LA CIMA (Dir. Ibon Cormenzana)

Mateo (Javier Rey) se enfrenta por primera vez a la montaña más peligrosa del planeta, el Annapurna, con el reto de llegar hasta la cima y cumplir así una antigua promesa. En su ascenso sufre un accidente que le deja inconsciente y gravemente herido. Horas más tarde es rescatado por Ione (Patricia López Arnaiz), una alpinista experimentada que está pasando el invierno en un refugio, sola y alejada del mundo. A pesar de no entender las razones que han llevado a Mateo hasta allí, Ione intentará ayudarle a alcanzar su meta.

Ibon Cormenzana rinde, en su cuarta película, un homenaje al alpinismo profesional y a los apasionados de la escalada en alta montaña. Quizá a los expertos en este deporte la película se les quede corta: seguramente hay documentales mejores para entender lo que supone una expedición; pero no parece esa la pretensión de Cormenzana, pues, más que detenerse en el ascenso en sí mismo, quiere contar las motivaciones de quienes asumen riesgos incomprensibles a los ojos de la mayoría.

El director pone el foco en las despedidas familiares antes de emprender un ascenso, en lo que se descubre al medirse con una situación extrema, en los vínculos que se crean en la montaña, incluso en la naturalidad para recurrir a Dios cuando se está entre la vida y la muerte. A través de los dos personajes se abordan temas como el amor y el respeto a la naturaleza, la resiliencia y el esfuerzo, la superación de la pérdida, el compañerismo en la montaña, el instinto de amar, y, sobre todo, el filme ibérico nos habla sobre el sentido de la vida. Lo más importante es que el cineasta sabe transmitir su mensaje sin ningún tipo de impostura. La narración es natural, nada forzada e inteligente al aplicar el menos es más en sus apenas noventa minutos de duración.

Sin embargo, a pesar de esos buenos mimbres y de la mejor interpretación de Javier Rey y de Patricia López Arnáiz, no se consigue alcanzar el clímax emocional que sería de esperar, y el resultado final es algo plano.

**************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

PREMIOS PLATINO IX edición (Presentación y Lectura Nominados)

Texto: Oficina de Prensa (Zenit Comunicación) de los Premios Platino
Fotografías: Yolanda Aguas para CineTFaro.

Los Premios PLATINO del Cine y el Audiovisual Iberoamericano ya tienen finalistas para su IX Edición. La gala, que se celebrará el próximo 1 de mayo en Madrid, y será retransmitida por las televisiones de toda Iberoamérica, coronará a la Mejor Película Iberoamericana de Ficción, entre las que parten como nominadas las españolas El buen patrón, de Fernando León de Aranoa, Madres paralelas, de Pedro Almodóvar, y Maixabel, de Icíar Bollaín, y la mexicana Noche de fuego, de Tatiana Huezo. En el caso de la categoría a Mejor Miniserie o Teleserie Cinematográfica Iberoamericana de Ficción o Documental, la relación de finalistas la componen la argentina El reino, de Marcelo Piñeyro y Claudia Piñeiro, la chilena Isabel, de Rodrigo Bazaes, y las mexicanas Luis Miguel: La serie, de Daniel Krauze, y Narcos: México, de Carlo Bernard, Chris Brancato y Doug Miro.

La lectura de nominaciones, que tuvo lugar este jueves 31 de marzo en el Ayuntamiento de Madrid, fue realizada por Daniel Guzmán, Darío Yazbek, Edgar Vittorino, Luis Cobos, Rossy De Palma y Stephanie Cayo. Así, el anuncio revela que la obra con más nominaciones en el apartado televisivo es la serie argentina El reino, seguida por la española Hierro, con 3 candidaturas. Por su parte, las producciones cinematográficas con más opciones a galardón son las españolas El buen patrón, con 11 nominaciones, Maixabel, con 8, y Madres paralelas, con 7.

Al acto presentado por la periodista Yolanda Flores acudieron Enrique Cerezo, presidente de EGEDA y Premios PLATINO, Adrián Solar, presidente de FIPCA, José Luis Martínez Almeida, alcalde de Madrid, Marta Rivera, consejera de Cultura de la Comunidad de Madrid, o Eduardo Fernández Palomares, subsecretario de Cultura y Deporte del Ministerio de Cultura y Deporte español, así como distinguidas personalidades de la diplomacia iberoamericana y de la industria cultural y audiovisual.

