FESTIVAL DE CANNES (Programación 2017), por Yolanda Aguas

El Festival Internacional de Cine de Cannes dio a conocer las películas que componen la Selección Oficial de su 70ª edición.

La película -fuera de competición- que inaugurará el festival será Les Fantômes d’Ismaël, de Arnaud Desplechin.

Los más recientes filmes de Michael Haneke, Sofia Coppola, Todd Haynes, François Ozon, Hong Sang-soo, Yorgos Lanthimos, Naomi Kawase, Sergei Loznitsa, entre otros, competirán por la Palma de Oro.

Un total de 16 títulos integran la sección Una Cierta Mirada en la que destaca la presencia de Laurent Cantet que presentará L’Atelier y Fortunata de Sergio Castellito que cuenta con la presencia de la mítica actriz alemana Hanna Schygulla.

En las Proyecciones Especiales se proyectará el documental Sea Sorrow, dirigido por la gran Vanessa Redgrave.

Como pueden leer, nombres muy importantes que hacen de esta nueva edición una cita cinematográfica  a seguir.

COMPETICIÓN OFICIAL:

The Meyerowitz Stories, de Noah Baumbach

In the Fade / Aus dem nichts, de Fatih Akin

Okja, de Bong Joon-Ho

120 battements par minute, de Robin Campillo

The Beguiled, de Sofia Coppola

Rodin, de Jacques Doillon

Happy End, de Michael Haneke

Wonderstruck, de Todd Haynes

Le Redoutable, de Michel Hazanavicius

The Day After / Geu-Hu, de Hong Sang-soo

Radiance / Hikari, de Naomi Kawase

The Killing of a Sacred Deer, de Yorgos Lanthimos

A Gentle Creature, de Sergei Loznitsa

Jupiter’s Moon, de Kornél Mundruczó

L’Amant double, de François Ozon

You Were Never Really Here, de Lynne Ramsay

Good Time, de Benny & Josh Safdie

Loveless / Nelyubov, de Andrey Zvyagintsev

UNA CIERTA MIRADA

Barbara, de Mathieu Amalric (película de apertura)

The Desert Bride / La novia del desierto, de Cecilia Atan y Valeria Pivato

Closeness / Tesnota, de Kantemir Balagov

Beauty and the Dogs, de Kaouther Ben Hania

L’Atelier, de Laurent Cantet

Fortunata, de Sergio Castellitto

Las hijas de Abril, de Michel Franco

Western, de Valeska Grisebach

Directions, de Stephan Komandarev

Out, de Gyorgy Kristof

Before We Vanish, de Kiyoshi Kurosawa

Until the Birds Return, de Karim Moussaoui

Dregs, de Mohammad Rasoulof

Jeune femme, de Léonor Serraille

Wind River, de Taylor Sheridan

After the War / Après la Guerre, de Annarita Zambrano

FUERA DE COMPETICIÓN:

How to Talk to Girls at Parties, de John Cameron Mitchell

Blade of the Immortal, de Takashi Miike

Visages, villages, de Agnès Varda, JR

REALIDAD VIRTUAL:

Carne y arena, de Alejandro G. Iñárritu (Instalación)

EVENTOS POR EL 70 ANIVERSARIO:

Top of the Lake: China Girl, de Jane Campion, Ariel Kleiman (serie TV)

Twin Peaks, de David Lynch (serie TV)

24 Frames, de Abbas Kiarostami

Come Swim, de Kristen Stewart (cortometraje)

PROYECCIONES ESPECIALES:

An Inconvenient Sequel, de Bonni Cohen, John Shenk

12 Jours, de Raymond Depardon

They, de Anahita Ghazvinizadeh

Promised Land, de Eugene Jarecki

Napalm, de Claude Lanzmann

Sea Sorrow, de Vanessa Redgrave

Demons in Paradise, de Jude Ratman

La Caméra de Claire / Keul-le-eo-ui ka-me-la, de Hong Sang-soo

*******************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

 

UNA HISTORIA DE LOCOS (Dir. Robert Guédiguian), por Yolanda Aguas

Años 80. El joven Aram, un marsellés de origen armenio, hace explotar el coche del embajador de Turquía en París. En ese momento, un ciclista que pasaba por allí es herido de gravedad. La madre del terrorista se siente culpable y siente la necesidad de ir a la habitación del hospital del herido para pedirle perdón, algo que éste no entiende. Por otra parte, Aram, en contra de la opinión de sus compañeros, decide ir a conocer a su víctima.

