EL REPOSTERO DE BERLÍN (Dir. Ofir Raul Grazier), por Yolanda Aguas

Sin duda recordarán esa magnífica película de Sidney Pollack, “Caprichos del destino”, que protagonizaron en 1999 los actores Harrison Ford y Kristin Scott-Thomas.  Es una película que suelo ver con cierta frecuencia, de ahí que su recuerdo me llegara inmediatamente cuando vi “El repostero de Berlín”.  Ambas películas tratan la ausencia del ser querido a consecuencia de su muerte trágica por un accidente.  Ambas, también, nos plantean la necesidad del consuelo entre aquello/as que le amaron al mismo tiempo.

Este filme no se queda en la mera anécdota de una relación amorosa entre dos hombres.  La verdadera historia radica en dos seres humanos (hombre y mujer) enamorados del mismo hombre  y que irremediablemente están destinados a amarse por ese lazo invisible del ser ausente.

Thomas, un talentoso pastelero de Berlín, mantiene un romance con Oren, un joven israelí que visita con frecuencia la ciudad por negocios. Cuando Oren muere en un accidente de tráfico en Israel, Thomas viaja a Jerusalén en busca de respuestas. Bajo una identidad falsa, se cuela en la vida de Anat, la viuda de su amante, que regenta una pequeña cafeteria en el centro de la ciudad.

Thomas empieza a trabajar para ella haciendo tartas y otros dulces que devuelven la vida al aburrido local, pero pronto se verá involucrado en la vida de Anat de una manera muy distinta a la prevista, por lo que, para proteger la verdad, tendrá que alargar la mentira hasta un punto de no retorno.

Lo más interesante de esta película se presenta en el contraste entre la actitud más cerrada e intolerante de los judíos que choca de manera evidente con la más abierta y liberada de prejuicios de los que no lo son.

De lo más interesante me parece observar la relación que nos presenta entre la sociedad alemana y judía.  Los protagonistas saltan por encima de esa separación histórica para vivir plenamente quiénes son y lo que quieren.

“El repostero de Berlín” es una película sobre personas que buscan llenar su vida de amor y vivirlo a pesar de todos los problemas que puedan surgir en ese propósito.

****************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s