PAULA ORTIZ (Conversaciones en Zaragoza), por Yolanda Aguas

Estaba en casa, en su ciudad, y quizá por eso se le notaba relajada.  Ha sido un encuentro cálido con el público que casi llenaba la sala Goya del Palacio de La Aljafería.

Paula Órtiz (Zaragoza, 1979) ha participado este martes en “Conversaciones en la Aljafería”, en un encuentro con público, co-dirigido por la gestora cultural y directora de documentales Vicky Calavia y el historiador de Arte Alberto Castán.

La directora aragonesa ha repasado su trayectoria cinematográfica desde sus comienzos, con cortometrajes como ‘Saldría a pasear todas las noches’, que hizo sin ningún presupuesto ni padrinos, y ha reconocido que sin becas no habría podido hacer cine.

“Las becas son imprescindibles para apoyar los comienzos de gente que no venimos de familias de cine, porque muchos de los que se dedican a esta actividad son hijos de gente del cine y gente con muchísimo dinero”.

Ha recordado sus comienzos, con cortometrajes amateurs que hacía en casa de sus tíos, en Perdiguera (Zaragoza), sin ningún tipo de presupuesto, producción o logística, hasta el punto de que la iluminación se hacía con flexos.

Después de sus dos primeros cortos, Paula Órtiz, con 21 años, rodó ‘El rostro de Ido’, “un trabajo que fue durísimo y con el que aprendí el largo proceso administrativo y de búsqueda de financiación que supone hacer un cortometraje profesional”.  “El cine cuesta muchísimo dinero y por ello las becas son imprescindibles para apoyar los comienzos de gente como yo. Yo no tenía padrinos”.

Llegaron después dos cortometrajes más: “Fotos de familia” (2005) y “El hueco de Tristán Boj” (2008).  Con éste último ya se adivinaba el estilo poético personalísimo de esta gran cineasta.

Después, dio el salto al largometraje con ‘De tu ventana a la mía’, un guión con muchos desequilibrios que representa un tapiz de la historia del siglo XX, desde la mirada de tres mujeres silenciadas”.

A pesar de la respuesta tan bonita del público hacia ‘De tu ventana a la mía’, Ortiz ha reconocido que para ella “este trabajo fue absolutamente devastador, hasta el punto de que pasé una época horrible y pensé que nunca más iba a hacer otra película, a no ser que fuera un guión sobre ‘Bodas de Sangre’, de Federico García Lorca”.

Y así fue, porque Paula Ortiz llevó a la gran pantalla “el mundo poético” de Lorca con su segundo largometraje ‘La novia’, una joya cinematográfica que fue nominada en 12 categorías en los Premios Goya de 2016 y obtuvo dos: Mejor Actriz Secundaria para Luisa Gavasa y Mejor Fotografía para Migue Amoedo.

“Siempre me dicen que soy pretenciosa como directora en tono peyorativo”, ha apuntado Órtiz hablando de ‘La novia’, a lo que Castán ha añadido: “Es que si no pretendes, para qué hacerlo”

En respuesta a la pregunta de si hará alguna vez comedia, ha afirmado que “honestamente no me siento capaz, porque considero que para ello hay que tener otra impronta de la que yo carezco. La comedia buena es tan radical y profunda como una tragedia y es muy difícil; mostrar la dimensión ridícula del ser humano y hacerlo con ritmo, es muy difícil”.

******************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

RICARD III: RdP en el TNC, por Yolanda Aguas

Numerosos medios de Barcelona y otras ciudades, como Zaragoza, asistimos a la rueda de prensa celebrada ayer en el hall del Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

La ocasión lo merecía, era la presentación oficial de la gran apuesta de la temporada 2016-2017: Ricard III de Shakespeare.

Con un elenco de auténtico lujo compuesto por 14 actores, Lluis Homar, Carme Elias y Julieta Serrano (que este año cumple 60 años sobre los escenarios) Joel Joan, Roger Casamajor y Oriol Genís y dirigidos por Xavier Albertí, poco a poco fuimos conociendo numerosos detalles de esta gran producción teatral.

