LA TRAGEDIA DE PETERLOO (Dir. Mike Leigh)

Texto: Yolanda Aguas

La última película de Mike Leigh, cuenta la historia de la masacre de Peterloo de 1819, durante la cual las autoridades británicas atacaron a los manifestantes de una protesta pacífica en Manchester.

La tragedia de Peterloo se inicia con una escena en medio de un campo de batalla, aunque ya sin ella, pero con la tragedia sangrando en el suelo. En medio del paisaje, un joven deficiente, que ha participado en la guerra como soldado, intenta hacerse camino a casa. La función de este joven en la historia de La tragedia de Peterloo es dotar a la historia de un hilo conductor que una el principio con el final de la película. Este chico es el emblema del abuso de poder que aplica la clase dirigente inglesa sobre los más desfavorecidos.

Una vez transcurrida esta exposición inicial, la película nos va mostrando cómo la vecindad trata de organizarse para articular la revuelta. Ahí vemos a vecinos tratando de concentrar fuerzas. También vemos cómo llegan arribistas, especuladores y mediadores, con la finalidad de ayudar al pueblo o para ejercer como chivatos que sirven a los poderosos.

Todo muy semejante a los conflictos de hoy en día, en que el malestar del pueblo es fagocitado por personas que se ofrecen para mediar, pero que en realidad lo que quieren es capitalizar el movimiento social, el descontento y la desesperación a favor de sus propios  intereses

Sin pretender contar el final de la película, indicar solo que describe al detalle la tragedia de Peter’s Field y está contada con brillantez.  Mike Leigh aprovecha para ejercer una acertada crítica de la clase dirigente inglesa, contado con un orden, con unos diálogos muy trabajados, con una pedagogía que no deja lugar a la duda.

Los intérpretes: Rory Kinnear, Maxine Peake, David Bamber, Marion Bailey, Kieran O’Brien, Adam Long, Tim McInnerny, Leo Bill, Nico Mirallegro, Teresa Mahoney y Karl Johnson, realizan perfectamente su trabajo.

Una estupenda fotografía de Dick Pope y una B.S.O. eficaz de Gary Leigh, culminan una película interesante.  Eso sí… no vayan con prisas, la película dura 154 minutos.

***********************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s