RICARDO DARÍN: Premio DONOSTIA 65SSIFF, por Yolanda Aguas

Ricardo Darín (Buenos Aires, 1957), uno de los actores más prestigiosos de la cinematografía latinoamericana y mundial, recibirá el próximo 26 de septiembre un Premio Donostia de la 65 edición del Festival de San Sebastián, en el marco de la presentación de la película La cordillera. El galardón honorífico más importante del Festival reconoce la trayectoria del intérprete argentino, que ha trabajado con cineastas como Adolfo Aristarain, Juan José Campanella, Fabián Bielinsky, Fernando Trueba, Pablo Trapero, Cesc Gay o Santiago Mitre.

‘La cordillera’, dirigida y escrita por Mitre, es una coproducción entre K&S Films y La Unión de los Ríos (Argentina), MOD Producciones (España) y Maneki Films (Francia), cuya historia transcurre en una cumbre de presidentes latinoamericanos en Chile. Junto a Darín integran el reparto Dolores Fonzi, Érica Rivas, Elena Anaya, Daniel Giménez Cacho, Alfredo Castro, Paulina García y Christian Slater. Estrenada en la sección Un Certain Regard del Festival de Cannes, se proyectará el martes 26 en el Auditorio Kursaal. Warner Bros Pictures estrenará la película en salas de toda España el 29 de septiembre.

Ricardo Darín, que obtuvo la Concha de Plata en 2015 por ‘Truman’, debutó en la interpretación con cinco años en series televisivas. Inició su carrera cinematográfica en 1979 de la mano de Julio Porter (‘La carpa del amor’) y Adolfo Aristarain (‘La playa del amor’), medio que alternó con trabajos premiados en la pequeña pantalla, como ‘Nosotros y los miedos’‘Compromiso’ o ‘Mi cuñado’. En los años 80 y 90 trabajó de nuevo con Aristarain (‘The Stranger’, 1987), Alberto Lecchi (‘Perdido por perdido’, 1993) o Eduardo Mignogna (‘El faro’, 1998) y Juan José Campanella (‘El mismo amor, la misma lluvia’, 1999), pero es, sobre todo, con ‘Nueve reinas’ (2000), la ópera prima de Fabián Bielinsky, cuando empezó a ser reconocido internacionalmente.

Después enlazó títulos esenciales de la cinematografía latinoamericana y española como ‘El hijo de la novia’(2001, nominada al Oscar a la mejor película extranjera), ‘Luna de Avellaneda’ (2004) y ‘El secreto de sus ojos’ (2009, Oscar a la mejor película extranjera), las tres dirigidas por Juan José Campanella. El año 2007 debutó como director de cine con la película ‘La señal’ junto a Martín Hodara, con el que volvió a trabajar este año en Nieve negra. Además, forma parte del reparto de la nueva película del director iraní Asghar Farhadi, todavía sin título, en la que compartirá títulos de crédito con Penélope Cruz y Javier Bardem.

La presencia de sus filmes en San Sebastián y sus visitas a la ciudad han sido continuas desde 2001, cuando La fuga (Eduardo Mignogna) compitió en la Sección Oficial, donde también presentó ‘El aura’ (2005), su segunda colaboración con Bielinsky. En 2008 ‘Amorosa soledad’ (Martín Carranza y Victoria Galardi) se presentó en Zabaltegi-Nuevos Directores.

En 2009 participó por partida doble con ‘El secreto de sus ojos’ en competición y ‘El baile de la Victoria’, fuera de concurso. Tras su paso por Cannes, ‘Carancho’ se proyectó entre las Perlas de 2010 y ‘Elefante Blanco’, estrenada en Un Certain Regard, formó parte de la selección de Made in Spain en 2012, donde también se proyectó ‘Una pistola en cada mano’. Ese año, además, formó parte del Jurado Oficial que concedió la Concha de Oro a ‘En la casa’, de François Ozon. En 2013 encarnó al abuelo fallecido de ‘Violet’ (Luiso Berdejo), seleccionada en Zabaltegi. En 2014 presentó en Perlas ‘Relatos Salvajes’, que recibió el Premio del Público a la mejor película europea, y en 2015 regresó a la Sección Oficial con ‘Truman’ (2015) para obtener la Concha de Plata al mejor actor ex aequo con Javier Cámara.

Sin duda la concesión de este Premio Donostia es una gran noticia para todos sus seguidores.