La película se remonta a los años 20 en Berlín, donde reconstruye en un bellísimo blanco y negro el juicio a un activista, absuelto de ejecutar a un político turco relacionado directamente con el genocidio, y después a los 80, en París, Marsella y Beirut, para reencontrar a un nuevo grupo armado y a una de las víctimas accidentales de un atentado, empeñado en conocer a los culpables de su desgracia y en comprender sus razones.

El genocidio armenio sigue siendo una asignatura pendiente para la historia, la justicia y también para el cine. Robert Guédiguian, de ascendencia armenia él mismo, hace un planteamiento muy ambicioso para hablar sobre ello en dos tiempos y en varios planos de comprensión, poniendo en perspectiva las reapariciones periódicas de movimientos reivindicativos que han puesto en práctica la lucha armada y reflexionando sobre su legitimidad y sobre las víctimas inocentes ocasionales.

Inspirada su ficción en hechos reales y sobre todo, libremente, en el libro autobiográfico del periodista español José Antonio Gurriarán, que fue víctima de un atentado del Ejército Secreto Armenio de Liberación en Madrid a principios de los años 80. Durante su rehabilitación, se documentó profundamente en todo lo relacionado con el Holocasuto Armenio y posteriormente se desplazó a Beirut para conocer a los responsables del crimen.

Los hechos fueron narrados en el libro La bomba, un no rotundo a la destrucción y la muerte y un viva la vida, escrito por el propio Gurriarán.

Como he comentado, la película francesa comienza con una recreación histórica en blanco y negro del juicio llevado a cabo en Berlín contra Soghomon Tehlirian por el asesinato de Talat Pashá (dirigente turco y uno de los responsables del genocidio llevado a cabo contra el pueblo armenio). El prólogo constituye una total muestra de drama judicial histórico.

Su fotografía y elaborada puesta en escena recrean con exactitud y realismo un cosmos europeo de resurgimiento tras el final de la Primera Guerra Mundial. Y esta recreación se logra porque todos los elementos de la puesta en escena se distribuyen ordenadamente en esa sala de juicio que puede ser asimilada como el marco en el que Europa se va a asentar de nuevo tras la depuración sangrienta que han supuesto las trincheras de la guerra.

Una elipsis nos transporta a los años ochenta en medio del conflicto turco-armenio. La narración pasa a ser una sucesión de hechos demasiado explicativos. Aunque son perfectamente representadas las dudas morales sobre la lucha armada en esas diversas facciones que componen la guerrilla terrorista armenia, el relato de la víctima del atentado de París avanza sin parada en un viaje hasta Beirut, con escala previa en Marsella, donde vive la familia del terrorista responsable del ataque.

A destacar, como es habitual en sus mejores películas, la presencia de su musa y esposa: Ariane Ascaride.

*********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

LOCAS DE ALEGRÍA (Dir. Paolo Virzi), por Yolanda Aguas

Dos pacientes psiquiátricas comparten una amistad quijotesca y una fuga al más puro estilo ‘Thelma y Louise’ en ‘Locas de alegría’ (‘La pazza gioia’), una comedia dramática dirigida por el italiano Paolo Virzì que obtuvo un gran éxito en la Sección Oficial de la 61 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

En otros tiempos, Beatrice (Valeria Bruni Tedeschi) gozó como condesa de un gran esplendor económico y social. Ahora, vive internada en Villa Biondi, una institución mental donde tratan su esquizofrenia. Al centro llega una nueva interna, Donatella (Micaela Ramazzotti), una mujer con un duro pasado y una situación mental muy delicada. Aunque con personalidades completamente opuestas, entre las dos mujeres surge una relación muy especial, que les llevará por caminos insospechados. Y es que, cuando los responsables de la institución les concedan una salida transitoria para trabajar en una feria de productos naturales, ambas aprovecharán la ocasión para fugarse e iniciar toda una aventura.


Paolo Virzi (El capital humano, La prima cosa bella, My Name Is Tanino) dirige esta comedia dramática que ha co-escrito junto a Francesca Archibugi (El nombre del bambino). Sus protagonistas son las actrices Valeria Bruni Tedeschi (La comunidad de los corazones rotos, Mi familia italiana) y Micaela Ramazzotti (La tentazione di essere felice, El nombre del bambino).

