GRACIA QUEREJETA Y MARIBEL VERDÚ: “FELICES 140”, por Yolanda Aguas

Gracia y V 01Gracia y V 03

Dentro del ciclo “La buena estrella” que dirige, presenta y modera Luis Alegre (profesor, periodista, director y escritor) en la Universidad de Zaragoza, se celebró en el Colegio Mayor Pedro Cerbuna, la 143 edición con la presencia de Gracia Querejeta y Maribel Verdú,  

Ambas presentaron su última película: Felices 140.  Antes del habitual coloquio con el público de Zaragoza, concedieron una rueda de prensa en la que estuvimos presentes.

Elia cumple 40 años y su aniversario le sirve de pretexto para reunir en una casa rural de lujo a unos pocos amigos y familiares. Hay algo que tiene que comunicarles: es la única ganadora del bote que el Euromillón sorteaba esa semana. A partir del instante en que los invitados son conscientes de que Elia es la afortunada a la que le han caído del cielo 140 millones de euros, el ambiente comienza a enrarecerse y lo que en un principio parecen alegrías compartidas se tornarán poco a poco en codiciosas argucias para conseguir quedarse con el dinero de Elia.

Gracia Querejeta manifestó que “Felices 140” es su trabajo más oscuro y ambicioso, una reflexión sobre la mezquindad del ser humano y las peligrosas influencias del dinero.  La película quiere plantear, además, un debate entre los espectadores: “qué hubiera hecho él de vivir la situación de los personajes del film”.

Gracia explicó que la idea de escribir este guión fue consecuencia del momento en que “todos estábamos muy preocupados por la crisis”, y por el difícil momento económico decidió realizar una película “económicamente viable”.

Nuestro amigo Juan Carlos Ajenjo (cinéfilo y componente de la Tertulia Cinematográfica Perdiguer de Zaragoza), reflexionó con Gracia sobre la importancia del número 7 en sus películas.  Gracia sonrió, y le respondió que “más que una intención consciente, era más bien una racha” y anunció que entre sus próximos proyectos figura una película que se llamará “Setenta veces siete” (título con referencias bíblicas en el que Maribel Verdú también tendrá un papel), y “Grecia”, una película que trata de un grupo de personas de mediana edad, sin hijos ni familiares, que decide vivir en Grecia el resto de su vida.

Gracia y V 04Gracia y V 02

CINET FARÖ realizó las siguientes preguntas en la rueda de prensa:

Gracia, he visto toda tu filmografía, me encanta tu cine y las reflexiones que siempre planteas al espectador…

¡Muchas gracias¡

Me ha hecho muy feliz que hayas contado para “Felices 140” con Eduard Fernández, un actor al que adoro.  ¿Cómo fue su incorporación al reparto? y ¿cuál fue el motivo para que quisieras contar con él?

Esta película ha sido tan difícil de montar… a pesar de que parece muy sencilla.  Desde el punto de vista producción, quiero decir.  Ha sido muy complicada de levantar, Luis (Alegre) lo sabe bien.  De ahí que hubo dos etapas en lo referente al casting de la película.

Una primera etapa fue en la que estaba Maribel, Alfredo Latorre, Alex O’Doghertypero no teníamos todavía a Ginés García Millán.  Luego, dos años y pico después, casi tres, fue cuando de verdad pudimos levantar la película y hacerla.  Entonces fue cuando entraron Eduard Fernández, Marián Álvarez…  Hubo como dos procesos ¿no?

¿Por qué Eduard?  Por la misma razón que tú me estás dando…  Es un actor fantástico y, además, a mí me parecía que precisamente el papel de Ramón iba a ser muy interesante para él.  A Eduard le vemos casi siempre en papeles de hombre más duro, más seguro, más firme.  Quizá son hombres como de más potencia, con más dignidad.  Por eso, como directora, para mí era como un reto darle un papel de un hombre que era todo lo contrario.  O sea, un tipo que en lugar de ser un tipo recio, era lo que vulgarmente representa para nosotros un calzonazos.  Alguien a quien cuya mujer lo tiene totalmente sometido, por eso me parecía interesante verle en un papel así, en el que yo nunca le había visto antes.  Como directora, ese tipo de retos me gustan.