***************************************************************************************************

NOTA: La fotografía insertada en este artículo es propiedad del Festival I. Cine de San Sebastián.

Anuncios

COSTA-GAVRAS (Entrevista), por Yolanda Aguas

El actual presidente de la Cinemateca francesa, Costa-Gavras, es todo un caballero.  Elegante, amable, cortés, educado…  Ese tipo de hombre con el que todo ser humano se siente a gusto a su lado.

Tiene una sabiduría de la vida tan grande que con un pequeño gesto o una sola palabra simplifica y hace más fácil las cosas.

Disponíamos de muy poco tiempo para conversar a solas con él,  pero pudimos hacerlo… y desde estas líneas quiero agradecer de corazón a Jorge Puértolas (Jefe de Prensa del Festival I. Cine de Huesca) que nos concediera ese momento tan mágico al lado del maestro Costa-Gavras.

Emocionante fue comprobar que Costa-Gavras me recordaba de nuestro encuentro hace cinco  años en San Sebastián cuando presentó  en la S.O. “Le Capital”.  Sin duda tiene una memoria prodigiosa…

Maestro, ¿le molesta o le incomoda que siempre definan sus películas como políticas?

Con los años me he acostumbrado.  Pienso que es algo que yo no puedo controlar y procuro respetar las opiniones que ustedes, los periodistas especializados en cine, hacen de mi trabajo.  Pero mi opinión es más sencilla: los espectadores van al cine para disfrutar y pasar un buen rato viendo un espectáculo. No creo que esperen recibir una lección política.  Yo siempre he procurado que mis películas traten los temas que le interesan a los seres humanos.  Mis films hablan de la sociedad, de los problemas y alegrías que vivimos.  Y si luego llega la reflexión mucho mejor.  El cine es un instrumento para transmitir emociones.

Pero en los tiempos que vivimos de profunda crisis económica y desánimo emocional en tantas personas que la están sufriendo…  ¡es necesario más que nunca un cine de denuncia y compromiso como el suyo¡

Es verdad, y el problema que yo veo es que el cine cada vez es más espectáculo y menos todo lo demás.  Antes podías contar con un productor que se jugaba su dinero para hacer películas que tuvieran un mensaje importante.  Ahora sólo importan los beneficios económicos que una película pueda dar.  El interés por el dinero lo buscaba principalmente Estados Unidos, en Europa siempre quedaba la esperanza de hacer películas por el arte.  Pero Europa cada vez más está en la misma dinámica.

Usted ha sido siempre un gran director de actrices.  No le preguntan mucho por esto y no comprendo el motivo…  (él asiente…  y reímos).

Romy Schneider, Fanny Ardant, Debra Winger, Sissi Spacey, Jessica Lange, Jill Clayburg… 

Es verdad y le agradezco que lo mencione.  Me gusta mucho trabajar con las mujeres.  Ustedes son más inquietas, más creativas…  Estas maravillosas actrices que usted ha nombrado me aportaban mucho durante los rodajes y yo les escuchaba.  Unas veces les decía que sus propuestas no podían ser y otras yo las tenía muy en cuenta y trabajábamos esas ideas.  Lo mejor, y ese no era mi mérito, es que siempre había un entendimiento entre nosotros.  Eso no me sucedía con los actores (aunque también he contado con grandes actores masculinos).  Con ellos no siempre fue fácil trabajar.

Disponemos de poco tiempo pero, al menos, voy a pedirle que me hable de dos actrices: Romy Schneider y Jill Clayburg.

(Amplía sonrisa del maestro…)

Romy Schneider protagonizó “Clair de femme” (Una mujer singular) (1979) junto a Yves Montand.  En esta película narró una historia romántica entre ambos actores. ¿Cómo trabajaba Romy?

Fue maravilloso trabajar con ella. De verdad.  Debo ser sincero y le voy a contar que si yo hice esta película fue exclusivamente por trabajar con Romy.

Los dos hablábamos muchas veces que teníamos que encontrar una historia que nos permitiera trabajar juntos.  Cuando yo leí el libro de Romain Gary hablé con ella y aceptó.

Romy Schneider era una persona muy particular, muy interesante…  Ella tenía un éxito muy grande como actriz y era muy famosa… pero no siempre era feliz.  Tenía dificultades en su vida, dificultades que no se veían tampoco y que yo creo provenían de su infancia.  Algunas personas la llamaban “la tedesca”, ella les repondía “yo no soy tedesca”.  Esto le hizo sufrir en su infancia.