LOS PLATINO, PREPARADOS PARA SU IX EDICIÓN

Los Premios PLATINO del Cine y el Audiovisual Iberoamericano, ya prepara su puesta de largo para coronar a los ganadores de su novena edición. Así, en la categoría a Mejor Película Iberoamericana de Ficción concurren las ya citadas El buen patrón, Madres paralelas, Maixabel y Noche de fuego, mientras que los nominados a Mejor Dirección son, precisamente, los realizadores de las películas nombradas previamente: Fernando León de Aranoa por El buen patrón, Icíar Bollaín por Maixabel, Pedro Almodóvar por Madres paralelas y Tatiana Huezo por Noche de fuego.

Las actrices finalistas en la categoría de Mejor Interpretación Femenina son la española Ángela Molina por la cinta paraguaya Charlotte, Blanca Portillo por Maixabel, la mexicana Ilse Salas por la película panameña Plaza Catedral y Penélope Cruz por Madres paralelas, rol que le valió la nominación en los 94º Premios Oscar y la Copa Volpi del Festival de Venecia. Por su parte, los candidatos a Mejor Interpretación Masculina son Eduard Fernández por el filme español Mediterráneo, Javier Bardem por El buen patrón, Luis Tosar por Maixabel y el brasileño Rodrigo Santoro por 7 Prisioneiros.

A los premios a la Mejor Interpretación Masculina de Reparto y Mejor Interpretación Femenina de Reparto, optan, respectivamente, el chileno Alfredo Castro por la cinta argentina Karnawal, Christian Malheiros por 7 Prisioneiros, Manolo Solo por El buen patrón y Urko Olazabal por Maixabel en la parte masculina, y Aitana Sánchez-Gijón por Madres paralelas, Almudena Amor por El buen patrón, Ana Cristina Ordóñez González por Noche de fuego y Milena Smit por Madres paralelas en el apartado femenino.
Han resultado nominadas a Mejor Miniserie o Teleserie Cinematográfica Iberoamericana de Ficción o Documental las ya nombradas El reino, Isabel, Luis Miguel: La serie y Narcos: México. En el caso de la candidatura a Mejor Creador en Miniserie o Teleserie, concurrirán Alejandro Amenábar por La fortuna, Juan José Campanella por Los enviados, Macelo Piñeyro y Claudia Piñeiro por El reino y Pepe Coira por Hierro.

Las candidatas al galardón a Mejor Interpretación Femenina en Miniserie o Teleserie son Candela Peña por Hierro, Daniela Ramírez por Isabel, Maribel Verdú por Ana Tramel. El juego y Mercedes Morán por El reino, mientras que los nominados a Mejor Interpretación Masculina en Miniserie o Teleserie son Chino Darín por El reino, el argentino Darío Grandinetti por Hierro, Diego Boneta por Luis Miguel: La serie y Javier Cámara por Venga Juan.

En la categoría a Mejor Interpretación Masculina de Reparto en Miniserie o Teleserie optan al Premio PLATINO Alberto San Juan por Reyes de la noche, Enric Auquer por Vida perfecta, Joaquín Furriel por El reino y Karra Elejalde por La fortuna, mientras que a Mejor Interpretación Femenina de Reparto en Miniserie o Teleserie concurren María Pujalte por Venga Juan, Najwa Nimri por La casa de papel, Nancy Dupláa por El reino y Rosa María Bianchi por Monarca.

En el apartado a Mejor Película Documental, las candidatas son 100 días con la Tata, de Miguel Ángel Muñoz, precisamente quien será el conductor de la gala de los Premios PLATINO junto a la actriz y cantante argentina Lali Espósito, A Última Floresta, de Luiz Bolognesi, Quién lo impide, de Jonás Trueba, y Rita Moreno: Just a Girl Who Decided to Go for It, de Mariem Pérez Riera. Por su parte, al Premio PLATINO a la Mejor Ópera Prima Iberoamericana, que reconoce la apuesta de productores por nuevos talentos de la industria iberoamericana, optan Clara Sola, de Nathalie Álvarez Mesén, Karnawal, de Juan Pablo Félix, Libertad, de Clara Roquet, y Sin señas particulares, de Fernanda Valadez.

