NADIE QUIERE LA NOCHE (Dir. Isabel Coixet), por Yolanda Aguas

1280x720-i6nimages (2)maxresdefaultNadie-quiere-la-noche-Trailer_thumb79

Me encanta el cine de Isabel Coixet. Digo esto de antemano, porque creo que ella lo merece. Lleva años soportando críticas feroces de críticos cinematográficos (y de no críticos) a los que parece sólo les molesta su más que demostrada inteligencia y su escondida sensibilidad. ¡Pena por ellos¡

Nadie quiere la noche (¡qué titulo tan bonito¡) es una película que se apoya, con un fuerte anclaje, en un extraordinario guión y en unos paisajes helados que abruman por su belleza.  Sorprende que la propia Coixet diga que nunca había rodado en situaciones extremas de frío y que no tenía ni idea de cómo hacerlo.  Menos mal que “no tenía ni idea”, no podemos imaginar qué habría lograrlo de tenerla.

La película, brillante, emotiva, exigente y turbadora, representa el viaje físico que una mujer realiza a Groenlandia en busca de su esposo.  Es también, el viaje interior de una mujer que se descubre a sí misma con la ayuda de una inesperada compañía.

205191-944-594images (1)nadie-quiere-4images

Hablar de Juliette Binoche resulta fácil y difícil por partes iguales.  Fácil porque tiene una filmografía exquisita que la precede, de ésas que los cinéfilos llamados: impecableDifícil porque cada vez resulta más arduo encontrar adjetivos nuevos para definir su modo de trabajar, su profundo tratamiento de los personajes que interpreta, su mirada eterna…

Isabel Coixet dice de ella que “el término actriz se le queda corto”.  Pensamos lo mismo.  En “Nadie quiere la noche” vuelve a ofrecernos una interpretación antológica por su hondura y por su dimensión.  ¡Cómo aguanta esta actriz los primeros planos¡  Es maravillosa.

La acompañan en su viaje, físico e interior, dos actores magníficos: Gabriel Byrne (casi desconocido en este papel) y la japonesa Rinko Kakuchui (quien ya trabajó con la Coixet en “Mapa de los sonidos de Tokio”).

Kakuchi será el detonante del descubrimiento interior de Binoche.  Ambas mujeres, tan opuestas en la forma de ver y sentir el mundo, tendrán la necesidad de conocerse y comprenderse para sobrevivir a la dureza de transitar la noche polar del Ártico – esos seis meses de invierno y oscuridad – y también al gran conflicto que se presenta cuando ambas descubren que aman al mismo hombre.

Frío helador en el ambiente, frío helador en los sentimientos iniciales pero que – poco a poco –  se vuelven más cálidos.  El ser humano es sorprendente, y también fascinante, por la forma en que es capaz de evolucionar.

Película imprescindible del cine español que tiene el honor de contar con la presencia de la actriz europea más completa y fascinante de las últimas décadas: Juliette Binoche.

reu_20150205_152057625isabel-coixet-congela-la-berlinale

************************************************************************************************************

NOTA:  Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

 

Anuncios

JULIETTE BINOCHE e ISABEL COIXET: Rueda de prensa SEMINCI, por Yolanda Aguas

CSpkXY0WUAAZcw9JBoriginal_562a50aa47218binoche-seminci-2015

En la tarde del sábado 31 de octubre, y durante la rueda de prensa que concedió junto a Isabel Coixet, Juliette Binoche se mostró encantadora, se dejó fotografiar y trató a todos con mucha cordialidad.  Todo el mundo quedó encantado.

La cineasta catalana Isabel Coixet cerró este sábado la 60ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid con el estreno de “Nadie quiere la noche”, su último largometraje, que narra la odisea de Josephine Peary, una mujer de la alta sociedad norteamericana que parte a la búsqueda de su marido, el controvertido explorador Robert Peary, mientras éste intenta convertirse en el primer hombre en coronar el Polo Norte.

Protagonizada por Juliette Binoche, Espiga de Honor de la SEMINCI 2015, el film arranca con la mujer llegando a la isla de Ellesmere, en Canadá, donde organiza una segunda expedición para intentar alcanzar al grupo de su esposo, y poder así compartir con él ese momento de gloria y demostrarle su amor.

Binoche encarna a un personaje altivo, distante y más frío que el propio hielo, insensible a las vidas de cuantos tiene alrededor. Para ella la vida de los demás no es sino un objeto con el que puede jugar a su antojo. Su determinación y espíritu aventurero la empujarán hacia lo desconocido en pos de un lema de su propio marido: “Si no hay camino, se abre uno”.