Romy era muy, muy sensible.  Una pequeña palabra “cosí” que le afectara… cambiaba completamente su estado de ánimo por días.

¿Era fácil dirigirla?

Muy fácil.  Ella tenía una relación muy cercana con su director. Me daba pequeñas notas o me decía “por si tú quieres hacer esto así…”.  Era muy fácil el trabajo con ella.  Era como tener un “love story”, naturalmente completamente platónico.  Ella quería esta relación para poder trabajar y jugar cómoda y libremente.

También dirigió a una actriz americana maravillosa: Jill Clayburg.  Ella había tenido tres años antes un gran éxito al protagonizar “La luna” de Bernardo Bertolucci.

Usted la dirigió en “Hanna K” (1983), una película que muestra el conflicto palestino-israelí a través de una historia de amor.  Usted manifestó cuando presentó la película que “las mujeres han ido conquistando libertades pero también he visto cómo estas libertades han traído para ellas nuevas esclavitudes”

Sí, yo afirmé eso y sigo creyéndolo.

Jill había hecho una gran interpretación con Bertolucci.  Era muy profesional y una mujer muy cercana.  La recuerdo como una gran colaboradora con la que trabajé muy bien.

Como le he dicho antes durante la rueda de prensa, mis actores son principalmente colaboradores.  Son las personas que están más cerca de mí y tengo que explicarles todo lo que quiero de ellos.

Antes le he comentado que también me gusta escuchar sus propuestas y siempre encontramos la mejor solución para todos.  Si no me gustan sus sugerencias, les digo que no pero les explico los motivos.  Así se crea una relación íntima que favorece siempre el trabajo.  Aunque debo insistir que siempre es más íntima con las señoras que con los caballeros.

Quizá sea porque le gustan más…  (reímos)

Los hombres tienden a ser demasiado autoritarios.  Con las mujeres mi relación es siempre más poética.

Sr. Gavras, me ha hecho especialmente feliz este encuentro con usted.  Muchas gracias y espero verle pronto.

Yo también lo espero… muchas gracias.

****************************************************************************************************

NOTAS:

Todas las fotografías (durante la presencia de Costa-Gavras en el Festival I. Cine de Huesca en 2017)  insertadas en este artículo son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Las fotografías de las películas “Hanna K” y “Claire de femme” son propiedad de sus autores.

45 Edición del HIFF (Palmarés), por Yolanda Aguas

Finalizó la brillante 45 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca y ayer se concedieron los premios.

PALMARÉS COMPLETO:

Jurado Joven:

PREMIO DEL JURADO DE LA JUVENTUD “ALBERTO SÁNCHEZ”, a la mejor Ópera Prima Iberoamericana dotado con 2.000 € (dos mil euros) y diploma, al cortometraje documental “CUCLI” (España) de Xavier Marrades.

Por la forma original en la que trata el tema del amor a través de la relación entre un hombre y su paloma. El jurado también destaca el mensaje de altruismo que transmite el cortometraje/documental mediante una cuidada fotografía y estética visual.

PREMIO DEL JURADO DE LA JUVENTUD “ANSELMO PIÉ” concedido por la Fundación Anselmo Pié Sopena, a la mejor Ópera Prima Internacional dotado con 1.000 € (mil euros) y trofeo, al cortometraje “AABA”  (India) de Amar Kaushik.              

Por ofrecer un punto de vista culturalmente distinto ante el tema de la aceptación de la muerte, y por cómo, utilizando una bella fotografía, consigue la atmósfera necesaria para que el espectador perciba el mensaje principal del cortometraje.

Concurso Documental:

PREMIO DANZANTE dotado con 5.000 € (cinco mil euros) y trofeo al cortometraje-documental “CUCLI” (España) de Xavier Marrades.

Por conseguir encontrar en lo concreto, con un sólido discurso cinematográfico, conceptos tan universales como el amor, la soledad y la muerte y crear con gran habilidad narrativa un arco de desarrollo del personaje.

PREMIO ESPECIAL IBEROAMERICANO “JOSÉ MANUEL PORQUET” dotado con 2.000 € (dos mil euros) y diploma al cortometraje-documental “INSIDERS”  (Chile) de Sebastián Castillo.

Una película valiente y provocativa que se atreve a mostrar un tema incómodo mediante una mirada honesta y poética.