Lluís Homar encarna a Ricardo III en el ambicioso montaje de Xavier Albertí, quien incide en las causas de la monstruosa maldad del protagonista con una puesta en escena respetuosa con el texto, pero estéticamente alejada del canon.  El estreno oficial será el próximo 4 de mayo en la Sala Gran del Teatre Nacional de Catalunya (TNC).

Xavier Albertí: “La idea la planteó Homar. El impulso de hacer un Shakespeare suele venir más de actores que se ven preparados para abordarlo que de directores. Tras releer la obra y darme un tiempo para pensar decidí lanzarme a esta maquiavélica, diabólica y fascinante partitura que es para mí Ricardo III.  La traducción, meticulosa, al catalán realizada por Joan Sellent ha permitido que pudiéramos respetar al máximo el texto de Shakespeare”.

Albertí continuó explicando: “Una fidelidad a la palabra en verso que no va acompañada de una puesta en escena de época, sino de un sincretismo de estilos, presente tanto en el vestuario como en la música y la escenografía. Esta última es una estructura de hierro y metacrilato de dos alturas, que muestra a los personajes en el interior y el exterior de un palacio muy contemporáneo, casi futurista.

Ricard III es también una obra que nos interpela sobre el protagonismo que tienen en nuestra vida las heridas que hemos recibido desde el nacimiento y, en definitiva, sobre el mal que este dolor nos puede llevar a hacer a los otros, mientras no seamos capaces de asumirlo”.

Lluis Homar reconoció que ha visto a todos los grandes actores que han dejado muestra grabada de sus interpretaciones de Ricardo III, desde Al Pacino a Laurence Olivier, y disfrutó en persona la interpretación de Kevin Spacey en el montaje de Sam Mendes cuando pasó por Avilés (Asturias). “Siempre me he sentido fascinado por este personaje pero pensaba que no lo entendía bien, que no sabría cómo abordarlo, hasta que hace un par de años empecé a ver la posibilidad”.

Para presentar las deformaciones físicas de Ricardo III, el actor Lluís Homar explicó que en este montaje se exteriorizan principalmente gracias al vestuario. Un collarín al cuello, una bota con estructura metálica como las utilizadas en otros tiempos por los enfermos de poliomielitis, y una coraza en el tronco son los signos más visibles de esas malformaciones de las que habla Shakespeare y que convierten al protagonista en su ser marginal que, a pesar del rechazo social, emprende una ascensión imparable hasta llegar a conquistar el trono de Inglaterra.

En su opinión, una de las grandezas de la obra es que explora las profundidades del alma humana y “no habla del mal como algo externo, sino como algo que todos tenemos en nuestro interior y sólo algunos se atreven llevar hasta sus últimas consecuencias“.

La intención del director es que el alma oscura del protagonista salpique a los espectadores a través de la palabra y la puesta en escena, que cuenta con la proyección de vídeos en 3D de Franc Aleu, pregrabados y grabados en directo, y mucha y muy variada música en directo.

Para las dos grandes actrices catalanas, Carme Elias y Julieta Serrano, esta obra supone un reencuentro tras muchos años sin poder trabajar juntasAmbas destacaron que formar parte de este proyecto a supuesto para ellas una gran alegría por la importancia del texto y de su autor.

La obra estará en cartel hasta el próximo 11 de junio.

********************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son autoría y propiedad de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

LA MENTIRA: RdP en Zaragoza, por Yolanda Aguas

Se ha celebrado hoy, en el Teatro Principal de Zaragoza, la rueda de prensa dedicada a la obra teatral: “La mentira” del autor francés Florian Zeller.  Protagonizada por los actores Carlos Hipólito, Natalia Millán, Mapi Sagaseta, Armando del Río y dirigida por el argentino  Claudio Tolcachir.

“La mentira” se estrenó en el Teatro Arriaga de Bilbao en septiembre del año pasado y tras permanecer cinco meses en Madrid, inició su gira por España el pasado marzo.

