ENTRE NOSOTRAS (Dir. Filippo Meneghetti)

Texto: Yolanda Aguas

Lo que, aparentemente, se plantea con una premisa de lo más simple, termina siendo una historia de amor que va adaptando cierta complejidad según van pasando los minutos. La película Entre nosotras es un drama sentimental que vaga entre el suspense y la intriga en el cual Meneghetti nos da las dosis justas de cada una (y lo hace de forma más que satisfactoria).

El prólogo de la película Entre nosotras ya nos sirve para deducir que no va a ser una película sobre el amor al uso. Meneghetti nos introduce en un sueño misterioso a la par que confuso que puede llegar a desconcertar al espectador. Sin embargo, esta breve introducción hace de perfecto hilo conductor hacia un drama sentimental y social y con un guion bastante bien construido, a manos de Malysone Bovorasmy, Filippo Meneghetti y Florence Vignon.
La primera vez que aparecen Nina y Madeleine en la película Entre nosotras lo hacen juntas, y lo hacen de una forma exquisita. Pronto, el espectador, será capaz de ver el amor y el aprecio que se tienen la una a la otra tras años y años. Sin embargo, Meneghetti no tardará en hacerte ver que no todo es tan perfecto, y es que, los hijos de Madeleine no tienen ni idea de los sentimientos que oculta su madre hacia Nina.

Un suceso inesperado que cambiará sus vidas y sus planes pondrá a prueba una relación sólida de dos mujeres adultas que, lamentablemente, deben amarse en secreto. El personaje de Nina sacará a relucir lo mejor y lo peor de una persona que debe luchar por estar al lado de la mujer a la que ama. Un bonito mensaje de esperanza que personifican a la perfección Sukowa y Chevalier en sus momentos más íntimos y en los que impera la complicidad.

Si hay algo que también debe resaltarse es la puesta en escena y un reparto sobresaliente; sin duda, lo mejor de la película. A excepción de algunas escenas rodadas en exteriores, gran parte de la película transcurre entre los dos pisos de Nina y Madeleine, que viven la una enfrente de la otra. Nada es casual. La decoración y el conjunto de todos los elementos que aparecen en la puesta en escena parecen haber sido seleccionados con delicadeza por el director, así como la fotografía y el uso de la cámara.

Y si hay algo que destaca por encima de todos es la actuación de Barbada Sukowa en el papel de Nina, quien, prácticamente, lleva sobre su espalda gran parte del peso de la película. Sin duda, un gran acierto y una maravillosa interpretación de esta inmensa actriz alemana.


Una película absolutamente recomendable.

****************************************************************************************************************************

Nota: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Y LLOVIERON PÁJAROS (Dir. Louise Archambault )

Texto: Yolanda Aguas

Con cierto retraso se estrena en España una película que vimos en la Sección Oficial de una pasada edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián.
Esta es la historia de tres ancianos que han elegido retirarse del mundo y vivir en los bosques de Canadá. Al tiempo que un gran incendio amenaza la región, alguien llega hasta su escondite: una joven fotógrafa que busca a un tal Boychuck. Y no es la única. Poco después, una mujer de más de 80 años aparece como una brisa ligera que alborotará sus vidas. Mientras intentan comprender la historia de Boychuck a través de sus pinturas, algo extraordinario surgirá entre todos ellos.

“Y llovieron pájaros” es una versión neorrealista y profunda de “En el estanque dorado” (1981). Pero mientras la película de Mark Rydell estaba al servicio del lucimiento de los sempiternos Katherine Hepburn y Henry Fonda, la triada de octogenarios del filme de Archambault prestan su cuerpo y alma al mensaje del relato. Una historia terriblemente optimista que se desprende de todo melodrama que cargaba al clásico de los 80s a pesar de partir de unas historias terribles. Pero la realizadora canadiense se lleva a sus personajes a vivir en ese lago que se convierte en una suerte de fuente de la juventud simbólica. Los ancianos, aislados de la sociedad tóxica que los arrincona en asépticas residencias, encuentran en este páramo una segunda juventud, a la búsqueda de un nuevo amor a pesar de su avanzada edad. Archambault describe con certeza y ojo quirúrgico a los personajes componiendo pictóricamente esta fábula envuelta en una banda sonora, a veces ligeramente psicodélica, aislando no solo narrativamente pero también cinematográficamente a sus objetos de estudio.