Y deciden otorgar una Mención Especial al cortometraje-documental “MA FILLE NORA”  (Bélgica) de Jasna Krajinovic.

Por abordar un asunto tan relevante para el mundo contemporáneo como el fanatismo religioso desde las relaciones familiares.

Concurso Iberoamericano de Cortometrajes:

PREMIO DANZANTE dotado con 5.000 € (cinco mil euros) y trofeo. Además está clasificado para participar en la categoría de Cortometrajes de los Premios de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences- Hollywood, al cortometraje “NÉBOA”  (España) de Claudia Costafreda.

Una obra donde todos los elementos cinematográficos convergen sutilmente para alcanzar una gran calidad estética. La cineasta entrelaza de manera honesta los temas de la memoria y el exilio. Un relato sencillo cargado de sensibilidad emocional conducido por un personaje femenino e independiente en busca del perdón.

PREMIO ESPECIAL CACHO PALLERO dotado con 2.000 € (dos mil euros) y diploma al cortometraje “PREMONICIÓN” (Chile. Estados Unidos) de Leticia Akel.

Un relato coherente con voz propia que nos lleva a un enfrentamiento entre dos visiones dispares del mundo. La directora, cuyo lenguaje cinematográfico se basa en una composición estética sobria, es capaz de confluir forma, contenido y tono de manera excepcional.

Y deciden otorgar una MENCIÓN ESPECIAL al cortometraje “MEMORY OF THE LAND”  (España) de Samira Badran, cuya Opera Prima resulta una puesta estética arriesgada e impactante, que obliga al espectador a reaccionar emocionalmente frente a los conflictos geopolíticos actuales.

PREMIO MEJOR GUIÓN IBEROAMERICANO dotado con 800 € (ochocientos euros) concedido por la Fundación Anselmo Pie y la Asociación de Librerías de la provincia de Huesca al cortometraje “NÉBOA” (España) de Claudia Costafreda.

Por la combinación magistral de diálogos parcos pero justos en palabras y silencios cargados de contenido emocional, capaces además, de entreabrir otras puertas a la historia de la protagonista. También por la elección del ambiente creando una atmósfera de melancolía y languidez que realza la necesidad de cerrar el círculo de la vida.

Concurso Internacional de Cortometrajes:

PREMIO DANZANTE dotado con 5.000 € (cinco mil euros), trofeo y clasificado para participar en la categoría de Cortometrajes de los Premios de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences- Hollywood, al cortometraje “PRIMA NOAPTE” (First Night) (Rumania-Alemania) de Andrei Tanase.

Se trata de un relato honesto, complejo e impactante, con un guion bien estructurado y excelentes interpretaciones. Trata las complejas relaciones paterno-filiales entre un hijo en plena inseguridad adolescente y un padre que tiene la necesidad de convertirlo en hombre a través de una primera experiencia sexual pagada.

PREMIO JINETE IBÉRICO concedido por el Instituto de Estudios Altoaragoneses dotado con 2.000 € (dos mil euros) y diploma, al cortometraje de animación “IN A NUTSHELL”  (Suiza) de Fabio Friedli.

El director, a través de la técnica stop motion, crea un viaje trepidante y visceral a una sucesión de narrativas que evocan en el espectador un amplio abanico de sensaciones visuales y auditivas. Hace pensar, sentir y reír.

MENCIÓN VALORES HUMANOS “FRANCISCO GARCÍA DE PASO” dotado con trofeo al cortometraje que mejor resalta la defensa de los valores humanos, “GRIMIZNO” (Scarlet) (Croacia) de Dijana Mladenovic.

A través de una situación cargada de tensión en un contexto de guerra e interpretado de forma extraordinaria y sutil, la directora, mediante el uso de la cámara, hace partícipe al espectador de una situación de violación de derechos humanos sin llegar a conclusiones definitivas.

Y deciden otorgar una MENCIÓN ESPECIAL al cortometraje “JUNG”  (Young) (Alemania) de Nehemias Colindres.

El conjunto de ritmo, uso de banda sonora y distintos lenguajes cinematográficos, convierte este complejo relato sobre jóvenes inmigrantes de segunda generación en un film destacable que huye de clichés. Evoca tensión, emoción y empatía en una historia que cuenta con diferentes capas de lectura.

Premio del Público Aragón Televisión:

Premiado con la compra de los derechos de emisión por parte de Aragón Televisión por un valor de 900€, así como su promoción y difusión “EL MUNDO ENTERO”  (España) de Julián Quintanilla.