La obra tiene como objetivo debatir sobre la sinceridad, hablar de la pareja y hacer reír. Una comedia donde se cuestionarán los límites de la sinceridad, tomando como punto de partida una infidelidad que no se sabe si saldrá a la luz.

Carlos Hipólito, Natalia Millán y Armando del Río han destacado que el autor “construye una arquitectura teatral impecable y consigue que no decaiga la atención, va dando vueltas a la trama, introduciendo sorpresas y el espectador está siempre alerta”.

Carlos Hipólito (Pablo), Natalia Millán (Alicia), Armando del Río (Miguel) y Mapi Sagaseta (Laura) dan vida a los personajes de esta obra que no es sino un juego de mentiras y verdades que, con una perfecta maquinaria, dirige al público a un sorprendente final.

Carlos Hipólito: “Alicia descubre al marido de su mejor amiga con otra mujer, y justo ese día quedan a cenar. Ella quiere contarlo pero su marido no le deja… ¿por qué? Esta comedia no viene dada por una sucesión de chistes fáciles, sino que son las propias situaciones las que provocan la risa.  La trama plantea un debate sobre si contar lo que se ha descubierto o no”.

Armando Del Río: “es una función en la que el público tiene más información que los propios personajes en ciertos momentos, sin embargo, en otros, es sorprendido por la propia historia. Es un placer tanto interpretarla como verla. Es una diversión continua”.

Natalia Millán: “Es una obra muy divertida en la que la atención no decae y pone en tensión al espectador. Durante las funciones se llega a escuchar a los espectadores diciendo “¡No, no hagas eso, no! Si vas a verla con amigos, desata risas; si se va con la pareja, hay silencios incómodos”.

Estarán este viernes y sábado a las 20.30 horas y el domingo a las 18.30 horas.

Sinopsis de la obra:

Alicia (Natalia Millán) sorprende al marido (Armando del Río) de su mejor amiga (Mapi Sagaseta) con otra mujer. Esa misma noche Alicia y su marido (Carlos Hipólito) van a cenar con la pareja. ¿Qué hacer, contarle a su amiga la verdad o mantener la mentira común? ¿Debe contarlo? Su propio marido insiste con vehemencia en que no lo haga. ¿Por qué? ¿Tiene él algo que ocultar? Un juego de mentiras y verdades que, con una perfecta maquinaria, nos dirige a un sorprendente final.

****************************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

LADY MACBETH (Dir. William Oldroyd), por Yolanda Aguas

Fue una de las grandes sorpresas de la pasada Sección Oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián: “Lady Macbeth”Un gran filme del realizador inglés – proveniente del teatro – que no se basa en el texto de William Shakespeare sino en la novela rusa “Lady Macbeth en Mtsensk” y cuenta la historia de una mujer oprimida que toma las riendas de su vida en el siglo XIX.

A veces oscura y dura, otras apasionante, “Lady Macbeth” es una gran combinación de drama psicológico con película de suspenso que no cae jamás en las trampas del denominado cine de época.

El título no es casual, aunque no esperen encontrar una adaptación de la obra de Shakespeare, sino de una novela de Nikolai Leskov, protagonizada por una chica que, de ahí la referencia, sí que tiene más de un punto en común con el personaje creado por el inmortal genio inglés, sobre todo en cuanto a su forma de enfocar la vida.

“Lady Macbeth” cuenta la historia de Katherine, una chica del siglo XIX a la que no le han tocado precisamente las mejores cartas en la vida. Primero es comprada para convertirse en la esposa de un hombre de buena posición social que no está interesado en acostarse con ella. Su suegro la desprecia, tiene prohibido salir de la propiedad e incluso el servicio tampoco está muy por la labor de tratarla como a la nueva señora de la casa.

Cuando a ella se le pone todo en contra, decide tirar de ingenio para ir progresando. Lo hace con tesón y fuerza de voluntad. En ese proceso, naturalmente, pierde toda su inocencia y se convierte en un personaje de dudosa moralidad al llevarse por delante a todo aquel que interfiere en su camino.