Si algo le podemos achacar a “Y llovieron pájaros” es que le falta fuerza. No sería un problema si no fuera claramente la intención de la cineasta en ciertos momentos que le vendría muy bien para asentar ideas y para grabar como cincel sobre piedra este film en nuestra memoria. Y, desgraciadamente, acaba teniendo una aparente ligereza que no merece. Sin embargo, este hecho queda como una nimiedad y el filme de Archambault sigue siendo altamente recomendable, sobretodo para una época tan atípica como esta donde la pandemia está arrasando también con la cartelera.

LIBREROS DE NUEVA YORK (Dir. D. W. Young)

Texto: Yolanda Aguas


En un mundo cada vez más tecnológico, donde la inmensa parte del ocio personal se disfruta a través de una pantalla, ya sea la del móvil, el ordenador o la televisión, hace años se viene anunciando el fin del libro físico. Sin embargo, todo parece indicar que aún está lejos, muy lejos de claudicar ante el auge de e-books, tablets y los diferentes medios de ocio digital.


El libro, como objeto cultural universal ha resistido el envite de sus competidores. Hoy en día se siguen imprimiendo miles de libros de todo tipo, ofreciendo una resistencia que se prevé durará muchos más años, pues no solo son adquiridos por las franjas de edad más altas, sino que los jóvenes ven en ellos una forma de escapar de la saturación de lo digital, que proporciona un tipo de ocio mucho más efímero e intangible.
La película documental Libreros de Nueva York es un homenaje en toda regla al libro como objeto artístico. A través de diferentes personajes y tiendas especializadas se nos enseñan algunos de los secretos de la profesión del “bookseller” o vendedor de libros.


Todo el documental se desarrolla a través de los testimonios de varios profesionales de la compra-venta de libros. En ese sentido, su estructura resulta bastante convencional; si bien, gracias al montaje, salpicado por puntuales citas relativas al poder de la literatura, la narración no resulta pesada. La información que ofrece la película está tamizada para ofrecer un entretenimiento de fácil asimilación, lo cual acaba resultando un arma de doble filo: El documental entretiene y todos los personajes ofrecen aportaciones interesantes, pero una vez que finaliza, uno siente que no ha aprendido demasiado y que a nivel de información la película no tiene demasiada enjundia.
La película documental Libreros de Nueva York supone un entretenido y curioso acercamiento a una profesión tan antigua y especial.

PALMARÉS PREMIOS GOYA 2020

Las niñas, de Pilar Palomero, es la gran triunfadora con los galardones a la mejor película, mejor dirección novel, mejor guión original y mejor dirección de fotografía.

Salvador Calvo es el ganador del Goya a la mejor dirección por Adú, mientras en el apartado interpretativo han sido reconocidos Mario Casas (por No matarás) y Patricia López Arnáiz (por Ane) como mejor actor y mejor actriz protagonistas respectivamente.

Palmarés completo de los Premios Goya 2021


Mejor película: Las niñas, de Pilar Palomero
Mejor dirección: Salvador Calvo por Adú
Mejor dirección novel: Pilar Palomero por Las niñas
Mejor actriz protagonista: Patricia López Arnaiz por Ane
Mejor actor protagonista: Mario Casas por No matarás
Mejor actriz de reparto: Nathalie Poza por La boda de Rosa
Mejor actor de reparto: Alberto San Juan por Sentimental
Mejor actriz revelación: Jone Laspiur por Ane
Mejor actor revelación: Adam Nourou por Adú
Mejor guion original: Pilar Palomero por Las niñas
Mejor guion adaptado: David Pérez Sañudo y Marina Parés Pulido por Ane
Mejor dirección de fotografía: Daniela Cajías por Las niñas
Mejor montaje: Sergio Jiménez por El año del descubrimiento
Mejor música original: Aránzazu Calleja y Maite Arroitajauregi por Akelarre
Mejor canción original: Que no, que no de María Rozalén (La boda de Rosa)
Mejor sonido: Eduardo Esquide, Jamaica Ruíz García, Juan Ferro y Nicolas de Poulpiquet por Adú
Mejor dirección artística: Mikel Serrano por Akelarre
Mejor diseño de vestuario: Nerea Torrijos por Akelarre
Mejor maquillaje y peluquería: Beata Wotjowicz y Ricardo Molina por Akelarre
Mejores efectos especiales: Mariano García Marty y Ana Rubio por Akelarre
Mejor dirección de producción: Ana Parra y Luis Fernández Lago por Adú
Mejor película documental: El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco
Mejor película de animación: La gallina Turuleca, de Eduardo Gondell y Víctor Monigote
Mejor película iberoamericana: El olvido que seremos, de Fernando Trueba
Mejor película europea: El padre, de Florian Zeller
Mejor cortometraje de ficción: A la cara, de Javier Marco
Mejor cortometraje documental: Biografía del cadáver de una mujer, de Mabel Lozano
Mejor cortometraje de animación: Blue & Malone: Casos imposibles, de Abraham López Guerrero