*****************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad del HIFF.

 

ALEX DE LA IGLESIA: RdP en 45HIFF, por Yolanda Aguas

El Festival Internacional de Cine de Huesca homenajea en su 45º aniversario a Costa-Gavras y Alex de la Iglesia, quienes reciben en la capital altoaragonesa sendos reconocimientos a toda su trayectoria y filmografías con el prestigioso Premio Luis Buñuel.

Azucena Garanto, directora del Festival, ha manifestado en rueda de prensa el orgullo que para el certamen altoaragonés supone “tener a dos hombres tan importantes de la historia del cine, ambos provenientes de alguna forma del mundo del cortometraje, esencia de este Festival”.

Los nombres de Costa-Gavras y Alex de la Iglesia se unen así a un largo listado de premiados donde se encuentran iconos como José Luis Borau, Stephen Frears, Bertrand Tavernier, Carlos Saura, Aki Kaurismaki, los hermanos Vittorio y Apolo Taviani, Ángela Molina o el pasado año Jean Claude Carrière, doble premio Oscar y guionista del propio Buñuel que a su vez ha trabajado con el propio Gavras.

Ambos cineastas se han mostrado honrados por el galardón.

Álex de Iglesia demostró su profunda admiración por el cineasta franco-griego. “Tener la oportunidad de conocer al maestro, es un honor, un orgullo, es un privilegio para mí estar aquí. Representa un tipo de cine único, uno que nos va a costar mucho imitar, que igual es imposible repetir”, declaró el director bilbaíno.

De la Iglesia apuntó a la necesidad de que existan más directores que, como Costa-Gavras, expliquen cómo funciona el mundo: “Todos estamos asustados por el mundo ante el que nos encontramos y gracias a las películas del maestro eso nos resulta comprensible”.

Alex de la Iglesia: icono del cine español

Alex de la Iglesia también tiene una relación directa con el maestro de Calanda ya que en su último trabajo, El bar, rinde tributo a El ángel exterminador.

Álex de la Iglesia (Bilbao, 1965) se inicia en el mundo cinematográfico con el cortometraje Mirindas asesinas, un film con el que el directo bilbaíno buscaba poner de relieve el desinterés de algunas personas por lo que pasa a su alrededor. Su primera película Acción Mutante, se convierte en ganadora de tres Premios Goya. El día de la bestia (1995) sería la película con la que Álex de la Iglesia se consagraría como uno de los directores más relevantes del cine español contemporáneo, consiguiendo un total de seis Goya.

Sus siguientes obras consolidaron su posición: Perdita DurangoMuertos de risaLa Comunidad y 800 balas. Después llegarían Crimen ferpecto y Los crímenes de Oxford, con Elijah Wood, Leonor Watling y John Hurt. En 2010 recibió el Premio Estatal de Cinematografía y entre 2009 y 2011 fue presidente de la Academia de la Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Su último trabajo, El Bar, cuenta con un gran reparto coral que reúne a varias generaciones del cine español; se presentó en la Berlinale y fue la encargada de abrir la última edición del Festival de Cine de Málaga.

Con un perfil multidisciplinar que le ha llevado a dirigir sketches para televisión, series o a escribir la novela Payasos en la lavadora o más recientemente Recuérdame que te odie; De la Iglesia cuenta con la sátira, el humor negro y la ciencia-ficción como sus rasgos más identitarios, junto con el relato de la cotidianeidad más característica de la sociedad española.

Además, en sus películas Álex de la Iglesia recurre a un elenco de actrices y actores fetiche, como la ya nombrada Terele Pávez, Carmen Maura, el mismo Segura, Manuel Tallafé, Antonio de la Torre o el fallecido Álex Angulo.

********************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

COSTA-GAVRAS: RdP en 45HIFF, por Yolanda Aguas

El Festival Internacional de Cine de Huesca homenajea en su 45º aniversario a Costa-Gavras y Alex de la Iglesia, quienes reciben en la capital altoaragonesa sendos reconocimientos a toda su trayectoria y filmografías con el prestigioso Premio Luis Buñuel.

Azucena Garanto, directora del Festival, ha manifestado en rueda de prensa el orgullo que para el certamen altoaragonés supone “tener a dos hombres tan importantes de la historia del cine, ambos provenientes de alguna forma del mundo del cortometraje, esencia de este Festival”.