En el reconocimiento al Mejor Guion, Abner Benaim opta al galardón por Plaza Catedral, y tendrá como rivales de categoría a Fernando León de Aranoa por El buen patrón, Henrique Dos Santos y Aly Muritiba por Deserto Particular e Icíar Bollaín e Isa Campo por Maixabel. Por su parte, los nominados en el apartado a la Mejor Música Original son Alberto Iglesias por Madres paralelas, composición que también le valió la nominación a los 94º Premios Oscar, César López por Memoria, Kenji Kishi Leopo por Los lobos y Zeltia Montes por El buen patrón. En la candidatura a la Mejor Dirección de Arte postularán El buen patrón, El diablo entre las piernas, Madres paralelas y Memoria.

Respecto a las restantes candidaturas técnicas, 7 Prisioneiros, El buen patrón, Los lobos y Maixabel competirán por el reconocimiento a la Mejor Dirección de Montaje, mientras que al Premio PLATINO a la Mejor Dirección de Fotografía optarán Clara Sola, El buen patrón, Mediterráneo, y Memoria. Por su parte, 7 Prisioneiros, El buen patrón, Memoria y Plaza catedral son las candidatas al galardón a la Mejor Dirección de Sonido.

Las aspirantes al reconocimiento como Mejor Película de Animación son Ainbo, la guerrera del Amazonas de José Zelada y Richard Claus, Bob Cuspe: Nós Não gostamos de gente de Cesar Cabral, Salvar el árbol (Zutik!) de Haizea Pastor e Iker Álvarez y Valentina de Chelo Loureiro. Finalmente, las nominadas al Premio PLATINO al Cine y Educación en Valores son Los lobos, de Samuel Kishi, Maixabel, de Icíar Bollaín, Mediterráneo, de Marcel Barrena, y Yo nena, yo princesa, de Federico Palazzo.

En la elección de las obras audiovisuales nominadas ha participado un jurado compuesto por 135 miembros de 22 países para que ningún territorio pueda decantar el proceso de votación en sentido alguno. Será a partir de ahora cuando el jurado, junto a los cineastas y creadores de las preseleccionadas de las ediciones anteriores, los que elegirán a los ganadores en la gran fiesta del cine y las series iberoamericanas que se celebrará en IFEMA Palacio Municipal de Madrid.

Los Premios PLATINO del Cine Iberoamericano, promovidos por EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales), con FIPCA (Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales) y la intensa colaboración de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid que se refleja en una intensa actividad especialmente beneficiosa para el sector audiovisual. Los PLATINO también cuentan con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo y las Academias e Institutos de Cine iberoamericanos, y aúnan a los grandes talentos de las industrias de los 23 países iberoamericanos para ensalzar a las producciones y a los creadores más destacados de cada año con veintidós galardones y un Premio PLATINO de Honor.
Trabajan desde su primera edición en 2014 en la difusión del cine iberoamericano, para que los éxitos que se consiguen en los festivales más prestigiosos se traduzcan también en excelentes resultados en las salas comerciales y que nuestro cine tenga la distribución que se merece.

**********************************************************************************************************

FLEE (Dir. Jonas Poher Rasmussen)

Cuenta la historia real de Amin, que se enfrenta a un doloroso secreto que ha mantenido oculto durante 20 años y que amenaza con desbaratar la vida que ha construido para él y su futuro marido. Amin acepta contar su extraordinario viaje como niño refugiado de Afganistán en este documental, con la condición de que no se revele su identidad. Para lograr tal propósito, el director Jonas Poher Rasmussen decide emplear un estilo de animación que no sólo protege al narrador, sino que potencia su historia, combinando el tiempo y la memoria de forma visceral y poética.

