SÓCRATES (Aut. Alberto Iglesias y Mario Gas), por Yolanda Aguas

JOSEP MARIA POU:  EL ARTE DE “CREAR LA REALIDAD”.

Sócrates.-Portada-Makma-copiaSocrates--644x362

A partir de textos de Platón, Jenofonte, Diógenes, Laercio y Aristófanes, Mario Gas y Alberto Iglesias han escrito un bello texto que nos trae a la actualidad la figura de Sócrates, uno de los grandes nombres de la historia de la filosofía.

Nació, vivió y murió en Atenas en el siglo V a. C. Fue maestro de Platón, que a su vez lo fue de Aristóteles. Pronunció -aunque se cuestiona y se recuerda varias veces en la obra- la célebre frase “Solo sé que no sé nada”.

La obra “Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano” está protagonizada por el maestro Josep Maria POU a quien acompañan los actores: Carles Canut, Amparo Pamplona  (que tiene un brillante monólogo como Jantipa, la mujer de Sócrates), Pep Molina, Borja Espinosa, Ramón Pujol y Guillem Motos.

Fue Aristóteles, en “La Poética”, quien ya definió la tragedia, la primera manifestación histórica del género dramático.  El objetivo era la reproducción imitativa de las acciones de los hombres, en el sentido más real y que continuó hasta el teatro “realista” de finales del siglo XIX para la representación en escena de “trozos de vida”.  Mario Gas, especialista en la obra de Bertolt Brecht, ha plasmado toda la esencia del autor alemán (que, como Sócrates, también fue un hombre comprometido con su tiempo) para “crear la realidad” del filósofo atenienseDe ahí que incluya al espectador en la acción escénica.  El público es parte activa de la obra ya que, desde el inicio,  se convierte en los espectadores reales del juicio de Sócrates.

Como director de escena que también es, Gas se apoya admirablemente en la escenografía de Paco Azorín, el vestuario de Antonio Belart y la iluminación (magnífica) de Txema Orriols.

El texto, en el que se critican “la corrupción, la ocultación, la partitocracia“ se adorna constantemente de frases potentes, sentencias que hemos leído y escuchado en más de una ocasión.  Me gusta especialmente el modo en que se presenta a Sócrates como ciudadano, más que como filósofo (que también).  El hombre que hay detrás del mito y que vive comprometido con las leyes de la democracia.  Fue condenado a muerte para silenciar su libertad de pensamiento y aceptó la condena por defender el valor de la democracia. Quiso ser coherente consigo mismo: si le habían condenado a muerte por las leyes de una democracia en la que creía y que respetaba, no podía burlarse de esas mismas leyes escapándose.

Como el propio Josep Maria Pou definió, la función es, fundamentalmente (y ahí radica su peso), teatro de ideas.   Sería extraordinario que los actuales políticos se aplicaran el poso intelectual y moral que esta obra, este texto y este personaje deja muy adentro de quienes han asistido a alguna de sus (muchas) representaciones.

Ya termino, pero dejo para el final la mención especial al trabajo de Josep Maria Pou (¡de rodillas¡)En la cumbre más absoluta de su maestría escénica, logra con su interpretación eso que un día me dijo Andrej Wajda (y que es tan difícil de lograr para un actor): “crear la realidad” y emocionarnos con ella una vez más.

dssdsdsJM

************************************************************************************************************

NOTAS:

Las fotografías del reparto de “Sócrates. Juicio y muerte de un ciudadano” saludando al final de la función en el Teatro Principal de Zaragoza, son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

Las fotografías oficiales de la obra son autoría de DAVID RUANO.