Esta película, “Felices 140”, habla de la felicidad (o la falsa felicidad).  Borges reflexionaba sobre eso, y decía que de cuantos defectos había tenido en su vida, el de no haber sabido ser un hombre feliz era el peor de todos ellos.  ¿Qué es para vosotras la felicidad?

Gracia Querejeta: ¡Qué difícil¡  Para empezar, un cierto sentido de paz.  Yo creo que ya con eso uno tiene bastante conseguido. Y luego a partir de ahí, pues tiene que haber una serie de cosas… no lo sé, depende de para qué.

Yo creo que la paz es fundamental, si uno no está en paz consigo mismo y con los demás es todo más complicado.  Y son muchos factores, son momentos, son temporadas…

Maribel Verdú: Y por encima de todo son momentos… Y yo cuando siento que los estoy viviendo, porque son consciente, lo digo en voz alta: “ahora mismo, a las ocho menos cinco, aquí son feliz”…  Lo digo para no olvidarme de eso cuando vienen esos momentos de “bonito bajoneo” (como diría Gracia).

Soy feliz cuando cruzo por El Retiro caminando, por ejemplo.  O esta tarde cuando venía a Zaragoza, cuando he pedido un vaso de agua y el camarero me ha puesto algo muy bonito en el posa-vasos.  Ese momento me ha hecho muy feliz y me continúa todavía…

Luis Alegre: como decía Groucho Marx, “la felicidad radica en las pequeñas cosas: una pequeña mansión, un pequeño yate…”

(nos reímos todos)

Maribel Verdú: Y como dice Gracia, que tiene toda la razón, “el dinero la felicidad no da, pero las penas con dinero son menos penas”.

Gracia Querejeta: Y vamos… el que diga lo contrario ¡miente¡  (risas)

Maribel, hace unos meses pudimos verte en el Teatro Principal de Zaragoza, con la obra “Los hijos de Kennedy”.  ¿Tienes próximamente algún proyecto de teatro?

Proyecto, ahora mismo no. Sí tengo la función que haría, por lo menos la tengo, y eso es de las cosas más difíciles.

¿Con qué director?

No se lo he propuesto ni siquiera a él… (risas)

Maribel, tienes una de las filmografías más importantes de nuestro país.  ¿Sigues con la misma motivación para actuar que cuando comenzaba tu carrera?

Sí ¡claro¡  No he perdido el entusiasmo, la capacidad de sorpresa, la capacidad de riesgo, el coger un proyecto con la máxima ilusión.  No he perdido nada de eso.  Sólo he cogido algo nuevo en todos estos años que es el miedo atroz que siento al enfrentarme a un nuevo proyecto.

Yo no tenía miedo hace unos años, y de unos años a esta parte sí.  Es miedo al leer el guión y preguntarme ¿pero cómo voy a hacer este personaje? ¿Cómo me enfrento a él?   Digo siempre “yo no voy a poder” y luego siempre puedes…, las cosas salen, pero es algo que antes no tenía y ahora tengo.

83_1d73e13563b8be946c0f00bab252d7ea_m (1)85_2a14beb1aee2d71c6fecb12f25c690f7_m88_398a8bc2e3f7f879ff0986359513be80_m86_ba1b7eb9b8ad142948e3b9dce300b4c6_m

Terminó la rueda de prensa y tras ella, el reencuentro con los muchos amigos que Gracia y Maribel tienen en Zaragoza, lo que supuso la llegada de muchos abrazos, besos y fotografías.  Realmente, son muy queridas.

****************************************************************************************************

NOTA:

Las fotografías oficiales del film “Felices 140” son propiedad de la productora de la película.

Las fotografías de la rueda de prensa, son propiedad y autoría de YOLANDA AGUAS para CINET FARÖ.