Por desgracia, el tema de los refugiados es algo que está muy presente en la sociedad actual y quien más y quien menos tiene una opinión al respecto. Y evidentemente, el hecho de tener que dejar tu hogar atrás con todo lo que supone por culpa de guerras sangrientas es un proceso doloroso que marca de por vida y que es del día a día de millones de personas. Al ser un asunto tan propio de la actualidad es normal que se haya hecho varios documentales al respecto desde varias perspectivas a la hora de abordar el problema, pero lo cierto es que ninguno se había atrevido a narrar un testimonio real usando la animación de manera tan orgánica.

Y es que como bien reza la sinopsis de Flee, el usar la animación es un recurso visual excelente para mantener el anonimato y hacer un despliegue técnico sencillo pero increíblemente efectivo mientras se realiza la entrevista. Se puede hacer una recreación de todo el viaje de Amin para llegar a su destino final en Copenhague con una animación 2D donde los trazos son los grandes protagonistas, con una paleta de colores más bien apagada donde predominan los tonos áridos y el blanco en Kabul y los grises de las grandes metrópolis como la Moscú tras la disolución de la URSS y donde el punto de vista el protagonista pese a todos los reveses que sufre por el camino no es un relato cargado de miseria ni moralina. De hecho, es de agradecer que para los momentos más crueles se opte por una animación incluso más sencilla, donde el juego de luces y sombras gracias a los esbozos en carboncillo es suficiente vistazo para que el espectador termine de crearse la imagen en su cabeza.

Se agradece que la Flee dentro del tema tan trágico que trata lo sepa hacer aportando una pequeña luz al final del túnel donde no todo es maniqueo y apesadumbrado, y con un soporte que suma enteros y que consigue darle el empaque perfecto a todas las palabras de los testimonios del protagonista.

*********************************************************************************************************

MJERTE EN EL NILO (Dir. Kenneth Branagh)

Adaptación de la novela de Agatha Christie de 1937. Linnet Doyle es una joven heredera que lo tiene todo pero aparece asesinada durante un crucero por el Nilo en el que estaba celebrando su luna de miel. Celos, intereses económicos,… todo ello va perfilando el crimen. Hércules Poirot, que se encontraba en el crucero de este glamuoroso barco de vapor por unas vacaciones, se verá envuelto en este peculiar caso del cual saldrá a la luz un asunto aún más tenebroso. La aventura se desarrolla en un paisaje de leyenda con maravillosas vistas al desierto y a las majestuosas pirámides de Giza y se trata de la secuela de ‘Asesinato en el Orient Express’.

Después de su exitosa colaboración en «Asesinato en el Orient Express», el director/productor Kenneth Branagh («Hamlet», «Enrique V», «Thor») y el guionista Michael Green («Blade Runner 2049», «Logan») empezaron a hablar de sus libros favoritos de Agatha Christie y de los que funcionarían en el cine.
«Muerte en el Nilo» reúne al equipo que creó el éxito mundial de 2017 «Asesinato en el Orient Express», y está protagonizada por Kenneth Branagh, nominado cinco veces al Oscar y que da vida al famoso detective Hércules Poirot. A Kenneth Branagh le acompaña un elenco estelar de sospechosos entre los que figuran Tom Bateman, Annette Bening, nominada cuatro veces al Oscar, Russell Brand, Ali Fazal, Dawn French, Gal Gadot, Armie Hammer, Rose Leslie, Emma Mackey, Sophie Okonedo, Jennifer Saunders y Letitia Wright.

El engranaje funciona. Se notan los millones invertidos. La reunión de estrellas consagradas con intérpretes emergentes eleva la apuesta… pero peca de poco arriesgada y visualmente es tan perfecta, que Egipto nos acaba resultando totalmente irreal.

Sinceramente, recomiendo que vean la primera versión del clásico de Agatha Christie.

***********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores

LOS AMORES DE ANAIS (Dir. Charline Bourgeois-Tacquet)

En los últimos años han llegado al cine francés una serie de realizadores muy interesantes. Por ello en su cinematografía se combinan las obras maduras de veteranos realizadores con las de nuevos talentos que enriquecen el panorama artístico. Uno de ellos es la cineasta Charline Bourgeois-Tacquet quien, tras recibir múltiples reconocimientos con sus cortometrajes, acaba de debutar en el largo con Los amores de Anaïs.