La película arranca en Villa Biondi, centro psiquiátrico italiano ubicado al norte de la Toscana y que focaliza buena parte del metraje de Locas de alegría (La pazza gioia. En esta institución de mujeres, el personaje más carismático no es otro que el de Beatrice, mujer que dice ser una rica y famosa condesa y que, pese a su internamiento, no duda en comportarse según los estándares de su título. Todos parecen mantener una distancia con ella, al menos hasta que Villa Biondi recibe la llegada de Donatella, una joven de apariencia física salvaje pero con un comportamiento austero que refleja cierto misterio acerca del motivo de su ingreso.

Locas de alegría es la historia de la relación entre estas dos mujeres. Sin eludir un necesario alegato acerca de que las personas a priori locas están, a veces, más cuerdas que las teóricamente normales.

Locas de alegría es un “drama cómico” que cuenta la historia de dos almas libres que desean volar lejos de Villa Biondi para encontrar una felicidad que se les niega.  Ambas fueron engañadas por los hombres, un delincuente de poca monta y un chulo dueño de discoteca que estando casado le dejó embarazada. El odio que sienten hacía ellos se focaliza en otras personas del mismo género que en algunas ocasiones está justificado, como el hombre que pretende aprovecharse de ellas conduciéndolas a un motel de carretera y en otras no, como ocurre con el taxista que lleva a Beatrice a ver a su antiguo novio.

Son dos extrañas que separadas no encajan en ninguno de estos sitios pero que juntas son más fuertes y pueden hacer frente a las hostilidades.

Locas de alegría  está arropada por los más bellos paisajes italianos, como la zona de la Toscana, y una banda sonora deliciosa que tiene su momento culminante cuando se oye el gran clásico y conocido éxito de Gino Paoli de los sesenta Senza fine que emociona profundamente.

Fue una merecida Espiga de Oro, así como el reconocimiento a sus dos actrices en la pasada SEMINCI.

**************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

EL OTRO LADO DE LA ESPERANZA (Dir. Aki Kaurismäki), por Yolanda Aguas

La última película del director finlandés Aki Kaurismäki acaba de llegar a nuestros cines. Es el trabajo por el que fue galardonado con el Oso de Plata al Mejor Director en el Festival de Berlín 2017, donde se estrenó la película a nivel internacional. Con el humor y estilo característico de Kaurismäki, El otro lado de la esperanza obtuvo una aceptación favorable de la crítica con una historia que narra las experiencias de un refugiado sirio en Helsinki.

El otro lado de la esperanza nos traslada a Helsinki para contarnos la historia de dos personas. Por un lado Wikhström, un hombre que a sus 50 años decide abandonar su vida para cumplir su sueño de abrir un restaurante. Por el otro, la de Khaled, un refugiado sirio que cruzó la frontera en busca de una vida mejor. Dos personas completamente distintas, que verán como un día sus caminos se cruzarán.

La de estas personas se trata de una historia tan actual como necesaria. Contada con enorme habilidad y sin trampas emocionales. Simplemente nos expone una situación que, pese a ser ficticia, podría estar ocurriendo realmente. Con la justa medida de comedia, drama y denuncia para asegurarse de que el mensaje llegue plenamente al espectador.

Las autoridades finlandesas deciden repatriar a Khaled a una Alepo en ruinas. Como tantos otros refugiados, opta por quedarse ilegalmente y desaparecer en las calles de Helsinki. Allí se enfrenta al racismo en sus diversas modalidades, pero también descubre la bondad en su estado más puro.

Wikström acaba por descubrir a Khaled al lado del basurero del restaurante y le contrata para limpiar el local. Durante un tiempo, el sol brilla en la vida de Khaled, pero el destino no tarda en intervenir dejando un final abierto que puede llevarle a un prometedor futuro o al cementerio. Claro que para una persona acorralada, ambas posibilidades tienen sentido.

El otro lado de la esperanza nos trae una historia sobre lo cotidiano. Sobre el día a día de nuestra sociedad. Tan simple, en apariencia, como humana. Capaz de invitarnos tanto a reír como a reflexionar.

Podría considerarse una fábula de nuestro tiempo si la realidad que impera no fuera tan atroz y tan real.