Su actriz protagonista, la excelente Florence Pugh, lejos de despertar rechazo en el espectador por sus acciones, lo atrae a su terreo por su memorable creación.

En realidad su Katherine, más que un monstruo, es una superviviente. Una mujer que si se trata de elegir, se elegirá siempre a sí misma.

El director, William Oldroy, ha creado una pequeña joya impecable, tanto en el aspecto formal como en el ritmo que es capaz de conferirle.  Añade, además, pequeños toques de humor negro que llegan magníficamente al espectador.

“Lady Macbeth” es una historia de pasiones, amores prohibidos, mentiras, traiciones y todo tipo de crímenes. Un drama de los de toda la vida brillantemente interpretado por todos sus actores.

**********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

 

 

ROSALIE BLUM (Dir. Julien Rappeneau), por Yolanda Aguas

Julien Rappeneau, hijo del gran cineasta Jean-Paul Rappeneau, nos presenta esta película que adapta el exitoso cómic de Camille Jourdy.

Vincent (Kyan Khojandi) es un hombre de mediana edad sin historia. La vida se le pasa casi sin sentir en una ciudad de provincias francesa. Es peluquero, cuida de su gato y de su madre que lo tiraniza, tiene un buen amigo, Laurent, y una novia que reside en París con la que cada vez tiene menos lazos y que se está transformado en una especie de figura irreal. Su existencia discurre en un pantano de aburrimiento y depresión. Pero, de repente, se cruza con Rosalie Blum (Noemie Lvovsky), una mujer tan solitaria como él.

Cree haberla visto en otra ocasión, no recuerda exactamente donde, pero está seguro de que la conoce. En parte por hastío vital, en parte por curiosidad, decide investigar un poco. La sigue, y a medida que va descubriendo más sobre el mundo que la rodea, se va sintiendo más enganchado. Lo que no sabe es que Aude (Alice Isaaz),  la joven y desorientada sobrina de Rosalie, se dará cuenta de que un desconocido está siguiendo a su tía. Y el perseguidor se convertirá, inadvertidamente, en perseguido.

Rosalie Blum, con sus personajes desubicados, un tanto patéticas y sin rumbo, pretende reflexionar desde esas bases sobre algunos grandes temas -el amor, la mistad, las relaciones familiares-, y en algunos momentos aislados lo consigue. La idea es que el curioso triángulo de los protagonistas forma una especie de cadena destinada a ayudarse los unos a los otros. Son personas que, simplemente, necesitan conectar con otros seres humanos, una segunda oportunidad para reconducir sus vidas.

Con amabilidad, se narra la melancolía y soledad de sus personajes, mostrando cierto halo de alegría en sus vidas.   Tiene unos giros bastante sorprendentes que animan la trama haciendo de esta película una pequeña joya que cuida al máximo todos sus detalles.

Película valiente y singular.

****************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

PEDRO PIÑEIRO (Director de ECOZINE): Entrevista, por Yolanda Aguas

La X edición del Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza (ECOZINE) se celebrará del 3 al 21 de mayo en la capital aragonesa.

Nos hemos reunido con su director, Pedro Piñeiro, para hacer un balance de la historia de este importante certamen cinematográfico.

Pedro, ¿cómo nació ECOZINE?

Ecozine nació de un proyecto distinto… Son causalidades de la vida, coincidencias que te acercan a proyectos distintos. Trabajaba en una agencia de comunicación, año 2007, e intentábamos buscar patrocinios para otro festival de cine….  Se acercaba la Expo de Zaragoza y junto con las personas organizadoras del festival que se hacía en el Prat vimos necesario acercar hasta nuestra ciudad un festival enfocado en el medio ambiente.

Tuvimos una primera presencia en el Pabellón del Faro y en noviembre del 2008 realizamos la 1ª edición de Ecozine.

¿Cuáles fueron las principales dificultades en esas primeras ediciones? ¿Son las mismas de ahora?

Las mayores dificultades siempre han sido las económicas….. A pesar del apoyo que prestan las instituciones siempre es necesario contar con un presupuesto mínimo que garanticé unas condiciones básicas.  Tú ya conoces de primera mano lo que supone organizar un festival, el tiempo que hay que dedicar, el trabajo que hay detrás.