Es una película vitalista, desprejuiciada, sensual y abierta centrada en el personaje que interpreta Anaïs Demoustier, una habitual en los filmes de Robert Guédiguian (Las nieves del Kilimanjaro, La casa junto al mar) así como a las órdenes de su hermano Stéphane en el drama judicial La chica del brazalete. Completan el reparto dos actores de gran entidad como Valeria Bruni-Tedeschi (El capital humano, Locas de alegría) y Denis Podalydès (El buen maestro, Las fantasías).

La citada Anaïs es una treintañera, aunque aparenta ser más joven, que está en plena crisis con su pareja y anda algo desconcertada. Frecuentemente se siente atraída por los hombres mayores y eso mismo le ocurre con un tipo casado al que acaba de conocer casualmente en una fiesta. Inicia una relación con él pero no funciona como esperaba y es entonces cuando siente curiosidad por la esposa de su amante, una escritora muy inteligente y sincera. Es un filme sobre los sentimientos y el deseo que radiografía la incertidumbre existencial de su protagonista tan caprichosa como apasionada. Es una película de enredos donde vemos todas las conquistas de nuestra protagonista. Es muy interesante ser testigos de la forma que tiene de tratar el amor y las relaciones. Sin duda se nota que es joven y alegre, aunque muy despreocupada y eso a veces le acarrea problemas. Es muy hábil y tiene buen don de gentes, lo que la hace salir airosa de todos los embrollos.

Anaïs no ha conocido el amor de verdad, a veces piensa que sí pero se da cuenta que no, eso le da libertad para estar con unos o con otros, a veces de seguido, sin ningún problema. Puesto que la propia protagonista dice que no es exclusiva de nadie hasta que se enamore.

La actuación de Anaïs Demoustier es magnífica, con una energía y fuerza que pide el personaje. La dirección y la parte técnica son correctos, a destacar el equipo de arte y la banda sonora. Es una película estupenda para pasar un buen rato.

*********************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

LA HIJA OSCURA (Dir. Maggie Gyllenhaal)

“La hija oscura” es una adaptación del libro del mismo nombre de Elena Ferrante y sigue a una profesora llamada Leda (interpretada por Olivia Colman) cuyas idílicas vacaciones en una isla griega son interrumpidas por una ruidosa familia. En ella, se encuentran una joven madre llamada Nina (Dakota Johnson) y su hija Elena. Al interactuar con ellas, Leda comienza a obsesionarse, actuar de manera misteriosa y a recordar sus propias experiencias como madre de dos hijas. Esto es representado a través de flashbacks en donde, de manera paralela al presente, aprendemos sobre el pasado de Leda (aquí interpretada por Jessie Buckley): estudió traducción, tenía una prometedora carrera académica y a un esposo llamado Joe que no la apoyaba en la crianza de sus dos hijas. La responsabilidad total caía en Leda.

Tradicionalmente, las normas de nuestra sociedad patriarcal han dictado que la maternidad tiene que ser amor puro y que una madre debe dedicarle el 100% a sus hijos o hijas. Decir que la maternidad puede ser sofocante o exasperante va contra las ideas tradicionales de la sociedad, mismas que incontables películas han representado. Pero “La hija oscura” desafía esos conceptos presentando la dualidad de la maternidad: sí, existe el amor hacia tus hijos pero también las frustraciones y sentimientos de asfixia al criarlos.

Maggie Gyllenhaal consigue que todo su elenco interpreten sus papeles de forma muy convincente. Es una sorpresa agradable volver a encontrarse a Ed Harris y a Dakota Johnson. También tenemos a Oliver Jackson-Cohen, que interpreta a la perfección ese tipo de personas que intimida casi sin querer, y a Jack Farthing, al que hemos visto hace poco en Spencer, y que puede que sea el personaje peor escrito de la película.

Sin duda, las que se llevan la palma en La hija oscura son Jessie Buckley y Olivia Colman. Qué bien hacen la una de la otra. Parece que Buckley le haya cogido todos los manierismos a Colman, que por otra parte no hace más que reafirmar lo gran actriz que es.