Los nombres de Costa-Gavras y Alex de la Iglesia se unen así a un largo listado de premiados donde se encuentran iconos como José Luis Borau, Stephen Frears, Bertrand Tavernier, Carlos Saura, Aki Kaurismaki, los hermanos Vittorio y Apolo Taviani, Ángela Molina o el pasado año Jean Claude Carrière, doble premio Oscar y guionista del propio Buñuel que a su vez ha trabajado con el propio Gavras.

Ambos cineastas se han mostrado honrados por el galardón.

Costa-Gavras, reconoció que recibir un premio con el nombre de uno de los más grandes del cine era todo un honor.

En un ejercicio de repaso a su trayectoria, el realizador francés recordó a Jack Lemmon. Cómo suscitó la sorpresa de sus productores al ser propuesto por Gavras para protagonizar Missing por tratarse de un actor más vinculado a la comedia.

Por la implicación del propio Lemmon en la película, aceptando el guión tan sólo dos días después de recibirlo. Fue esto lo que hizo que descubriera “que en una película se podían decir las cosas de una manera diferente. Los actores son los que verdaderamente cuenta la historia al espectador”.

Gavras manifestó que no hace un discurso político ni académico. “Creo que hacemos espectáculo pero con los problemas de la sociedad. El papel del cine es eso”. Álex de la Iglesia apoyando lo manifestado por Costa-Gavras, argumentó que si no se hace más cine como el del realizador franco-griego es porque “no somos los suficientemente valientes”.

Konstantinos Gavras (Loutra-Iraias -Grecia-, 1933) se traslada a París a comienzo de la década de los cincuenta. El éxito en Francia y Estados Unidos de su primer largometraje, Los raíles del crimen (1965), le sirvieron para sacar adelante sus siguientes proyectos, como Z, que le valdría el Oscar a Mejor película de habla no inglesa y Mejor montaje, el Globo de Oro a Mejor película extranjera, el Premio del Jurado y a Mejor actor del Festival de Cannes, además de varias nominaciones a los Premios BAFTA, consiguiendo el de Mejor música, entre otros.

Ya en los setenta rueda La Confesión y Estado de sitio, con las que Costa Gavras se consagrará como cineasta comprometido y dota a sus películas de una conciencia no sólo social sino también política; ambas cintas obtienen el respaldo unánime de la crítica y optan al Globo de Oro a mejor película extranjera. A partir de la década de los 80, vendrían Desaparecido, con el que conseguiría la Palma de Oro del Festival de Cannes y el Premio Oscar; Clair de femme con Romy Schneider e Yves Montand, Hanna K con Jill Clayburgh y Jean Yanne, Consejo de familia con Fanny Ardant y Remi Martin, El sendero de la traición con Debra Winger y Tom Berenger, o La caja de música con Jessica Lange y Armin Mueller-Stahl.

Su último trabajo detrás de las cámaras es El Capital, un film que explora un tema tan actual como la inestabilidad y la corrupción del sistema financiero y que compitió por la Concha de Oro del Festival de Donostia.

*************************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

 

 

 

PREMIOS TONY de teatro: Palmarés 2017, por Yolanda Aguas

Ayer se celebró la gala de entrega de la 71 edición de los Premios Tony de teatro que estuvo marcada por los números musicales.

Kevin Spacey, presentador de esta edición, se marcó una gran obertura en la que aparecieron los cuatro nominados a mejor musical.  El actor bromeó desde sus supuestos nervios al ser el presentador hasta su sexualidad. Spacey apareció caracterizado en diversas ocasiones, como Johnny Carson, Bill Clinton o su personaje en la serie ‘House of Cards’ apareciendo del brazo de Robin Wright.

‘Dear Evan Hansen’ fue la triunfadora de la noche al hacerse con un total de seis premios, además de ser considerada el mejor musical, consiguió los de mejor actor en musical para Ben Platt, mejor actriz secundaria en musical para Rachel Bay Jones, mejor libreto de un musical, de Steven Levenson, y mejor partitura original, de Benj Pasek y Justin Paul.

‘Hello Dolly!’ se hizo con el premio a la mejor reposición de un musical, y entre otros premios también recibió el de mejor actriz para Bette Midler, que se extendió en su discurso y acabó mandando callar a la orquesta.

