LADY MACBETH (Dir. William Oldroyd), por Yolanda Aguas

Fue una de las grandes sorpresas de la pasada Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián: “Lady Macbeth”Un gran filme del realizador inglés – proveniente del teatro – que no se basa en el texto de William Shakespeare sino en la novela rusa “Lady Macbeth en Mtsensk” y cuenta la historia de una mujer oprimida que toma las riendas de su vida en el siglo XIX.

A veces oscura y dura, otras apasionante, “Lady Macbeth” es una gran combinación de drama psicológico con película de suspenso que no cae jamás en las trampas del denominado cine de época.

El título no es casual, aunque no esperen encontrar una adaptación de la obra de Shakespeare, sino de una novela de Nikolai Leskov, protagonizada por una chica que, de ahí la referencia, sí que tiene más de un punto en común con el personaje creado por el inmortal genio inglés, sobre todo en cuanto a su forma de enfocar la vida.

“Lady Macbeth” cuenta la historia de Katherine, una chica del siglo XIX a la que no le han tocado precisamente las mejores cartas en la vida. Primero es comprada para convertirse en la esposa de un hombre de buena posición social que no está interesado en acostarse con ella. Su suegro la desprecia, tiene prohibido salir de la propiedad e incluso el servicio tampoco está muy por la labor de tratarla como a la nueva señora de la casa.

Cuando a ella se le pone todo en contra, decide tirar de ingenio para ir progresando. Lo hace con tesón y fuerza de voluntad. En ese proceso, naturalmente, pierde toda su inocencia y se convierte en un personaje de dudosa moralidad al llevarse por delante a todo aquel que interfiere en su camino.

Su actriz protagonista, la excelente Florence Pugh, lejos de despertar rechazo en el espectador por sus acciones, lo atrae a su terreo por su memorable creación.

En realidad su Katherine, más que un monstruo, es una superviviente. Una mujer que si se trata de elegir, se elegirá siempre a sí misma.

El director, William Oldroy, ha creado una pequeña joya impecable, tanto en el aspecto formal como en el ritmo que es capaz de conferirle.  Añade, además, pequeños toques de humor negro que llegan magníficamente al espectador.

“Lady Macbeth” es una historia de pasiones, amores prohibidos, mentiras, traiciones y todo tipo de crímenes. Un drama de los de toda la vida brillantemente interpretado por todos sus actores.

**********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s