JAULAS (Dir. Nicolás Pacheco), por Yolanda Aguas

Sorprendente ópera prima de Nicolás Pacheco.  No es fácil iniciar una carrera cinematográfica, cuesta demasiado poner en pie un proyecto, sacar adelante un guión.  En el caso que nos ocupa, el propio realizador es el autor del mismo.  No sé muy bien si definir “Jaulas” como un viaje emocional, atemporal, de dos mujeres o como un relato que aborda la búsqueda desesperada de unos seres humanos por alcanzar sus sueños logrando un poco de paz interior.  Quizá sean ambas cosas a la vez.

El guión que ha escrito Nicolás Pacheco tiene diferentes lecturas, presenta diversos conflictos existenciales y – quizá por eso – en alguno de ellos no lograr profundizar lo suficiente.  No es un problema demasiado serio, ya que a veces (y mucho más en una primera película) lo que cuenta es la intención.  Este joven director se ha ganado con su primera película que sigamos sus futuros trabajos con la debida atención y consideración.

Pacheco define su película como “una fábula contemporánea, un cuento” que hace que el espectador se plantee cuál es su jaula, sus condicionamientos que le impiden tener la vida soñada o parecerse a lo que había soñado de sí mismo.  Las principales actrices de la película, Estefanía de los Santos (la madre, en una gran interpretación) y Marta Gavilán (la hija, que significa su debut cinematográfico) hacen un viaje emocional en una huida desesperada.  Ambas pretenden dejar atrás su pasado, el que era un presente carente de recursos materiales y, especialmente, afectivos.  Cuesta mucho no identificarse con su historia y empatizar con ellas. Metafóricamente, ¿Quién no se ha sentido alguna vez encerrado en una jaula?  La libertad de elección es ya de por sí una jaula enorme.

El apartado de interpretaciones se completa con estupendos actores: Belén Ponce de León (“El Reino”, “Camino”), Antonio Dechent (“Intacto”, “Los aires difíciles”, “La Peste”) y Antonio Estrada.

La película se beneficia con el paisaje de Andalucía, sus colores…  que están magníficamente reflejados en la fotografía firmada por Alejandro Espadero. La música (Pablo Cervantes) acompaña perfectamente a la historia, en realidad se convierte en un elemento esencial.  Hubo momentos que creí estar viendo una película del gran Emir Kusturica, y no sólo por la música (les remito a las escenas en las chabolas).

Apoyen esta película y vayan a verla.

**********************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s