*****************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

LICORICE PIZZA (Dir. Paul Thomas Anderson)

En 1970, la película sigue la historia de uno de los estudiantes del instituto de San Fernando Valley: Alana y Gary. El chico sueña con conquistar el amor de la joven, aunque esta es unos años mayor. Alana Kane (a la que da vida Alana Haim) y Gary Valentine (interpretado por Cooper Hoffman) han crecido en el Valle de San Fernando, pero no se conocen hasta el día en que el instituto de Gary organiza una sesión de fotos. Alana ya no estudia, es una joven que se esfuerza en definirse y encontrar un camino más allá de su poco inspirador empleo como ayudante de un fotógrafo. Gary, un actor en ciernes, ya ha hecho algún que otro papelito remunerado, y se lo dice a Alana casi inmediatamente, decidido a impresionarla. La seguridad de Gary divierte a la chica, pero también despierta su curiosidad, y no tarda en establecerse una relación sincera aunque algo torpe entre los dos. En un intento de fortalecer la conexión con Alana, Gary consigue que sea su acompañante para una aparición en televisión en Nueva York. Impulsivamente, ella acepta.

El trabajo para televisión no sale exactamente como Gary esperaba y, de vuelta en California, ambos se plantean sus respectivos futuros. Pasa el tiempo y su amistad se hace más profunda; Gary se aleja de la interpretación y se convierte en un joven empresario vendiendo camas de agua y abriendo una sala de pinball; mientras tanto, Alana piensa seriamente en su futuro e incluso prueba a ser actriz. Juntos o por separado, viven momentos cruciales tan divertidos como agridulces mediante encuentros con un actor famoso (al que interpreta Sean Penn), un productor de Hollywood (Bradley Cooper) y un político local (Benny Safdie). Conscientes de su situación y a la vez algo perdidos, Alana y Gary atraviesan un periodo que les lleva a conocer la profunda emoción del primer amor, el paso a la mayoría de edad y el descubrimiento de un potencial inesperado y recíproco.

El término Licorice Pizza es la jerga para un disco de vinilo, en particular los álbumes que se conocían como LPs por Long Play, de ahí Licorice Pizza. Además, el disco de vinilo es negro, que es el color del regaliz, y la forma es plana y redonda, como una pizza.

A destacar, principalmente, las interpretaciones de los recién llegados Alana Haim y Cooper Hoffman que dan gran fuerza a la película.

**************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

EL PACTO (Dir. Billy August)

Finales de los años cuarenta. La escritora Karen Blixen, de 63 años, está en la cima del éxito y parece ser la próxima en ganar el Premio Nobel de Literatura. Tras dejar atrás su renuncia a la famosa granja en África para regresar a su Dinamarca natal y habiendo perdido al amor de su vida, ahora Karen se ha reinventado a sí misma como una sensación literaria. Ella sigue siendo un genio aislado. Sin embargo, su vida se tambaleará el día que conoce a un talentoso poeta de 30 años. Karen le promete el estrellato literario si él a cambio la obedece incondicionalmente, incluso a costa de perderlo todo en su vida.

El pacto llega a esta fiesta justo a tiempo, ahondando en la misteriosa vida de Karen Blixen. Y para ello, aparte de su cuidada puesta en escena y diseño de producción recreando los años 40, cuenta con la excelente actuación de Birthe Neumann que se apodera de todos los planos en los que aparece. Transmitiendo esa mirada melancólica a un pasado triste que no puede cambiar, mientras trata de encandilar a un joven escritor. ¿La intención de ella? Demostrarle que el talento solo puede ir ligado a una vida de excesos y romances de una noche.

Establecen un pacto. Thorkild está casado, tiene un hijo pequeño. Su mujer trabaja como bibliotecaria y es la que sostiene económicamente a la familia.
El éxito, el talento y la constancia son ejes de la narración. El tema principal es la génesis de la creación literaria. La fotografía es del chileno-danés Manuel Alberto Claro. Potencia la narración.

Película cuyo principal interés radica en la interpretación protagonista femenina.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

NOTA: La fotografía insertada en este artículo es propiedad de su autor.