Entre los galardonados, Kevin Kline se hizo con su tercer Tony por su papel en ‘Present Laughter’, mientras que Cynthia Nixon (‘Sexo en Nueva York’) consiguió su segundo Tony por su trabajo en ‘The Little Foxes’, de Lillian Hellman.

También hubo tiempo para las reivindicaciones políticas, Stephen Colbert hizo un alegato anti Trump. Y sobre todo para los homenajes, Mark Hamill recordó sobre el escenario a Carrie Fisher, y James Earl Jones, la voz de Darth Vader, que recibió el premio por su larga carrera sobre los escenarios, recordó en un emotivo discurso a su difunta esposa.

A continuación, la lista de nominados y ganadores de los Premios Tony.

Mejor musical
Come From Away
Dear Evan Hansen
Groundhog Day
Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812

Mejor obra de teatro
A Doll’s House, Part 2 by Lucas Hnath
Indecent by Paula Vogel
Oslo by J.T. Rogers
Sweat by Lynn Nottage

Mejor reestreno de musical
Falsettos
Hello, Dolly!
Miss Saigon

Mejor reestreno de obra de teatro
August Wilson’s Jitney
The Little Foxes
Present Laughter
Six Degrees of Separation

Mejor actor principal en musical
Christian Borle, Falsettos
Josh Groban, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
David Hyde Pierce, Hello, Dolly!
Andy Karl, Groundhog Day
Ben Platt, Dear Evan Hansen

Mejor actriz principal en musical
Denée Benton, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Christine Ebersole, War Paint
Patti LuPone, War Paint
Bette Midler, Hello, Dolly!
Eva Noblezada, Miss Saigon

Mejor actor principal en obra de teatro
Denis Arndt, Heisenberg
Chris Cooper, A Doll’s House, Part 2
Corey Hawkins, Six Degrees of Separation
Kevin Kline, Present Laughter
Jefferson Mays, Oslo

Mejor actriz principal en obra de teatro
Cate Blanchett, The Present
Jennifer Ehle, Oslo
Sally Field, The Glass Menagerie
Laura Linney, The Little Foxes
Laurie Metcalf, A Doll’s House, Part 2

Mejor actor de reparto en musical
Gavin Creel, Hello, Dolly!
Mike Faist, Dear Evan Hansen
Andrew Rannells, Falsettos
Lucas Steele, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Brandon Uranowitz, Falsettos

Mejor actriz de reparto en musical
Kate Baldwin, Hello, Dolly!
Rachel Bay Jones, Dear Evan Hansen
Stephanie J. Block, Falsettos
Jenn Colella, Come From Away
Mary Beth Peil, Anastasia

Mejor actor de reparto en obra de teatro
Michael Aronov, Oslo
Danny DeVito, Arthur Miller’s The Price
Nathan Lane, The Front Page
Richard Thomas, Lillian Hellman’s The Little Foxes
John Douglas Thompson, August Wilson’s Jitney

Mejor actriz de reparto en obra de teatro
Johanna Day, Sweat
Jayne Houdyshell, A Doll’s House, Part 2
Cynthia Nixon, Lillian Hellman’s The Little Foxes
Condola Rashad, A Doll’s House, Part 2
Michelle Wilson, Sweat

Mejor música original
Come From Away, David Hein and Irene Sankoff
Dear Evan Hansen, Benj Pasek and Justin Paul
Groundhog Day, Tim Minchin
Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812, Dave Malloy

Mejor guión
Come From Away, David Hein and Irene Sankoff
Dear Evan Hansen, Steven Levenson
Groundhog Day, Danny Rubin
Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812, Dave Malloy

Mejor dirección de musical
Christopher Ashley, Come From Away
Rachel Chavkin, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Michael Greif, Dear Evan Hansen
Matthew Warchus, Groundhog Day
Jerry Zaks, Hello, Dolly!