 

JEAN-CLAUDE CARRIÈRE (Premio Luis Buñuel. 44 ed. Festival I. Cine Huesca), por CineT Farö

images (1)images

El Premio “Luis Buñuel” del 44 Festival Internacional de Cine de Huesca será para el guionista, actor, director y dramaturgo francés Jean Claude Carrière, referente del cine de autor europeo y artífice de algunas de las películas más destacadas de nuestro continente y Estados Unidos durante las últimas seis décadas. Carrière, ganador de dos premios Oscar, recogerá el premio en una gala que rendirá homenaje a su figura y a toda su filmografía. El galardón es un reconocimiento al que Carrière se siente muy ligado por su estrecha relación con el director turolense, junto a quien escribió nueve guiones de los cuales seis se convirtieron en película.

Jean-Claude ha trabajado con un gran número de directores que han marcado la historia del séptimo arte, ha escrito para Jacques Tati, Jean-Luc Godard, Louis Malle, Milos Forman, Costa Gavras, Andrzej Wajda o Luis García Berlanga. De su relación con Buñuel, que se extendió casi 20 años, surgieron títulos como Diario de una camareraBelle de jour o Ese oscuro objeto del deseo; trabajos en los que, en diversas ocasiones, también intervino como actor.

Su filmografía como guionista abarca casi 150 títulos donde, además de los realizados con el genio aragonés, hay películas como El tambor de hojalata (1979), La insoportable levedad del ser (1988), Valmont (1989), Cyrano de Bergerac (1990), Los fantasmas de Goya (2006) o en 2012 El artista y la modelo de Fernando Trueba, trabajo por el que fue nominado a los Premios Goya.

Como actor, entre sus más de 30 trabajos, destacan obras como Copia Certificada, de Abbas Kiarostami, o Buñuel y la mesa del rey Salomón, de Carlos Saura, quien también recibió esta distinción del certamen oscense hace dos años.

buñuel carriere31441979883_389419_1441980433_sumario_normal1239193183_01555453

Para la organización del Festival, sus inicios en el mundo del cortometraje, dotan al premio de un sentido aún mayor: “Es un privilegio premiar a un maestro como Jean-Claude; que empezase como director de cortometrajes, donde además recibió su primer Oscar, es un motivo más para revindicar la importancia de este formato. Es un honor y un referente para nuestro festival”, afirmaba Garanto. Carrière comenzó en 1961 con el corto Rupture y sería un año después cuando, junto a Pierre Étaix, se alzase con el Oscar al mejor cortometraje por  Heureux anniversaire. Su tercer corto fue La pince à ongles junto a otro grande del cine de nuestro tiempo, Milos Forman. Por este trabajo fueron distinguidos en el Festival de Cannes con el Gran Premio del Jurado.

Jean-Claude Carrière, “el guionista” del séptimo arte

Jean-Claude Carrière nació en Colombières-sur-Orb, Hérault (Francia), el 19 de septiembre de 1931. Graduado en literatura e historia, con tan sólo 24 años publica su primera novela. Sus inicios en el mundo del cortometraje como director le llevaron a conocer en 1963 durante el Festival de Cannes a Luis Buñuel, quien buscaba un co-guionista para su proyecto Diario de una camarera, su profundo conocimiento de las provincias francesas fue la clave para sellar esta relación que se extendería durante casi 20 años, alumbrando alguno de los trabajos más aclamados del director de Calanda, así como las memorias del genial turolense, bajo el título Mi último suspiro.

El espíritu renacentista de Carrière le hace firmar incontables obras, adaptaciones de teatro, ensayos y canciones para Boris Vlan, Juliette Gréco o Brigitte Bardot, además de ser el dramaturgo titular del británico Peter Brook en los últimos 35 años. Con una sólida y extensa carrera a sus espaldas, en 2011, el Gobierno de España le concede la Orden de las Artes y las Letras, uniendo su nombre al de otros grandes como Oscar Niemeyer, Placido Domingo o Richard Serra. La Academia de Hollywood le reconoció de nuevo en 2014 con el Oscar honorífico a toda su carrera y que lo encumbra como uno de los máximos exponentes del surrealismo francés.

*********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Fuente del texto:  Web oficial del Festival Internacional de Cine de Huesca.