*****************************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

PREMIOS FEROZ, 8a. edición

Más de 220 periodistas y críticos dedicados a informar sobre la creación audiovisual en distintos medios, ya sea en televisión, radio, prensa e Internet, hemos premiado hoy a los mejores trabajos e interpretaciones del año en una compleja ceremonia, que se resolvió ayer con éxito total.

‘Las niñas’, de Pilar Palomero, se convirtió en la gran ganadora de la noche al recoger los premios a mejor película dramática, dirección y guion. En el apartado televisivo, la tensa ‘Antidisturbios’ se convirtió en la serie más premiada de la velada.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es aor6964.jpg


PALMARÉS COMPLETO:
Mejor película dramática
‘Las niñas’
Mejor película de comedia
‘La boda de Rosa’

Mejor dirección
Pilar Palomero por ‘Las niñas’

Mejor actriz protagonista en una película
Patricia López Arnáiz por ‘Ane’

Mejor actor protagonista en una película
Mario Casas por ‘No matarás’
Mejor actriz de reparto en una película
Verónica Echegui por ‘Explota explota’

Mejor actor de reparto en una película
Juan Diego Botto por ‘Los europeos’

Mejor guion
Pilar Palomero por ‘Las niñas’

Mejor música original
Koldo Uriarte, Bingen Mendizabal por ‘Baby’

Mejor tráiler
Javier Fesser, Rafa Martínez por ‘Historias lamentables’

Premio FlixOlé al mejor cartel
Jordi Labanda por ‘Rifkin’s Festival’
Mejor documental
‘El año del descubrimiento’

Mejor serie dramática
‘Antidisturbios’

Mejor serie de comedia
‘Vamos Juan’

Mejor actriz protagonista de una serie
Elena Irureta por ‘Patria’

Mejor actor protagonista de una serie (ex aequo)
Eduard Fernández por ’30 monedas’
Hovik Keuchkerian por ‘Antidisturbios’

Mejor actriz de reparto de una serie
Loreto Mauleón por ‘Patria’

Mejor actor de reparto en una serie
Patrick Criado por ‘Antidisturbios’

Premio especial
‘My Mexican Bretzel’

********************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son autoría de los compañeros de la AICE.

LA CHICA DEL BRAZALETE (Dir. Stéphane Demoustier)

Texto: Yolanda Aguas


Una pareja de policías detiene a una joven de 16 años en la playa, delante de su familia que contempla atónita la escena. Dos años después, se juzga a la joven –que ha llevado durante ese tiempo una pulsera para controlar sus movimientos– por asesinar a navajazos a su mejor amiga.


Esta película francesa es un remake de otra argentina titulada Acusada que se inspiraba libremente en el caso de Amanda Knox. La cinta arranca bien y hace presumir un solvente thriller judicial francés. Sin embargo, pasada la media hora, la cinta muestra sus verdaderas cartas como thriller psicológico que bucea en el desconcierto de un padre de familia al enfrentarse a la doble vida de su hija adolescente.


Además de unas interpretaciones solventes, hay cuestiones interesantes, como la diferencia entre la ley y la moral, y la necesidad de no prejuzgar la primera conforme a la segunda, pero a la película le acaba pesando –además de lo convencional del morbo de la temática– ese cambio de género que deja la historia en suspenso y abierta al juicio del espectador.

EL PROFESOR DE PERSA (Dir. Vadim Perelman)

Texto: Yolanda Aguas

Francia, 1942. Gilles es arrestado por soldados de las SS junto con otros judíos y enviado a un campo de concentración en Alemania. Allí consigue evitar la ejecución al jurar a los guardias que no es judío, sino persa. Gracias a esta artimaña, Gilles consigue mantenerse con vida, pero tendrá que enseñar un idioma que no conoce a uno de los oficiales del campo, interesado en aprenderlo. Al tiempo que la relación entre ellos aumenta, las sospechas de los soldados van en incremento.