Anuncios

15 AÑOS Y UN DÍA (Dir. Gracia Querejeta), por Yolanda Aguas

El cine de Gracia Querejeta está fundamentado en lo mejor de los directores europeos  de culto.  Aunque sigo pensando que su mejor película es “El último viaje de Robert Rylands (1996) –película emocionante y con una banda sonora compuesta por el gran Ángel Illarramendi (que es una obra maestra)– las películas que rodó después y ésta recientemente estrenada son el resultado inequívoco de su gran cultura cinematográfica.  Son películas en las que priman las relaciones entre los seres humanos y su forma de comunicarse.

15-anos-y-un-dia-3_principalGaleriaApaisada15-años-y-un-dia-gracia-querejeta-1024x682

Es su tono, su universo, su modo de entender la vida y la existencia humana.  No es extraño que haya dedicado su última película al maestro ELÍAS QUEREJETA (el mejor productor del cine español y además –y más importante- su padre. Como es habitual en ella, el guión es lo más importante de esta película.  Guión importante, con profundos diálogos y muy bien escritos para que sus actores puedan defenderlos con solvencia y oficio como sucede en esta película.   Maribel Verdú, con quien Gracia Querejeta ya había trabajado en su último filme “Siete mesas de billar francés interpreta a Margo, la madre de un adolescente de 14 años que ve cómo está perdiendo de forma irremediable las riendas de su educación.  Ella está obsesionada con presentarlo constantemente a pruebas de casting, que más que motivarle lo que consigue es desestabilizar su autoestima.  No tiene necesidad de ello ya que –aunque es viuda- tienen la suficiente estabilidad económica como para no tener que hacerlo.

Por si fuera poco, la abuela del niño –interpretada por una de las actrices más sublimes de nuestra escena, SUSI SÁNCHEZ– que se lleva bien con él, vive siempre con una negatividad desesperante propiciada por el dolor que le causó el abandono de quien fue su marido.  Es incapaz de ayudar en la educación del joven adolescente ni de apoyar a Margo, su hija.  La hija, acuciada por los problemas que está causando Jon (su hijo) decide enviar al joven con su abuelo Max (Tito Valverde), un ex – militar que vive en un pueblo de Alicante desde que dejó a su familia y al ejército.  Tito Valverde, recuperado para el cine, dota a su personaje de una dimensión intensa y real que llega al espectador.  Interpretación que no dudamos tendrá alguna recompensa en premios.  Su personaje y el del joven, son lo mejor de la historia.  Ellos y los momentos que comparten muestran lo que significa vivir dentro de una estructura familiar plena –aunque aparentemente no lo parezca-.

images (1)images

Existen también otros personajes, como el de la mejor amiga de Max, Aledo (Belén López, excelente en su papel), cuya escena con Margo (Maribel Verdú) es de las mejores de toda la película.  Recae sobre ellas el peso dramático del filme, ése en que se refleja la madurez del ser humano que, a pesar de todo, ha sabido luchar por sus ilusiones aunque no haya sido capaz de hacerlas realidad.

15 años y un día, obtuvo números premios en la pasada edición del Festival de Málaga: en las categorías de Mejor Película, Guión, Música y Premio de la Crítica.

Que está bien escrita y bien filmada es obvio, no podía ser menos si se trata de una directora que domina su oficio, pero el resultado –siendo muy sinceros- no ha sido el esperado por los que tanto llegamos a admirar su primer largometraje.

Le pedimos mucho a Gracia Querejeta, le pedimos trabajos que estén a la altura de los grandes directores.  Lo hacemos porque ella puede… aunque no lo haya logrado en su última película.  Quizá debería arriesgar más o no ser excesivamente complaciente con la opinión del público mayoritario, quizá sólo se trata de reflejar crudamente la realidad de un adolescente con serios problemas o de una sociedad en estado de letargo ante dicha problemática. Quizá sean ambas cosas…

Con todo, si no fuera así no escribiríamos este artículo, es una película que todo aficionado al cine debe conocer.

Esperaremos con interés su próximo trabajo.

images (3)images (2)

**********************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.