 

DE TOUTES NOS FORCES (Dir. Nils Tavernier), por Yolanda Aguas

Ayer jueves, 28 de abril, se proyectó en pase especial (Sala 1 – Cines Puerto Venecia en Zaragoza) la película “De toutes nos forces” (Con todas nuestras fuerzas) de Nils Tavernier.

D. Jesús Arnal, Gerente en Aragón del Grupo SIFU, nos invitó a esta proyección especial organizada por la Fundación SIFU.

sifu

Grupo SIFU es un Centro Especial de Empleo, formado por once delegaciones presentes en siete comunidades autónomas con sede central en Barcelona, que tiene como finalidad ofrecer una amplia gama de servicios empleando exclusivamente personal discapacitado. La filosofía de SIFU está enraizada en la especialización en cada uno de los servicios que ofrece, buscando la satisfacción total del cliente a través de una atención individualizada, que aporte soluciones integrales y logrando una calidad óptima.

6.1.1quienes_somos_thumb2904

La Fundación nació en 2006 con vocación de apoyo a los trabajadores de Grupo SIFU. Su misión es la de: Fomentar la integración social de estos trabajadores llevando a cabo actividades culturales y sociales. Sensibilizar al entorno más inmediato del grupo, a través de jornadas lúdicas para mostrar las capacidades de los trabajadores, reforzar lazos con las entidades colaboradoras, extender la experiencia a los familiares y fomentar el voluntariado de las empresas y proveedores. Una actividad anual realizada simultáneamente en más de cinco ciudades.  Sensibilizar a estudiantes de institutos a través de charlas en las escuelas y talleres de educación en valores. En 2009 la Fundación dio un paso más para expandir su labor, con actividades que se centran en: Compartir su experiencia y replicar sus actividades alrededor de la diversidad funcional para otros colectivos. Dar servicio a ayuntamientos y crear acciones de RSC para empresas que quieran acercar la diversidad funcional a sus empleados. Crear y ampliar alianzas para llevar a cabo proyectos más ambiciosos como exposiciones en centros comerciales de toda España o carreras solidarias.

con-todas-nuestras-fuerzas--644x362650_1200con-todas-nuestras-fuerzas-44434-con-todas-nuestras-fuerzas

“CON TODAS NUESTRAS FUERZAS”

Como indicábamos al inicio de este artículo, se celebró ayer un pase especial (para empleados, familiares y amigos de Grupo SIFU en Aragón) de la película “Con todas nuestras fuerzas”.

El director, Nils Tavernier, hijo del gran maestro francés Bertrand Tavernier, nos presenta una historia basada en hechos reales, cuidando especialmente la imagen que se apoya en una estupenda fotografía.  Los paisajes de ensueño de las montañas francesas, lagos y ciudades como Niza facilitan enormemente esta labor.  La película narra la historia de Paul (Jacques Gamblin), un hombre al que han echado de su trabajo, técnico de teleféricos alpinos, y que al volver a casa debe ocuparse a diario de su hijo discapacitado al que nunca le ha hecho mucho caso. Julien (Fabien Héraud), que siempre ha intentado comunicarse con su padre, lo intentará de nuevo al proponerle participar juntos en el triatlón conocido como ‘Iron Man’, y para el que se requiere una gran capacidad física, teniendo en cuenta que hay que recorrer una gran cantidad de distancia a nado, en bicicleta y corriendo, en menos de 16 horas.

280931con-todas-nuestras-fuerzas

Galardonada con el Premio del Público del francés Festival de Sarlat, la película de Nils Tavernier tiene un tono amable.  Me hubiera gustado que apareciera más desarrollado el personaje de la madre, que el conflicto que se presenta entre ella y su esposo no se amanse con tanta facilidad (simplemente para que esa relación resultara más creíble).

Con todo, lo que importa en esta película es su mensaje: la superación personal, y lo logra de forma convincente.

*******************************************************************************************************

NOTA:

Las fotografías insertadas del Grupo SIFU y el logo de la Fundación SIFU, son propiedad del Grupo SIFU.