BELFAST (Dir. Kenneth Branagh)

Drama ambientado en la tumultuosa Irlanda del Norte de finales de los años 60. Sigue al pequeño Buddy mientras crece en un ambiente de lucha obrera, cambios culturales, odio interreligioso y violencia sectaria. Buddy sueña con un futuro que le aleje de los problemas, pero, mientras tanto, encuentra consuelo en su pasión por el cine, en la niña que le gusta de su clase, y en sus carismáticos padres y abuelos.

Esta película ominada a siete premios Oscar, incluyendo mejor película, director, guión, actor y actriz de reparto– es, siguiendo esa comparación, la versión light y accesible de «Roma» de Alfonso Cuarón, una que mantiene una similar apariencia formal pero que luego se descubre como mucho más vacía, limitada, pasajera, genérica. Es un recuerdo cariñoso y hasta amable pero muy despolitizado, algo que es entendible en función de que se narra a partir de los recuerdos de un niño de nueve años –un alter-ego del propio Kenneth– que atraviesa la creciente violencia que se vive en el lugar, pero al que quizás le falta la perspectiva que le da el tiempo y los personajes adultos.

Al tratarse de una película episódica cuyo hilo narrativo central pasa por la decisión que la familia debe tomar respecto a quedarse o no viviendo en Belfast por lo complicado de la situación, se podría suponer que Branagh armó su film buscando un tono melancólico o bien observacional, en el que lo fuerte pasara por cierto registro poético, desde lo visual al menos, de esas experiencias. Pero no. Más allá de un contrastado blanco y negro que se ve bastante digital, el actor/director narra su film de una manera entre mecánica y torpe (drones, cortes permanentes, ángulos de cámara insólitos), con los actos de violencia filmados como si fuera un mediocre thriller de acción y muchas caracterizaciones desprovistas de gracia o personalidad.

Un film que no convence completamente para quien escribe estas líneas.

*************************************************************************************************************

NOTA: La fotografía insertada en este artículo es propiedad de su autor.

LA ABUELA (Dir. Paco Plaza)

Susana (Almudena Amor) tiene que dejar su vida en París, donde trabaja como modelo, para regresar a Madrid, debido a que su abuela Pilar (Vera Valdez) acaba de sufrir un derrame cerebral. Años atrás, cuando los padres de Susana murieron, su abuela la crió como si fuese su propia hija. Susana necesita encontrar a alguien que cuide de Pilar, pero lo que deberían ser solo unos días con su abuela se acabarán convirtiendo en una terrorífica pesadilla.

La película es una singular reflexión de Paco Plaza acerca de un horror tan cotidiano e inescapable como el del paso del tiempo, en su versión menos correcta. La enfermedad, la vejez, la dependencia: todo ello es sobrevolado por un film estéticamente impecable y parcialmente ajeno a las corrientes actuales del cine de género.

Encerrada con una persona que ni siquiera le reconoce, la joven comenzará a tener extrañas visiones en el viejo piso en el que viven ambas. El argumento podía haber dado pie a todo un psicodrama almodovariano de cuyo fantasma, en realidad, ‘La abuela’ nunca se desprende del todo. No podía ser menos con un guión escrito íntegramente por Carlos Vermut: la personalidad del autor de ‘Diamond Flash’ o ‘Magical Girl’ se respira en muchos aspectos de la película. De la selección musical (excelente el momento Vainica Doble) al reparto íntegramente femenino, pasando por el uso costumbrista de un restaurante chino o ciertas reflexiones sobre las relaciones de poder en según qué profesiones.
Paco Plaza también aporta al conjunto su extraordinario pulso para las atmósferas enrarecidas y los espacios oscuros El director muestra todas sus cartas desde el primer momento. En efecto, en una secuencia introductoria, antes de los créditos, ya tenemos todas las claves para entender lo que sucede en la película. Porque en ‘La abuela’ no importa el giro final, ni la explicación del misterio, sino la cuidadosa atmósfera que construye desde su arranque. La película encuentra un incómodo punto discursivo equidistante entre el body horror cotidiano, las historias de casas encantadas y los horrores esotéricos de los setenta y ahí desenvuelve la trama, en un término medio entre las convenciones muy conocidas por el aficionado y el territorio sin explorar.

A destacar la interpretación de una joven actriz, Almudena Amor, que no tardará mucho en ser imprescindible en el mejor cine español.

**************************************************************************************************************

Nota: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.