*******************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

IN THE SAME BOAT (Dir. Rudy Gnutti), por Yolanda Aguas

La X edición del Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza (ECOZINE) que se celebrará del 3 al 21 de mayo en la capital aragonesa, contará con un gran documental que se proyectará al finalizar su Gala de Inauguración:  In the Same Boat de Rudy Gnutti.

Es un documental producido por Pere Portabella sobre los efectos de la globalización y de qué manera no se rentabilizan en positivo los avances tecnológicos.

Sinopsis:

Como metáfora de nuestra civilización, este barco tiene ante sí una oportunidad única: aprovechar los numerosos avances de la tecnología para intentar conseguir un mundo mucho mejor y más justo. Sin embargo, las mismas herramientas que pueden servir para ello, pueden dirigirlo hacia un futuro amenazador si no son bien administradas, si el timón del barco no es reorientado para llegar a buen puerto. Expertos y personas de a pie de todo el mundo reflexionan sobre ello en este documental español.

Compositor, productor, guionista y director de documentales para televisión, Rudy Gnutti aborda su primera experiencia en la gran pantalla de la mano de In the Same Boat, documental que reflexiona sobre el concepto de humanidad y su relación con los desarrollos tecnológicos, omnipresentes en casi todas las facetas de la vida, cuyo uso equivocado desemboca en problemas como el daño al medio ambiente o la producción de productos de mala calidad y comida basura.

Sin embargo, la crítica que alberga la película es constructiva, y propone alternativas al modelo actual de la mano de expertos como el filósofo Zygmunt Bauman, el ex presidente uruguayo José Mújica e importantes economistas como: Serge Latouche o Mauro Gallegati, entre otros.

El gran actor Álex Brendemühl es el narrador del texto que está acompañado por imágenes de archivo de una utopía mejor.

“Atenas digital” es un término acuñado por Erik Brynjolfsson (MIT) como un deseo de futuro en el que las máquinas (tal como ocurría con los esclavos en la Grecia Clásica) realizarían la mayoría de los trabajos, lo que permitiría al hombre libre ocuparse de causas más elevadas.

En este documental In the same boat se afrontan, de forma clara y directa, todos los temas anteriormente descritos, a través del testimonio de pensadores, filósofos y economistas de primer nivel y de tendencias ideológicas dispares.

Una gran producción de Pere Portabella, que este año será el Embajador de la X edición del Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza (ECOZINE).

Y un consejo, si me lo permiten, esperen a que terminen los títulos de crédito… hay una pequeña sorpresa final.

*******************************************************************************************************

NOTA: Todas las fotografías insertadas en este artículo son “capturas” del documental y son propiedad de:  Films 59, Ancora Música y Nao Cinematográfica.

FESTIVAL DE TEATRO CLÁSICO DE MÉRIDA: Programación 2017, por Yolanda Aguas

Se celebrará entre el 5 de julio y el 27 de agosto su sexagésima tercera edición en el Teatro Romano de la capital extremeña.

Siete montajes, seis de ellos estrenos absolutos, y un concierto, constituyen la oferta del certamen.

Esta edición, dirigida por Jesús Cimarro a través de su empresa  Pentación Espectáculos, continúa la apuesta por la nueva creación, con textos inéditos y originales jamás representados en Mérida, como «Séneca» o «La comedia de las mentiras», y nombres emergentes o consolidados del teatro contemporáneo nacional y nuevos en el Teatro Romano emeritense, como el dramaturgo Alberto Conejero o los actores y actrices Ana Wagener, Diego Garrido, Pablo Derqui, Amaia Salamanca, Alba Flores y Ricardo Gómez, entre otros.

Este año la programación se complementará con el Encuentro Internacional sobre «La construcción de la ciudadanía en el teatro clásico griego, sus personajes divinos y humanos».

El encuentro tendrá lugar del 19 al 21 de julio y reunirá en Mérida a figuras del teatro y de la cultura, especialistas y estudiosos nacionales e internacionales, como Carme Portaceli, Anna Caballé, Laura Freixás, Juan José Sánchez Tamayo, Ana de Miguel, Thierry Roisin, Margarita Borja (coordinadora del encuentro), Anne Grummet, Christine Hamilton, Charo Feria y Carmen Magallón, entre otros.

PROGRAMA EN EL TEATRO ROMANO:

«La orestiada», de Esquilo. Versión de Luis García Montero. Dirección: José Carlos Plaza. Intérpretes: Ana Wagener, Juan Fernández, Roberto Álvarez, Amaia Salamanca, Ricardo Gómez, María Isasi y Alberto Berzal. Del 5 al 9 de julio.