El profesor de persa se suma a la amplia lista de películas sobre el genocidio judío que, año tras año, se producen con la única y legítima finalidad de mantener viva la memoria del horror. A pesar del número de cintas que hemos visto sobre el tema, seguimos teniendo ejemplos de que se puede contar lo mismo de mil formas distintas.

El profesor de persa, película correcta, pero que reitera lo ya contado sin aportar nada nuevo. Basada en el relato Invención de un lenguaje, de Wolfgang Kohlhaase, está inspirada en hechos reales y cuenta cómo un judío belga, de nombre Gilles (Nahuel Pérez Biscayart), consiguió sobrevivir gracias a la increíble argucia de fingir hablar farsi, idioma que desconocía totalmente.

Se trata de un film de estilo clásico, con impecable puesta en escena y unas buenas interpretaciones del dúo protagonista, pero el guion es plano, no saca partido a las situaciones y no consigue que la historia emocione. No obstante, puede gustar al público general, pues no se recrea en la dureza del genocidio y deja cierto margen a la esperanza.

*************************************************************************************************************************

Nota: La fotografía insertada en este artículo es propiedad de su autor.

ÁNGELA MOLINA (Goya de Honor 2021)

Texto y Fotografía: Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es unnamed-1.jpg

Semanas antes de recibir su Goya de Honor, la actriz Ángela Molina atendió este lunes a los medios de comunicación en la sede de la Academia de Cine. El suyo es uno de los premios seguros de la gala de los 35 Premios Goya, que se celebrará el 6 de marzo desde el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga, lugar en el que recogerá presencialmente este reconocimiento honorífico.

Acompañada por el presidente de la institución, Mariano Barroso, la intérprete recordó el día que le comunicaron la noticia, que acogió con “con una inmensa alegría. Antes de dar las gracias me salió una sonora carcajada. No lo esperaba y sentí un torrente de alegría. Me va a acompañar toda la vida porque me lo han procurado mis compañeros y eso es lo más noble en este premio”, afirmó Molina, que es consciente de que “es un momento único, que no se puede volver a repetir. Es una vez en la vida y le doy ese valor”.

En la noche del 6 de marzo no le podrá acompañar su familia, “porque tenemos que hacerlo lo mejor que podamos, ellos lo estarán disfrutando desde casa y viéndolo desde ahí”, explicó Molina, que reivindicó que la edición 2021, que será híbrida, presencial y telemática, “son igual de goyas que siempre. Los nominados que querrían estar no pueden por la coyuntura y se trata de tender puentes para que no haya ninguna pandemia que nos impida celebrar la fiesta de nuestro cine”.

También avanzó de quién se acordará sobre el escenario. “¿A quién se lo voy a dedicar si no es a los que están en mi corazón? Por si acaso se me olvida por la emoción, creo que este Goya se lo dedicaré a mi madre, mi padre, mi marido, mis hijos, a mi adorado público y a mis amigos”, desveló.

La actriz recordó los directores con los que ha trabajado, entre ellos, algunos de los cineastas más destacados de las últimas décadas, como Luis Buñuel, Pedro Almodóvar, Jose Luis Borau, Manuel Gutiérrez Aragón, Jaime Chávarri, Jaime de Armiñán, Josefina Molina, Bigas Luna, Jaime Camino, Pablo Berger y numerosos noveles. “Las óperas primas me sirven de gran aprendizaje. Tengan defectos o sean obras maestras, esa primera vez en la vida para mí es muy recomendable observarla”, aseguró.

Tras una extraordinaria trayectoria de más de 45 años dedicada a cine, teatro y televisión, todavía le quedan papeles soñados por interpretar. “Puede ser cualquier cosa la que me ilusione. Va haciendo un tiempo que no hago teatro y sí que me apetecería alguna vez en mi vida interpretar un Lorca, por todas las afinidades que siento con lo que él me transmite en su arte”, reflexionó la actriz, que adora su trabajo.

Inmersa en el rodaje de la serie Un asunto privado, Ángela Molina confesó que no piensa en la retirada, “solo a veces, cuando estoy muy cansada”, bromeó, y dio la receta para afrontar este difícil período de pandemia. “Mi receta es que volvamos a nosotros mismos siempre, que ahí vamos a encontrar lo que necesitamos para los demás. Y comer bien”, añadió la actriz cuya primera intervención fue para enviar “un abrazo a todos los que estén pasándolo de alguna manera peor que otros. Y toda mi fuerza. No hablamos de victorias, pero sí de sobreponernos juntos”.