Diez ediciones te quitan piel pero te ofrecen perspectiva. Y conforme pasan las ediciones el proyecto crece, fruto evidente del trabajo realizado por muchas personas. Y ese crecimiento debe ir acompañado de mayores apoyos, logísticos y económicos.

En las nueve ediciones anteriores seguro que habéis vivido momentos especiales. ¿Cuál o cuáles destacarías especialmente?

La primera edición fue especial, recuerdo a nuestro primer invitado internacional, Curtis Smith, productor de The Water Front.

Y todos los años ha habido situaciones especiales, casi mágicas… Y tienen que ver con todas esas personas que vienen de lugares distantes, con sus historias, historias de compromiso la mayoría de las veces.

Otro momento especial fue cuando se organizó en Zaragoza el Premio de la Green Film Network y que dicho premio fuera para un documental español realizado por una directora muy querida por nosotros: Nocem Collado.

Pero como te decía antes, momentos ha habido muchos, y eso al final es lo que más satisfacción te da.  Conocer a tanta gente, que al final te apoya y reconoce el importante esfuerzo que un gran equipo de personas realiza para sacar adelante Ecozine.

¿Con qué otros festivales se han creado sinergias?

Fundamentalmente nuestra relación se ha establecido con festivales de temática similar. Somos miembros de la red internacional GREEN FIILM NETWORK, la más grande del mundo en cuanto a número de festivales de cine enfocados en el medio ambiente.  En estos momentos somos cuarenta.  Y en esa red es donde mayores sinergias se han producido, sobre todo con festivales cercanos en cuanto a cultura o geográfica.

Desde Ecozine hemos podido realizar programas con producciones españolas para presentarlas en Brasil, México, Francia, Portugal, aparte de estar presentes en múltiples festivales de la red en Alemania, Rusia, Italia, Rumanía, Colombia, México, Brasil, Francia y Portugal.

Este año se ha producido un considerable aumento de las producciones cinematográficas que habéis recibido para participar en el proceso de selección.  ¿Cómo lo valoras?

El gran salto se dio del 2015 al 2016, cuando pasamos de unas 400 a casi 1.400, para aumentar después a más de 2.500 títulos. Creo que ese aumento se puede deber también a la organización del premio GFN en Zaragoza en 2015.

Valoraciones… El crecimiento en la recepción de producciones invita a pensar en la proyección internacional del festival y también de la importancia de las plataformas para permitir a miles de realizadores el envío de sus trabajos.

También supone, evidentemente, un mayor trabajo para la selección de los trabajos que pasan a proyectarse. Y esto, con tales números, siempre supone un reto.

Nosotros tenemos claros nuestros criterios en cuanto a selección, que son la diversidad de temáticas, el origen para ofrecer al público una amplia pantalla de producciones hechas en el mundo, el contenido – fundamental en un festival especializado – y, evidentemente, la calidad cinematográfica.  Hay que tener en cuenta que nos interesa el medio ambiente, en un sentido amplio, pero también los aspectos relacionados con la cinematografía.

Un festival tan especializado como es ECOZINE es indudable que debe tener una progresión, un crecimiento…  ¿Piensas ya en intensificar el trabajo en este sentido?

El trabajo ya se ha intensificado. Sería necesario tener una estructura fija durante todo el año para poder dar salida a los muchos retos que se nos presentan.  Afortunadamente también contamos en el equipo de programación con personas que ya acuden a diversos festivales, especializados y no, y podemos cubrir con estas presencias una parte importante de todo festival: la Programación.  Acudimos así a festivales importantes en España y fuera España. Todo festival necesita también de ese intercambio con otras citas cinematográficas.

Cuando empezáis a preparar una nueva edición, el sueño que tienes (junto a tu equipo) es que todas las piezas del puzle encajen y estén equilibradas.  Este año, ¿se puede decir que es una edición heterogénea y equilibrada en sus propuestas?