Mejor dirección de obra de teatro
Sam Gold, A Doll’s House, Part 2
Ruben Santiago-Hudson, August Wilson’s Jitney
Bartlett Sher, Oslo
Daniel Sullivan, Lillian Hellman’s The Little Foxes
Rebecca Taichman, Indecent

Mejor Coreógrafo
Andy Blankenbuehler, Bandstand
Peter Darling and Ellen Kane, Groundhog Day
Kelly Devine, Come From Away
Denis Jones, Holiday Inn
Sam Pinkleton, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812

Mejor orquesta
Bill Elliott and Greg Anthony Rassen, Bandstand
Larry Hochman, Hello, Dolly!
Alex Lacamoire, Dear Evan Hansen
Dave Malloy, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812

Mejor vestuario en musical
Linda Cho, Anastasia
Santo Loquasto, Hello, Dolly!
Paloma Young, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Catherine Zuber, War Paint

Mejor vestuario en obra de teatro
Jane Greenwood, Lillian Hellman’s The Little Foxes
Susan Hilferty, Present Laughter
Toni-Leslie James, August Wilson’s Jitney
David Zinn, A Doll’s House, Part 2

Mejor diseño escénico de musical
Rob Howell, Groundhog Day
David Korins, War Paint
Mimi Lien, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Santo Loquasto, Hello, Dolly!

Mejor diseño escénico de obra de teatro
David Gallo, Jitney
Nigel Hook, The Play That Goes Wrong
Douglas W. Schmidt, The Front Page
Michael Yeargan, Oslo

Mejor diseño de iluminación de musical
Howell Binkley, Come From Away
Natasha Katz, Hello, Dolly!
Bradley King, Natasha, Pierre & The Great Comet of 1812
Japhy Weideman, Dear Evan Hansen

Mejor diseño de iluminación de obra de teatro
Christopher Akerlind, Indecent
Jane Cox, August Wilson’s Jitney
Donald Holder, Oslo
Jennifer Tipton, A Doll’s House, Part 2

***************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

LA PROMESA (Dir. Terry George), por Yolanda Aguas

A excepción de la película de los hermanos Paolo y Vittorio Taviani, El Destino de Nunik (La Masseria delle Allodole, 2007), que trató el tema, no existen demasiadas películas que hayan tratado directa o indirectamente el genocidio armenio.

Ahora, el director Terry George nos presenta la primera película que ha escrito y dirigido él mismo. Estamos ante el primer film hollywoodense que se mete con la temática. Recordamos que el estado turco jamás reconoció la masacre, de ahí la importancia que tiene ahora esta película para mostrar a las nuevas generaciones aquella tragedia humana.

Mikael Boghosian (Oscar Isaac), un joven y humilde armenio que trabaja como boticario, sueña con estudiar medicina en Constantinopla. Para poder pagar la matrícula, se promete  con una chica de familia adinerada en su pueblo natal, Sirun, en el sureste del Imperio Otomano. Una vez allí, conocerá a la dulce Ana Khesarian (Charlotte Le Bon) y a su pareja, el periodista americano Chrys Myers (Christian Bale). Al son de los tambores de guerra, los sentimientos surgen y sus vidas cambiarán para siempre.

La fotografía, magistral como siempre, de Javier Aguirresarobe (que enmarca imponentes escenarios rodados en España, Portugal, Malta y Estados Unidos) y la música de Gabriel Yared son dos elementos esenciales para la aceptación y apreciación de esta película.

Años atrás hubo dos películas inolvidables que dejaron huella en el espectador, Doctor Zhivago (1965) o Rojos (1981), ambas mostraban al mundo épocas determinantes en la historia social y política de la Humanidad.   Aquí, hablar del genocidio armenio, algo que aún hoy en día se oculta y se niega, como se ha hecho sistemáticamente durante todos estos años, hasta el punto en el que este hecho histórico es desconocido para parte de la población. Con el fin de dar a conocer la tragedia, The Promise se centra, como también hicieron las dos películas que he mencionado anteriormente, en la historia de amor; en el apasionado triángulo amoroso entre los protagonistas al principio del fin del Imperio Otomano.

El director Terry George intenta compensar las atrocidades que describe la historia con un matiz de sensibilidad. A pesar de esto, no consigue llegar al espectador con fuerza ya que la historia de amor esta explicada con poca profundidad.

El ritmo a veces demasiado rápido, dificulta poder impresionar a un público demasiado acostumbrado a la violencia, vemos escenas donde se muestran la crueldad de la guerra, la brutalidad en la realización de trabajos forzosos y la monstruosidad de la aniquilación de un pueblo entero, con sus cuerpos apilados al lado del rio… Por otro lado, el film tiene momentos conmovedores, como la escena del personaje interpretado por un infatigable Oscar Isaac en un tren en medio de una tormenta.

Las interpretaciones son excelentes, sobresaliendo los tres protagonistas, interpretados por unos incondicionales Oscar Isaac y Christian Bale junto con Charlotte Le Bon, que nunca fallan.

*******************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.