DUNKERQUE (Dir. Christopher Nolan), por Yolanda Aguas

Christopher Nolan nos presenta una película épica y, en ocasiones, de mucha tensión que recrea con gran acierto la evacuación de las tropas británicas de Dunkerque

El director inglés, que también firma el guion, ha creado una película de metraje muy ajustado comparado con su anterior filmografía, y por ello no tiene tiempo que perder en mostrarnos tres visiones distintas del hecho histórico: los soldados atrapados en la playa, los barcos civiles que fueron a rescatarles y el pequeño escuadrón de aviones que les ayudó desde el aire. Y lo hace con tres temporalidades distintas que se cruzan entre sí.

Un recurso que para alguno puede resultar complicado de seguir pero que ahonda en la tensión que el realizador toma como elemento cohesionador del film.

El director se esmera en mostrar la guerra como algo terrible y no glorifica en ningún momento ninguna de las acciones, salvo de manera ligera en el epílogo.

Se muestra muy frío en su tratamiento detrás de la cámara, siendo ésta testigo de lo que acontece, sin ningún alarde técnico, ni siquiera en las batallas aéreas que por su dinamismo podrían haber derivado en un auténtico espectáculo.

El otro elemento que más llama la atención por alejarse de lo que Nolan suele ofrecer, es el poco diálogo que tiene la película. Aquí los personajes apenas hablan, poco se sabe de ellos. Esto puede hacer que cierto sector del público no acabe de entender del todo lo que está ocurriendo, agravándose esta sensación con la triple temporalidad del relato.

De nuevo, el cineasta inglés se rodea de un importante elenco de actores que se reparten el protagonismo sin que ninguno destaque sobre el resto. Quizá Fionn Whitehead, por ser menos conocido, resulte más llamativo gracias a su mirada hipnótica y su rol dentro del relato, aunque no por ello hay que olvidar el buen hacer de Tom HardyCillian Murphy, James D’Arcy o los veteranos Mark Rylance y Kenneth Branagh, por citar a algunos.

Dunkerque es una película muy interesante, que busca las sensaciones más que el trato documental de lo que aconteció. Aunque para ciertos espectadores pueda resultar confusa, la experiencia que su director promete se cumple con creces, y no es otra que la de experimentar el horror de la guerra desde dentro.

Técnicamente es magnífica, destacamos sonido y dirección de fotografía. La banda sonora compuesta por Hans Zimmer no desmerece del conjunto de la obra.

*************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s