Ser coherentes… eso que parece obvio, supone también equilibrar diferentes propuestas.

Tenemos, desde el principio, secciones fijas que se mantienen e incorporamos cada año temáticas que nos parecen cercanas y que no pueden pasar desapercibidas para el público en general  En concreto este año se han dado una serie de circunstancia en nuestra ciudad y el mundo que nos ha llevado, si o si, a una programación paralela que estamos seguros enriquece al festival, como es el tema de los refugiados/migraciones y el tema de la movilidad en las ciudades.

La financiación del festival es exclusivamente pública (Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza), ¿no haría falta más patrocinios privados? 

Desde luego que es necesario… pero es una dificultad añadida al trabajo que ya tenemos.  Además, buscamos patrocinios y colaboradores que compartan principio éticos con el festival y nuestra lista se reduce.  Es un festival que debe mantener su independencia incluso por encima de las necesidades financieras.

Quizás la colaboración ciudadana sería en este caso la más adecuada, las aportaciones de personas de a pie que confían en un proyecto de este tipo y que pueden mantener, intacto, el espíritu del festival.

Pero desde la organización apostamos por incorporar también al patrocinio privado de empresas que cumplen criterios de sostenibilidad y respecto a los derechos humanos en todo el planeta.

Hace poco escuché al director de un importante festival de cine que si existiera una ley de mecenazgo aprobada por el Gobierno de España sería una gran ayuda, y también una bajada del IVA.  ¿Qué piensas sobre esto?

Hace tiempo que se habla de esto.  Hay países donde la cultura ha quedado expuesta fundamentalmente al mecenazgo privado, lo que también puede traer otro tipo de problemas.  No soy partidario de que las administraciones se inhiban completamente de apoyar a la cultura; eso también puede traer tensiones en el sector que acaben aniquilando una cultura más diversa.

¿Cómo es el apoyo de la prensa a ECOZINE?

Es fundamental.  Los medios de comunicación son importantes para el festival y nuestra manera de llegar a un público más amplio.  Desde la organización siempre hemos admirado el trabajo realizado. De hecho, la Asociación de Periodistas de Aragón son colaboradores del festival.

Pero definitivamente, contentos con la difusión que realizan.

A título personal, Pedro, ¿qué producción cinematográfica te ha dejado más huella de todas las que has programado?

Pues esa sí es una pregunta difícil.  No porque no quiera comprometerme sino porque hay bastantes que han dejado huella. La mujer y el agua, Sobre la misma tierra, Le bonheur, terre promise, My name is salt, Metamorphosen, Tempo, Contracorriente… y podría seguir con una lista interminable.

¿Qué destacas de esta X edición?

Pues la estupenda colaboración que se ha dado con otros colectivos para poder ampliar y ofrecer a la ciudad  un programa que pueda satisfacer según edad, género y temática.  Y contar con alguien como Pere Portabella, uno de los grandes del cine en España… eso es destacable.

¿Qué mensaje lanzas al público que asista a las proyecciones?

El público, es la segunda incógnita de esta ecuación que es Ecozine. Todo nuestro trabajo, la programación, el esfuerzo en traer a tantos realizadores, tendrá sentido si el público se acerca a las salas de proyección, para conocer historias diversas a través de buen cine.  Así que ánimo, podemos hacer muchas cosas juntos.

************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en esta entrevista son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CineTFarö.

PERE PORTABELLA (Embajador ECOZINE 2017), por Yolanda Aguas

El director y productor cinematográfico catalán, Pere Portabella, será el EMBAJADOR ECOZINE 2017. El director de la X edición del Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza (ECOZINE), Pedro Piñeiro, lo anunció hoy en rueda de prensa celebrada en la Filmoteca de Zaragoza (sede de su Sección Oficial).

(La semblanza profesional que leerán a continuación procede de la web oficial de ECOZINE FILM FESTIVAL de Zaragoza):

Desde los años sesenta, Pere Portabella, mantuvo un compromiso político con todos los movimientos de rechazo a la dictadura del general Franco, reivindicando las libertades democráticas individuales y colectivas inherentes en un estado de derecho.