El presidente de la Academia, Mariano Barroso, abrió el acto destacando la excepcional trayectoria que llevó a la Junta Directiva a otorgarle este galardón honorífico, que se suma a la Medalla de Oro que la Academia le dio en 2013. “Es una actriz inmensa, con una carrera que engrandece nuestro cine. El Goya de honor es el reconocimiento de sus compañeros a su trayectoria y a su persona. Ángela Molina y el cine se retroalimentan. Hay algo dentro de nosotros que se activa cuando la vemos en pantalla. Ángela es una inspiración y más en estos tiempos”, aseguró.

**************************************************************************************************************

PALMARÉS 26 ED. PREMIOS FORQUÉ

Patricia López Arnáiz por Ane y Javier Cámara por Sentimental en cine; Hovik Keuchkerian por Antidisturbios y Elena Irureta por Patria en series, son los premios a las Mejores Interpretaciones Masculina y Femenina respectivamente
El año del descubrimiento se alza con el premio al Mejor Largometraje Documental; Nuevo Orden, Mejor Película Latinoamericana, Uno para todos gana el Premio al Cine y Educación en Valores y Yalla se lleva el Mejor Cortometraje
Fernando Colomo y Beatriz de la Gándara, Medallas de Oro de EGEDA, expresaron su deseo de seguir haciendo cine con “mucha paciencia, mucho tesón, mucha ilusión y mucha humildad”
La edición número 26 de los Premios Forqué ha elegido a Las niñas como Mejor Largometraje de Ficción de la temporada en España, mientras que Antidisturbios se hacía con el galardón a Mejor Serie. La ópera prima de Pilar Palomero se ha impuesto a Adú, Akelarre y La boda de Rosa. Esta producción de Bteam Pictures, Inicia Films y Las Niñas Majicas AIE suma un nuevo éxito tras la Biznaga de Oro en el pasado Festival de Málaga y su aclamado estreno en la Berlinale. Por su parte, la ficción de seis capítulos creada por Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña, es la primera en inscribir su nombre en el palmarés con esta nueva categoría. Patria, Veneno y La casa de papel eran las competidoras de esta producción de The Lab, Caballo Films y Movistar+, que además ha logrado ser una de las series españolas más vistas del año.

Los actores Javier Cámara y Patricia López Arnáiz han sido los ganadores como Mejor Interpretación Masculina y Femenina de cine respectivamente. El primero logra su primer Forqué tras acumular cuatro nominaciones a lo largo de su trayectoria; finalmente, Sentimental de Cesc Gay le ha valido este reconocimiento. Por su parte, la actriz vasca recibe el galardón por su ovacionado trabajo en Ane, la cinta del debutante David Pérez Sañudo. En series, los ganadores han sido Hovik Keuchkerian por Antidisturbios y Elena Irureta por Patria. Ambos ganadores han protagonizado dos de los momentos más emotivos de la gala; mientras el primero arrancó un emotivo minuto de silencio por las víctimas del Covid-19 que puso en pie a todo el auditorio; Elena quiso compartir el premio con su compañera también nominada Ane Gabarain, a la que invitó a subir al escenario.

El premio a Mejor Película Latinoamericana ha ido para el largometraje mexicano Nuevo Orden de Michel Franco, ganadora del Gran Premio del Jurado en el último Festival de Venecia. Mientras que, en el apartado documental, la más votada ha sido la coproducción hispano-suiza El año del descubrimiento de Luis López Carrasco Moreno, una cinta que sumerge al espectador en la España de 1992 y más concretamente en los acontecimientos que llevaron a la quema del parlamento de Murcia ese mismo año.

El palmarés lo completan Yalla de Carlo D’Ursi como Mejor Cortometraje, premio dotado económicamente por la plataforma de cine español Flixolé, y Uno para todos de David Ilundain, que ha obtenido el Premio al Cine y Educación en Valores, otorgado en colaboración con la FAD – Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

La gala presentada por Aitana Sánchez-Gijón y Miguel Ángel Muñoz y que rindió homenaje a todos aquellos sectores de la sociedad que han sido claves durante la época de confinamiento, contó con uno de sus momentos más destacados con la entrega de la Medalla de Oro de EGEDA para Fernando Colomo y Beatriz de la Gándara. La dupla, que lleva produciendo conjuntamente desde 1993, destaca por apostar por nuevos talentos y sacar adelante una gran parte la filmografía del propio Colomo como Rosa Rosae, Los años bárbaros o Alegre ma non troppo. Ambos expresaron su agradecimiento a la profesión y compartieron su deseo de seguir haciendo cine a pesar de las dificultades, un oficio donde “hace falta mucha paciencia, mucho tesón, mucha ilusión y mucha humildad”.