«Calígula», de Albert Camus. Dirección: Mario Gas. Intérpretes: Pablo Derqui, Borja Espinosa, Mónica López y Bernart Quintana. Del 12 al 16 de julio.

«Troyanas», de Eurípides. Versión de Alberto Conejero. Dirección: Carme Portaceli. Intérpretes: Aitana Sánchez Gijón, Ernesto Alterio, Alba Flores, Maggie Civantos, Pepa López, Míriam Iscla y Gabriela Flores. Del 19 al 23 de julio.

«Séneca», de Antonio Gala. Dirección: Emilio Hernández. Intérpretes: Diego Garrido, Carmen Linares, Esther Ortega, Eva Rufo, José Luis Sendarrubias, Aka Thiemele, Antonio Valero, Ignasi Vidal y Carolina Yuste. Del 26 al 30 de julio.

«La bella Helena», de Jacques Offenbach. Versión de Miguel Murillo y Ricard Reguant. Dirección: Ricard Reguant. Gisela, Cata Munar, Rocío Madrid, Miriam Queba, Clara Alvarado, Tamara Agudo, Leandro Rivera, Roger Pera, José Antonio Moreno, Joan Carles Bestard, Pablo Romo, Javier Pascual y Mikel Hennet. Del 2 al 6 de agosto.

«La comedia de las mentiras», de Plauto. Versión de Pep Antón Gómez y Sergi Pomermayer. Dirección: Pep Antón Gómez. Intérpretes: Pepón Nieto, María Barranco, Canco Rodríguez, Paco Tous, Raúl Jiménez, Angie Fernández y Marta Guerras. Del 9 al 15 y del 18 al 20 de agosto.

Concierto de Arcángel, Las Nuevas Voces Búlgaras y Ana Moura. 17 de agosto.

«Viriato», de Florián Recio. Dirección: Paco Carrillo. Intérpretes: Fernando Ramos, Ana García, Pedro Montero, Manuel Menárguez, David Gutiérrez, Jesús Manchón, Juan Carlos Tirado, Paca Velardiez y José Francisco Ramos. Del 23 al 27 de agosto.

*****************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

20 ed. FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA: Palmarés, por Yolanda Aguas

El Jurado de la Sección Oficial de Largometrajes a concurso de la 20 edición del Festival de Málaga. Cine en Español, integrado por Emilio Martínez Lázaro (Presidente), Pablo Berger, María Botto, Iván Giroud Gárate, Elena Ruiz y Alejandra Trelles, otorgaron los siguientes premios:

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA ESPAÑOLA, dotada con 12.000 euros

Verano 1993, de Carla Simón

BIZNAGA DE ORO A LA MEJOR PELÍCULA IBEROAMERICANA, dotada con 12.000 euros

Últimos días en La Habana, de Fernando Pérez

BIZNAGA DE PLATA PREMIO ESPECIAL DEL JURADO

No sé decir adiós, de Lino Escalera

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR DIRECCIÓN

Víctor Gaviria por La mujer del animal

BIZNAGA DE PLATA HOTEL AC MÁLAGA PALACIO A LA MEJOR ACTRIZ

Nathalie Poza por No sé decir adiós

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR

Leonardo Sbaraglia por El otro hermano

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Gabriela Ramos, por Últimos días en La Habana

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR ACTOR DE REPARTO

Juan Diego por No sé decir adiós

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR GUIÓN

Pablo Remón y Lino Escalera por No sé decir adiós

BIZNAGA DE PLATA A LA MEJOR MÚSICA

Pascal Gaigne por Plan de fuga

BIZNAGA DE PLATA DELUXE A LA MEJOR FOTOGRAFÍA

Walter Carvalho por Redemoinho

BIZNAGA DE PLATA AL MEJOR MONTAJE

Etienne Boussac por La mujer del animal

El jurado otorgó también una Mención Especial a Selfie, de Víctor García León, como representante de una forma nueva de entender la expresión cinematográfica, sacando el mayor partido de una obligada economía de medios, y acercándose a la realidad inmediata con una mayor verosimilitud.

El actor malagueño Antonio Banderas recibió el Premio Honorífico de la edición número 20 y recibió el cariño de público, prensa y organización.  Lo merece, es encantador.

****************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.