Las fotografías oficiales de la película “Con todas nuestras fuerzas” son propiedad de sus productores.

La fotografía de D. Jesús Arnal es propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

 

JOSEP MARIA POU (Rueda de prensa: SÓCRATES), por Yolanda Aguas

jmp 03jmp 04

El montaje teatral “Sócrates, juicio y muerte de un ciudadano”  llega al Teatro Principal de Zaragoza  avalado por el éxito obtenido en el Festival de Mérida el pasado verano. El director y actor catalán José María Pou interpreta al filósofo en un guión escrito entre Mario Gas y Alberto Iglesias y dirigido por el propio Gas.

Pou representa a Sócrates que será juzgado y condenado por sus conciudadanos tras haber denunciado la corrupción en Atenas y haber advertido sobre el papel supersticioso y manipulador de la religión oficial. Acusado de despreciar a los dioses y corromper a la juventud, se negó a huir, como le proponían sus discípulos, cuando fue condenado a ingerir una copa de cicuta. Y su muerte acabó convertida en una de las más famosas de la historia.

Junto a Pou, la obra teatral completa su reparto con Amparo Pamplona, Carles Canut, Pep Molina, Borja Espinosa, Ramón Pujol y Guillem Motos. 

Hoy jueves, 28 de abril de 2016, se ha celebrado la rueda de prensa en la que han estado presentes Josep Maria Pou y el Gerente del Teatro Principal de Zaragoza, Víctor López Carbajales,  para hablar de Sócrates que es una “figura fundamental del pensamiento occidental.  Un pensador que indagaba, mediante el diálogo, sobre la moral, la honestidad, la justicia y el conocimiento del hombre”.

jmp1jmp02

La obra es una reivindicación del pensamiento Socrático sobre la democracia con muchas conexiones con el momento actual.  “Sócrates, juicio y muerte de un ciudadano” lleva a los escenarios la versión dramatizada de la muerte de Sócrates en el año 339 antes de Cristo y “cuenta al público lo que Atenas hizo con el primer filósofo de la historia condenado a muerte mediante la ingesta de cicuta”.

El gran actor y director catalán ha hecho especial hincapié en las tres primeras palabras de la obra que pronuncia sobre el escenario: “Corrupción, ocultación, partitocracia”. “Sócrates fue un demócrata masacrado por la propia democracia, un tema muy atractivo para reflexionar sobre lo que está ocurriendo en la actualidad”. “Sócrates era un ser que buscaba la verdad y la democracia y que veía que a esa democracia solo quedaba el nombre. Es una reflexión sobre este periodo del pasado que se puede trasladar al presente perfectamente”.  “La lucha insobornable de un hombre honesto en su vida pública y privada, la amistad, la ética, la moral, la vida y la muerte”, son algunos de los ingredientes con los que se topará el espectador en una obra nada pesada que está dirigida e interpretada por dos grandes figuras del teatro español.

La crítica ha dicho que este es uno de los mejores papeles de Pou y él está de acuerdo; aunque señala que el mejor fue quizá  El rey Lear, aunque desde aquel  “no he disfrutado tanto en escena” con un personaje, que estrenó el año pasado, con la misma edad con la que murió Sócrates, a los 70 años. El actor se siente muy identificado, con la edad y “con las cosas que dice Sócrates sobre el escenario, porque lo que dice refiriéndose a sus conciudadanos, yo lo hago ahora a los míos”.

Josep Maria Pou, ante la pregunta que le formulé, manifestó por primera en vez en una rueda de prensa que su equipo y él ya están trabajando en el nuevo personaje que piensa interpretar en los escenarios: El capitán Ahab de Moby Dick.

**************************************************************************************************

NOTA:  Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad y autoría de Yolanda Aguas para CINET FARÖ.

