge el caos de la degradación de la naturaleza, la invasión de la basura y que acaba con el trágico deceso de la femenina Fauna.

Nuestra Fauna aparece como un personaje todavía bello pero decadente que ya no tiene el ascendente de poder y fuerza sobre un medio degradado, destruido y humillado, donde su hermoso séquito de mujeres-criaturas del bosque sucumbe con ella entre estertores, rodeadas de detritus, plásticos y máquinas; y donde los masculinos Ninfos se han tornado en traicioneros sicarios al servicio de un poder oculto que basa en la destrucción y aniquilación del medio su supremacía.

La película gira en torno a la alegoría que representa la decadencia y muerte de La Fauna, pretendiendo establecer una reflexión sobre el carácter invasivo y destructivo de la relación del hombre con la naturaleza e incorporando un premeditado discurso de género y violencia de género representado por los polos que encarnan los dos grupos de personajes.

Así el arco narrativo situado en el punto y final en la vida y dominio de la Fauna, cuenta con un elemento escenográfico de fondo donde la naturaleza se ha transformado y ha acabado deviniendo en un desorden caótico e incontrolable deshecho, basura y desequilibrio que busca justificar las actitudes violentas más deleznables. Donde la estructura arbórea aparece desfragmentada, desertizada y formando una nueva masa de plástico, chatarra y mugre irrespirable. Donde los Ninfos han pasado de ser unos supervivientes, a convertirse en unos sicarios sin complejos de este nuevo estado. Y donde la Fauna y su séquito de mujeres, apurando los últimos estertores, acosadas por un medio que ya no le rinde pleitesía, desconcertadas mancilladas y moribundas, tratan de recuperar con un último suspiro de fuerza su halo dominador sobre una belleza y un orden, que además de irrecuperable, acabará con ellas casi sin remedio, aunque quepa la posibilidad de que tornen vencedoras.

Queremos invitar al público a una introspección particular a propósito de lo femenino, la degradación medioambiental, las consecuencias de determinados hábitos de consumo, y la responsabilidad particular ante las prácticas domésticas que alimentan lo anterior. En definitiva pretendemos plasmar a modo de poema visual danzado y fábula mitológica, el dilema causa-consecuencia de cierto modelo de vida irrespetuoso, machista, encubridor, utilitarista y capcioso con la naturaleza así como con otros seres humanos a los que se considera inferiores.

Nos gustaría que esta modesta película que con tanto cariño hemos hecho pudiese generar un pequeño momento para el análisis y la reflexión que apoye una remodelada actitud transformadora desde el micro-ámbito de cada ciudadano/a-público. Precisamente porque el desarrollo de la película la lleva a acabar mal, la Fauna y sus compañeras mueren humilladas, y por tanto la basura puede vencer, el discurso machista puede seguir prevaleciendo, los lixiviados pueden sustituir las aguas de los ríos y los mares, los bosques y montes se pueden tornar en montañas de plástico deshecho y chatarra, los residuos químicos pueden transformar hermosos árboles en muñones y las ciudades pueden pasar a ser espacios invivibles, injustos, irrespirables y apocalípticos.

J. Alberto Andrés Lacasta (2016)

_uan1290-copia_uan1346-copia_uan1412-copia_uan2102-copia_uan1575-copia_uan2265-copia

FICHA TÉCNICA:

Dirección y guión J. Alberto Andrés Lacasta
Coreografía Víctor Jiménez
Música Jorge Sarnago
Producción Factory du Cardelin
Coproducción LaMov Compañía de Danza, Ecozine A.C.
Bailarines María Sordo, Alain R. Rodríguez, Mattia Furlan, Elena Gil, David Serrano, Paula Rodríguez, Oier López, Alba Fernández
Producción ejecutiva Leonor Villaluenga, Pedro Piñeiro
Dirección Fotografía Sonia Llera, Juan Carlos Rojas
Steady Sebastián Vanneuville
Dron José Ramón Sarasa
Script Antonio García
Maquillaje y peluquería Begoña Sierra
Vestuario Víctor Jiménez
Sonido directo y electricidad Lorenzo Mondrón
Dirección de arte J. Alberto Andrés Lacasta
Espacios arte Reciclados y Demoliciones San Juan, Junta de Compensacion Arcosur,  Gestión de Residuos Huesca Grhusa
Edición y sonido Álvaro Mazarrasa
Posproducción Laboratorio Audiovisual Centro de Historias
Diseño Gráfico Marta Ester
Traducción Julia Martínez
Equipos rodaje Dedía Producciones, 8Camera aero.imagen, Artea Producciones
Transporte Norberto Fuentes
Técnicos de reciclaje y residuos Roberto García y Mar Torres
Seguridad Residuos David Zamora
Maquinista Agustín Ruedas
Técnico de armas Félix Martín
Espacio sonoro 8 Noise

***********************************************************************************************************

NOTAS:

Todas las fotografías oficiales del cortometraje son propiedad de Factory du Cardelin.

El texto de este artículo procede de la web oficial del cortometraje, y es propiedad de Factory du Cardelin.

Todas las fotografías de la presentación del cortometraje en el Centro de Historias de Zaragoza, son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CineT Farö.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s