La música y el humor fueron otros de los protagonistas de la gala, retransmitida en “prime time” por La 1 de RTVE. Pablo Alborán se encargó de abrir el telón con una versión a piano y voz del clásico “What a wonderful world”. Él mismo y Pablo López pusieron banda sonora con sus más recientes trabajos: Vértigo y Unikornio – Once Millones De Versos Después De Ti; certificados disco de platino y de oro respectivamente en apenas un mes en el mercado. También participó durante la celebración de los premios, el director de orquesta y compositor Luis Cobos, ganador de más de 100 discos de Platino por sus ventas en diferentes países. El punto cómico corrió a cargo del talento de Sara Escudero y JJ Vaquero, que arrancaron las sonrisas bajo las mascarillas del patio de butacas.

El Palacio Municipal de Madrid en IFEMA albergó esta primera cita de la temporada para el sector audiovisual con estrictas medidas de sanitarias y donde sólo acudieron las personalidades participantes en la gala como los finalistas Mario Casas, Kiti Mánver, Salvador Calvo, Raúl Arévalo, Ane Gabarain, Daniela Santiago, Vicky Luengo, Javier Calvo, Javier Ambrossi, Aitor Gabilondo. Junto a ellos otros nombres destacados como Natalia de Molina, Javier Amann, Alejandro Speitzer, Nerea Barros, Irene Arcos, Álvaro Morte, Ana Fernández, Belén Cuesta, Imanol Arias, Theresa Zabell, David Calle o el grupo de música Stay Homas que se encargaron de anunciar los ganadores; y autoridades como el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, Ignacio Aguado, Vicepresidente de la Comunidad de Madrid y el presidente de EGEDA, Enrique Cerezo, que mostraban así su respaldo a la cultura en una de las citas más importantes de la temporada y quien manifestó: “La cultura y el cine protegen a la sociedad y también deben protegerse. Han sido claves durante la pandemia para mantenernos más estables”.

Después de veintiséis ediciones, Los Forqué se han consolidado como uno de los premios cinematográficos y del audiovisual más prestigiosos de la industria española y, por ello y en un contexto incierto, su celebración tiene un gran peso estratégico y reivindicativo. Una muestra de apoyo al sector cultural que desde el inicio de la pandemia ha demostrado su compromiso con la seguridad de todos sus espectadores.

El Premio Cinematográfico José María Forqué 2021 está organizado por EGEDA, entidad sin ánimo de lucro para la gestión de los derechos de los productores audiovisuales, con la participación del Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid y RTVE, y cuenta con la colaboración del Ministerio de Cultura y Deporte y otros patrocinadores como Mercedes Benz, FIPCA, la plataforma del cine español FlixOlé, Secuoya Studios, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, así como con la autoría del escultor Víctor Ochoa como creador de los trofeos que serán entregados este próximo sábado por la noche.

****************************************************************************************************

NOTA: Las dos fotografías insertadas en este artículo son capturas de pantalla.