PREMIOS MAX 2016 (Ganadores), por CineT Farö

Cg6u95_WsAEQI3ECg6nURoWYAEVmw-Cg6k4cWWkAEH9xuCg6ziVWWgAE-RkK

Organizada por la Fundación SGAE, con la colaboración de la Academia de las Artes Escénicas de España (AAEE), se acaba de celebrar la Gala de entrega de premios de la XIX edición de los Premios Max.

La obra teatral “La piedra oscura”, una producción de Lazona Films y el Centro Dramático Nacional (CDN), se ha llevado cinco de los seis a los que optaba, convirtiéndose así en el segundo título más galardonado: Mejor Espectáculo de Teatro y ha obtenido también los premios a Mejor Autoría Teatral (Alberto Conejero); Mejor Diseño de Iluminación (Paloma Parra); Mejor Diseño de Espacio Escénico (Elisa Sanz) y Mejor Dirección de Escena (Pablo Messiez).

Los organizadores han querido que este año, ante la proximidad, el próximo 29 de abril, del Día Internacional de la Danza, que los procesos creativos coreográficos fueran la base de una gala con un ritmo que según decía la premio de Honor, Lola Herrera, “es poco frecuente” en estas ceremonias.  Lola Herrera, a la que ha presentado cantando su hija Natalia, ha confesado que el premio le llenaba de alegría tras “un largo camino”, en “una carrera de fondo sin relevos”: “Es un privilegio estar a los 80 cumplidos disfrutando de los escenarios”.

Cg6ehGoWsAAzWQsCg6iJ38WsAISwr1

A la ceremonia han asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que han escuchado constantes referencias a la defensa de la cultura y a la necesidad de protegerla.

RELACIÓN DETALLADA DE LOS GANADORES:

Mejor espectáculo de teatro

LA PIEDRA OSCURA – Lazona Films, S.L., Centro Dramático Nacional

Mejor espectáculo de danza

EN EL DESIERTO – Losdedae

Mejor espectáculo musical

L’ANEGUET LLEIG – Albena Produccions, S.L, Escalante Centre Teatral (Diputació de València)

Mejor espectáculo infantil o familiar

PINOXXIO – Ananda Dansa

Mejor espectáculo revelación

DANZAD MALDITOS – Malditos

Mejor producción privada de Artes Escénicas

TEATRO DE LA CIUDAD, S.L. – Antígona, Edipo Rey y Medea

Mejor autoria teatral

ALBERTO CONEJERO – La piedra oscura

Mejor autoría revelación

VÍCTOR SÁNCHEZ RODRÍGUEZ – Nosotros no nos mataremos con pistolas

Mejor adaptación o versión de obra teatral

LLUÍS PASQUAL – El rei Lear

Mejor composición musical para espectáculo escénico

PEP LLOPIS – Pinoxxio

Mejor coreografía

ROSÁNGELES VALLS Y TONI APARISI – Pinoxxio

Mejor dirección de escena

PABLO MESSIEZ – La piedra oscura

Mejor diseño de espacio escénico

ELISA SANZ – La piedra oscura

Mejor diseño de vestuario

PASCUAL PERIS – Pinoxxio

Mejor diseño de iluminación

PALOMA PARRA – La piedra oscura

Mejor actriz protagonista

AITANA SÁNCHEZ-GIJÓN – Medea

Mejor actor protagonista

PEPE VIYUELA – Rinoceronte

Mejor actriz de reparto

JULIETA SERRANO – Ninette y un señor de Murcia

Mejor actor de reparto

JOAQUÍN NOTARIO – El alcalde de Zalamea

Mejor bailarina principal

ANA LUJÁN – Pinoxxio

Mejor bailarín principal

TONI APARISI – Pinoxxio

Mejor elenco o intérprete solista de danza

PALOMA CALDERÓN, SARA CANET, ESTER GARIJO, MIGUEL MACHADO Y CRISTINA MAESTRE – Pinoxxio

***********************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículos son propiedad de sus autores.

JULIETA (Dir. Pedro Almodóvar), por Yolanda Aguas

julieta357838.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Confieso que he tardado más de la cuenta en ir al cine para ver la última película de Pedro Almodóvar: “Julieta”.  Hace años que me sucede esto, lejos quedan los tiempos en que contaba los días para la fecha de estreno de sus películas.  Dicho esto, también confieso que Almodóvar contará siempre con mi respeto como escritor y director de cine.  Debe ser muy difícil resistir la presión, externa e interna, de tener que crear siempre “obras maestras”, como les sucede sólo a los más grandes directores de cine.  No de todos se espera eso, lo que significa que Pedro Almodóvar es un maestro, pese a quien pese…

