DIRK BOGARDE (Actor, pintor y escritor), por Yolanda Aguas

Al escribir hace un tiempo mi artículo dedicado a Charlotte Rampling, recordé lo mucho que me gustó leer –  hace 28 años – un magnífico libro autobiográfico:  “DIRK BOGARDE, Un hombre ordenado”.

El libro fue publicado en España por la editorial Espasa Calpe en 1985 con ISBN: 84-239-2412-2, y estaba dedicado por el autor al que fue su secretario y compañero sentimental: E.L.L. Forwodd.

Dirk Bogarde, cuyo auténtico nombre era Derek van der Bogaerd, nació en Hampstead (Gran Bretaña) en 1921 y falleció en Chelsea (Londres) en 1999.  Actor de prestigio internacional, su nombre aparece íntimamente asociado a películas como El Sirviente, Muerte en Venecia o El Portero de Noche, auténticos hitos de la cinematografía.

images (5)images (10)El_sirviente-230580390-largePortero_de_noche-668647077-largedescarga

Pero Bogarde fue algo más que un actor, su vena artística, en la que se aprecia una clara influencia familiar – su madre fue actriz y su padre crítico de arte de The Times – le llevó a la pintura, la poesía o la novela como un destino natural.  Sin embargo, estas facetas de Dirk Bogarde son poco conocidas, aunque sus libros se convirtieron en best-seller del momento y alguno de sus dibujos figuran en el Museo Británico.

Un hombre ordenado, su tercer libro autobiográfico y el primero que se publicó en España, muestra la capacidad del actor para dar marcha atrás en su memoria y rescatar del olvido momentos y anécdotas de una intensa biografía, en la que figuras como Visconti, Losey, Resnais o la propia Cavani jugaron un papel importante y decisivo.

Durante más de quince años, Dirk Bogarde vivió en una vieja granja en La Provenza.  Allí, alejado momentáneamente del cine, en compañía de su fiel perro Lobo y con el creciente temor de que su retiro se convirtiese en definitivo, comenzó a escribir su biografía.  Un hombre ordenado, es un relato apasionante en el que Bogarde con un estilo peculiar, se enfrenta con sus recuerdos y revive momentos de su intensa vida en la que la presencia de las cámaras ha sido constante.  Y así van surgiendo personalísimos retratos de algunas de las grandes figuras de la cinematografía, los anteriormente citados y, por supuesto, el mítico Rainer Werner Fassbinder.

bogarde1images (8)

Sus vivencias personales y el entrañable recuerdo de sus padres, se entremezclan con curiosas anécdotas que permiten conocer los entresijos del mundo del cine.  Bogarde aún recuerda con una sonrisa a aquel hombre nervioso que el día del estreno de Muerte en Venecia en Los Ángeles, se acercó a Visconti y le preguntó: ¿Quién puso la música signore Visconti?  Gustav Mahler, respondió el cineasta italiano.  ¡Espléndido, debemos ofrecerle un contrato¡

Un hombre ordenado, es un libro fundamental para lograr una aproximación a la fascinante personalidad de este hombre que supo llevar su vida con una exquisita elegancia.

Inolvidable Dirk Bogarde…

images (15)images (4)

**********************************************************************************************************

NOTA:  Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s