VICTORIA ABRIL, PREMIO FEROZ DE HONOR 2021

El Comitéé Organizador de los Premios Feroz ha decidido otorgar este año el Premio Feroz de Honor a Victoria Abril en reconocimiento a su incomparable trayectoria profesional, con cerca de un centenar de películas y una veintena de series de televisión. La actriz recogerá el galardón en la ceremonia de los Premios Feroz 2021, que se celebrará el próximo 8 de febrero en Alcobendas y que se retransmitirá en directo a través de YouTube.
“Nos resulta un auténtico privilegio que Victoria Abril haya aceptado el Feroz de Honor”, asegura María Guerra, presidenta de la Asociación de Informadores Cinematográficos de España. “Es una actriz inmensa y de inclasificable talento. Su carrera es el espejo mismo de las entrañas emocionales de las mujeres españolas a lo largo de varias décadas de nuestra historia. Victoria Abril ha interpretado como nadie la vulnerabilidad, la rabia y el poder, el placer y dolor de mujeres de toda clase. La fortaleza de sus personajes son la extensión de su carisma. Ella misma es una fuerza de la naturaleza que nos ha emocionado en la pantalla, y también, a veces, nos ha hecho temblar como periodistas”.
Victoria Mérida Rojas (Madrid, 4 de julio de 1959) debutó con 15 años en Televisión Española como una de las azafatas con gafas redondas del famoso programa ‘Un, dos, tres… responda otra vez’, de Chicho Ibáñez Serrador. Inmediatamente, empezó a trabajar en el cine: debutó en la película ‘Obsesión’, de Francisco Lara Polop, y a los 17 rodó, junto a Sean Connery, ‘Robin y Marian’; también hizo ‘Caperucita y roja’, ‘Esposa y amante’, o ‘El puente’. Aunque iba para bailarina.
En 1976 trabajó por primera vez con Vicente Aranda en ‘Cambio de sexo’; con él rodó doce películas con impresionantes actuaciones, de ‘La muchacha de las bragas de oro’ (1980), a ‘El Lute: camina o revienta’ (1987), pasando por ‘Amantes'(1991) —con la que ganó el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín—, ‘Tiempo de silencio’ (1986) o ‘Libertarias’ (1996).
Un año después comenzó en el teatro y dos más tarde volvió a televisión con el programa ‘625 líneas’. También en televisión, Abril estuvo en series míticas: ‘La barraca'(1979); ‘La huella del crimen’ y ‘Los pazos de Ulloa’, en 1985, ‘Los jinetes del alba’ (1987), y más recientemente, ‘Sin identidad’ (2014-15) y ‘Días de Navidad’ (2019) con las que se confirma su progresivo acercamiento al audiovisual nacional tras años alejada de nuestro país.
En 1982, Victoria Abril se fue a vivir a París por amor. Allí empezó otra carrera en cine y tele que le ha valido varias nominaciones en los César de la Academia del Cine francés y una gran popularidad gracias a series como ‘Clem’, que estuvo nueve temporadas en antena batiendo récords de audiencia. En España, de nueve nominaciones a los Goya, logró la estatuilla como mejor actriz protagonista con ‘Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto’, (1995) de Agustín Díaz Yanes, que también le sirvió la Concha de Plata del Festival de San Sebastián.
También Borau, Berlanga, Chávarri, Camus, Gutiérrez Aragón, Armiñan, Félix Rotaeta o Rafael Monleón la eligieron para sus películas antes de convertirse en ‘chica Almodóvar’: tras hacer un pequeño papel en ‘La ley del deseo’ (1987), con él rodó ‘Átame’ (1989), ‘Tacones lejanos’ (1991) y ‘Kika’ (1993). Tras años distanciados, Victoria Abril se subió al escenario en la pasada edición de los Premios Feroz en Alcobendas para entregar al director su premio a la mejor película dramática por ‘Dolor y gloria’.
Victoria Abril, que lleva viviendo en París media vida y habla francés igual que español (también inglés e italiano), ha encontrado en el teatro el calor del público. Es oficial de las Artes y las Letras de Francia desde 1998 y en 2002 fue nombrada ‘caballero’ de la Legión de Honor francesa. Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes 2004, la actriz cuenta en su haber con dos Conchas de Plata del Festival de San Sebastián y recibió también en 2015 un homenaje en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) junto con el director italiano Bernardo Bertolucci.
El próximo 8 de febrero, la actriz recibirá en el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas su Feroz de Honor, un galardón que antes han recogido José Sacristán, Carlos Saura, Rosa María Sardà, Chicho Ibáñez Serrador, Verónica Forqué, José Luis Cuerda y los hermanos Julia y Emilio Gutiérrez Caba.
Los Premios Feroz® están organizados por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España (AICE), patrocinados por el Ayuntamiento de Alcobendas y Mercedes-Benz España. Cuenta también con la colaboración de la Consejería de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Silestone® by Cosentino, FlixOlé, la Denominación de Origen Ribera del Duero y con el apoyo del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) del Ministerio de Cultura y Deportes.
La AICE es un grupo plural de más de 230 periodistas y críticos dedicados a informar sobre cine en televisión, radio, prensa e Internet de todo el país. Desde 2014 entregan los PREMIOS FEROZ® para destacar lo mejor de la producción audiovisual española del año.

*********************************************************************************************************

NOTA: La fotografía insertada en este artículo es propiedad de su autor.