Hace ya más de quince años que la escritora canadiense, Alice Munro, es una de mis creadoras literarias preferidas.  Actualmente es la mejor escritora de relatos cortos, no descubro nada.  Por otra parte, tengo la sana costumbre de no comparar una obra literaria con la adaptación que de ella se ha hecho para el cine, y tampoco lo haré ahora.  Son disciplinas artísticas distintas y cada una tiene su propio recorrido.

No sé bien cómo hablar de “Julieta”, en qué términos hacerlo ni cómo definir lo que el director ha querido plantearnos.  Tengo sentimientos encontrados.  Por un lado está la historia, por otro los personajes y sus intérpretes.

Sinceramente, me hubiera gustado encontrar la contención, el drama puro y las emociones de las que tanto hablaban quienes vieron la película días atrás antes de su estreno oficial.  Tan sólo logré vislumbrar cierta aproximación a todo ello en el desolado rostro de Emma Suárez (desde luego la Julieta más creíble) y cuyo esfuerzo para realizar esta interpretación se nota de lejos.

Cd-6iuPW8AAqhne178117.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxxemma_suarez-672xXx80julieta (1)

Quizá sea por un casting fallido, no logro comprender la elección de Adriana Ugarte (actriz que me parece sobrevalorada y a quien este papel y este director le vienen grandes), o porque no todos los personajes están bien dibujados y/o desarrollados en la historia.  Siento que “algo” falla para que “Julieta” haya podido alcanzar la dimensión dramática que Almodóvar  sin duda quería y que ya logró en parte de su obra anterior:  “Volver”, “La ley del deseo”, “Tacones lejanos”, “La flor de mi secreto”,  “Hable con ella”, “Todo sobre mi madre” o, incluso “Matador” (en la que  Assumpta Serna estuvo maravillosa en su interpretación).

Pasé toda la proyección de “Julieta” recordando otra película: “Mon amie Max” del director canadiense Michel Brault.  Película de 1994 protagonizada por Geneviève Bujold (Max) y Marthe Keller (Catherine), es un melodrama de movimiento lento sobre la búsqueda de un hijo al que Max tuvo que entregar en adopción al nacer, cuando ella tenía quince años.  25 años después regresa a Québec para localizarlo.  Max llega a casa de su mejor amiga (Catherine) llevando consigo una maleta, en la que guarda la ropa de bebé y de adulto que ha ido comprando para su hijo en cada uno de sus 25 cumpleaños.

descargadescarga (1)

El rostro de Bujold durante toda la película (casi siempre protegido por unas gafas de sol) tiene tanta fuerza en su sufrimiento que su sólo recuerdo me estremecía y hacía preguntarme ¿por qué no me sucede lo mismo al ver “Julieta”?  Es curioso, el plano final de “Mon amie Max” es el de Bujold quitándose las eternas gafas de sol y sentándose en la banqueta del piano para volver a interpretar a Bach (tras 25 años sin poder hacerlo) mientras su mejor amiga, Keller, apoya la mano en su hombro y la cámara se aleja de ellas a través del largo pasillo, como también hace Almodóvar en el momento en que Julieta (Emma Suárez) escribe a su hija.