Fue elegido senador en las primeras elecciones democráticas después de la dictadura. Participó en la comisión para la redacción de la actual Constitución Española. En 1980 fue elegido diputado en el Parlamento Autonómico de Catalunya hasta 1988.

En 1999 es distinguido con La Creu de Sant Jordi, máximo reconocimiento que puede recibir una persona por parte de las instituciones de la Generalitat de Cataluña. Desde 2001 preside la Fundación Alternativas.

Como cineasta, Pere Portabella ha mantenido una presencia relevante en el ámbito del cine de nuestro país durante más de cinco décadas. Con su productora Films 59, impulsó algunas de las producciones emblemáticas del cine español: Los Golfos de Carlos Saura (1959), El Cochecito de Marco Ferreri (1960) y Viridiana de Luis Buñuel (1961).

A través de la misma productora y como realizador dirige sus propias creaciones, aunando la herencia de la cultura de vanguardia con los lenguajes de ruptura. Sus películas Vampir-Cuadecuc (1970) y Umbracle (1972) constituyen intervenciones radicales en las instituciones cinematográfica y artística.

Un largo paréntesis, marcado por su dedicación al ámbito político-institucional durante la llamada transición, media entre Informe General (1976) y la recuperación de su práctica como cineasta y productor hasta el día de hoy.

En 2001 sus películas pasan a formar parte del fondo artístico del Macba (Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona). En 2002 es invitado como el único artista español en la Documenta 11 que se celebra en Kassel.

En 2003 el Centro George Pompidou de París le homenajea y adquiere para su fondo la película Nocturno 29. Filadelfia, Baltimore, Chicago, Nueva York, exhiben sus películas en ciclos y exposiciones, así como el Festival Internacional de cine independiente de Buenos Aires y la 42 Mostra Internacional del Nuevo Cinema de Pesaro que programaron en 2006 sendas retrospectivas.

La película, Die Stille vor Bach (El Silencio antes de Bach) es seleccionada para la 64ª Mostra Internacional de Arte Cinematográfico de Venecia en la sección Orizzonti. Recibe también el Premio especial del Jurado en el 45º Festival Internacional de Cine de Gijón, y se estrena en primicia para Norteamérica en otoño de 2007 en el MoMA de Nueva York formando parte de la retrospectiva de su obra.

A finales de año, recibe el premio Mikeldi de Honor en el 49º Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao, y el premio Ciutat de Barcelona 2007 de Audiovisuales por Die Stille vor Bach.

En verano del 2008 los cuatro cortometrajes sobre Joan Miró realizados por Pere Portabella durante los años 70, forman parte de una exposición titulada Miró:Tierra organizada por el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. También en 2008 Portabella rueda la que es su última película hasta la fecha, Mudanza, un homenaje a Federico García Lorca, creada para la exposición internacional Everstill/Siempetodavía comisariada por Hans Ulrich Obrist y estrenada en la Huerta de San Vicente, Casa-Museo de Federico García Lorca en Granada.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York adquiere para su fondo de arte una copia de Vampir-Cuadecuc y Die Stille vor Bach.

En marzo de 2009, Pere Portabella es investido Doctor Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Informe General II, El nuevo rapto de Europa es su último trabajo.

(Fin del texto oficial de ECOZINE FILM FESTIVAL).

Entre su filmografía destaca la película: El puente de Varsovia, dirigida en 1989 y protagonizada por Carme Elias, Josep Maria Pou y Jordi Dauder.

La Gala de Inauguración de ECOZINE que se celebrará en el Centro de Historias de Zaragoza el 4 de mayo.  Se proyectará el último documental que ha producido: In the Same Boat (En el mismo barco) dirigido por Rudy Gnutti.

El Sr. Portabella asistirá el día 18 de mayo a la Gala de Clausura en el Teatro Principal de Zaragoza.

**********************************************************************************************************

NOTA: La fotografía insertada en este artículo es propiedad y autoría de JAVIER ESPADA y aparece publicada por cortesía del autor.