CSpkXY9WwAAyYeOIMG_1517

La cineasta catalana presentó hoy la película acompañada por la estrella protagonista, y recordó los orígenes del proyecto “hace casi cuatro años y medio”, cuando los productores Andrés Santana y Miguel Barros le enviaron el guión. “Al leerlo pensé tres cosas: ‘esto es una locura, es una locura que merece la pena ser contada, y si Juliette Binoche no interpreta a la protagonista no sé cómo lo vamos a hacer’. Así empezó todo”.

“Ha sido muy difícil de hacer, desde la perspectiva económica, pero me parecía una película totalmente necesaria”, ha dicho Binoche. “Isabel y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo y queríamos hacer alguna película juntas. Con este proyecto, su amor por el ser humano me obligó a decir que sí”.

Según detalló la actriz, lo que más le atraía de colaborar con Coixet era que “no tiene miedo de las emociones, de entrar en lo contradictorio del ser humano”. “Siempre encuentra la forma de encontrar un ángulo diferente para contar cosas similares. Necesitamos lo femenino del ser, que está presente en cada uno de nosotros, y el hecho de que esté simbolizado en una mujer me encanta”.

Coixet ha explicado que estrenaron mundialmente la película medio acabada en el pasado Festival de Berlín, donde fue el film de apertura, y que después de su paso por aquel certamen han eliminado algunas imágenes, “nada fundamental”, e incluido una voz en off de Juliette que, para la cineasta, “redimensiona la película y la hace más compacta y mejor“.

CSpkXY_WUAADEkdA9-878159577--320x378

***************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.

 

 

APRENDIENDO A CONDUCIR: Breve Encuentro en Manhattan, por Francesc Mazón Camats

aprendiendo-a-conducir-cartellearning-to-drive-cartelLearning-to-Drive

Isabel Coixet, nuestra directora catalana más internacional, nos ofrece su nuevo film en un año especialmente activo. Bajo la apariencia de una neoyorquina comedia sentimental, se esconde su film más novedoso y conseguido, el que mejor encaja medios y resultados. Un film que puedes disfrutar, entre emoción y risas.

Podría parecer fácil, el encargo de una comedia dramática en New York con dos personajes de mediana edad, todo un género en sí mismo. Pero hace ya  bastantes años (demasiados) que esta tradicional mezcla sólo nos ofrece comedietas sentimentaloides de treintañeros con problemas de madurez.

Partiendo de un guión ajeno de Sarah Kernochan, que la directora lleva a su terreno, a partir de afinidades personales (aprendió a conducir, después de una ruptura sentimental) y amor incondicional por la Gran Manzana. La Coixet nos narra un breve encuentro entre dos náufragos de la gran ciudad. Una intelectual-crítica literaria, residente en Manhattan, que es abandonada entre un restaurante y un taxi por un marido, algo más joven y un taxista/instructor de autoescuela  sij, que vive en  Queens y la enseñará a conducir e indirectamente a salir a flote.

descargaaprendiendo-a-conducir-1-e1435590498861

Dos actores excelentes, en  estado de gracia, Patricia Clarkson y Ben Kingsley (viejos colaboradores y amigos de la directora) bordan sus papeles, en los que encajan como guantes.

Argumento nada novedoso, pero contado por la Coixet con sutil elegancia, extraordinaria gracia para los detalles y los ambientes (un New York nada tópico que respira autenticidad y luce radiante con la fotografía de Manel Ruiz). Una enorme empatía con todos sus personajes, desde la hija en tránsito hacia la madurez, Grace Gummer (hija de Meryl Streep), muy natural; hasta la sencilla y desorientada esposa llegada de la India, humanísima Sarita Choudhury.

El film avanza en el descubrimiento mutuo entre la abandonada Wendy, hundida en el caos de un fracaso sentimental  y el vacio por delante… y el metódico, reflexivo Darwan que guarda un pasado traumático y un presente difícil, entre la soledad y el racismo.

Para nuestra protagonista aprender a conducir, supondrá rehacer la propia vida, tomar de nuevo las riendas ante la madurez. Para el recto y honesto Darwan, el final es más incierto y agridulce.

Disfruten de este film que parece abrir un nuevo camino en la  brillante carrera de una directora inusual.

nt_15_aprendiendo-a-conducir-1Patricia+Clarkson+Isabel+Coixet+Learning+Drive+gEBom6WGUm_limages (1)apren234

*********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este post son propiedad de sus autores.