No sé si recordar una película mientras estás viendo otra es bueno o malo, quizá necesite ver de nuevo “Julieta” para averiguarlo.

images (2)169120.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

No quiero finalizar este artículo sin hablar del trabajo de dos grandes actrices: Nathalie Poza y Susi SánchezBreves escenas de ambas, pero llenando la pantalla por completo.  Y esa mano de Susi, que quiere hablar y no puede…  y que me recordó (otra referencia cinematográfica más dentro de “Julieta”) la escena de la gran Vanessa Redgrave en “Julia” de Fred Zinnemann, ésa en la que recibe la visita de su amiga Julia (Jane Fonda) en el hospital y ella tampoco puede hablar, apenas mueve la mano…  Sólo Susi Sánchez podía emocionarnos así, cuyas escenas son lo mejor de la película, por la verdad que siempre desprende en todos sus trabajos.

descarga18f7dd0d4dc1631476091e01ce7f9898

Quiero pensar que Pedro Almodóvar, en su madurez, quiere aproximarse todavía más y con mayor hondura al cine que muestra el mundo interior de la mujer.  En la actualidad,  sólo él y unos pocos directores más (Todd Haynes podría ser otro) pueden lograrlo, como antes lo hicieron Ingmar Bergman, Woody Allen o Rainer Werner Fassbinder.  

*********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de “El Deseo” (“Julieta”) y de sus autores (“Mon amie Max” y “Julia”)

EL NIÑO Y LA BESTIA (Dir. Mamoru Hosoda), por Yolanda Aguas

bakemono-no-ko-manga-el-nino-y-la-bestia-planeta-comic-01descargatt4272866_7El-nino-y-la-Bestia-5_reference

No puedo comprender que el denominado “cine de animación” esté considerado (en el fondo lo está) en un nivel inferior al cine con personas reales.  Aceptar este hecho sería como despreciar obras maestras que llevan décadas emocionándonos.

En los últimos años los grandes festivales de cine han incluido largometrajes de animación en sus secciones oficiales, lo que desde luego me parece muy acertado.

En la pasada edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, la organización decidió incluir en su Sección Oficial la película japonesa “El niño y la bestia” de Mamoru Hosoda.

Por fin llega a nuestras salas esta gran película de animación firmada por un autor que hace algún tiempo ya nos maravilló son “Los niños lobo” (2012).  Hosoda es uno de los grandes autores que han llegado tras la estela de la genial factoría Ghibli, ésa fábrica de crear obras maravillosas de la mano de Miyazaki y Takahata.  Lo cierto, y lo contamos a modo de recordatorio, es que el propio Hosoda estuvo a punto de dirigir “El castillo ambulante” para Ghibli.   Hosoda optó por crear su propia compañía:  Studio Chizu, y con ella nos llega ahora una película con un fuerte poder de seducción.

El niño y la bestia comienza con Ren escapándose de casa tras la muerte de su madre y desconociendo el paradero de su padre, divorciado desde hace ya tiempo. Es entonces cuando Kumatetsu, un animal con aspecto humanoide, le invita a ir al mundo de las bestias, donde todo tipo de criaturas como él viven en una realidad paralela a la de La Tierra que conocemos. Ren, rebautizado como Kyota, acepta ser aprendiz de Kumatetsu para que éste pueda tener opciones de ser elegido como nuevo líder de las bestias. Sin embargo, Kyota deberá hacer frente al rechazo que genera la figura del ser humano en su nuevo mundo.

Bakemono no koEl-niño-y-la-bestia

La película cuenta con un personaje muy atractivo como Kumatetsu y otro en el que los cambios de actitud son perfectamente entendibles y nada exagerados como Kyota, El niño y la bestia progresa como un excelente film, brillante en su desarrollo y con muchos factores para disfrutar de la historia.  El director japonés construye la película con altas dosis de comicidad, lecciones sobre la vida y un inagotable espíritu de aventuras (por otra parte tan habitual en las películas de animación).

El único pero que le encuentro es su excesiva duración.  Una pequeña reducción en su metraje habría ayudado a salir de la proyección recordando con “más frescura” la historia que nos cuenta.  Con todo, se trata de una película que les hará pasar unas horas muy agradables.

****************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.