LOCAS DE ALEGRÍA (Dir. Paolo Virzi), por Yolanda Aguas

Dos pacientes psiquiátricas comparten una amistad quijotesca y una fuga al más puro estilo ‘Thelma y Louise’ en ‘Locas de alegría’ (‘La pazza gioia’), una comedia dramática dirigida por el italiano Paolo Virzì que obtuvo un gran éxito en la Sección Oficial de la 61 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

En otros tiempos, Beatrice (Valeria Bruni Tedeschi) gozó como condesa de un gran esplendor económico y social. Ahora, vive internada en Villa Biondi, una institución mental donde tratan su esquizofrenia. Al centro llega una nueva interna, Donatella (Micaela Ramazzotti), una mujer con un duro pasado y una situación mental muy delicada. Aunque con personalidades completamente opuestas, entre las dos mujeres surge una relación muy especial, que les llevará por caminos insospechados. Y es que, cuando los responsables de la institución les concedan una salida transitoria para trabajar en una feria de productos naturales, ambas aprovecharán la ocasión para fugarse e iniciar toda una aventura.


Paolo Virzi (El capital humano, La prima cosa bella, My Name Is Tanino) dirige esta comedia dramática que ha co-escrito junto a Francesca Archibugi (El nombre del bambino). Sus protagonistas son las actrices Valeria Bruni Tedeschi (La comunidad de los corazones rotos, Mi familia italiana) y Micaela Ramazzotti (La tentazione di essere felice, El nombre del bambino).

La película arranca en Villa Biondi, centro psiquiátrico italiano ubicado al norte de la Toscana y que focaliza buena parte del metraje de Locas de alegría (La pazza gioia. En esta institución de mujeres, el personaje más carismático no es otro que el de Beatrice, mujer que dice ser una rica y famosa condesa y que, pese a su internamiento, no duda en comportarse según los estándares de su título. Todos parecen mantener una distancia con ella, al menos hasta que Villa Biondi recibe la llegada de Donatella, una joven de apariencia física salvaje pero con un comportamiento austero que refleja cierto misterio acerca del motivo de su ingreso.

Locas de alegría es la historia de la relación entre estas dos mujeres. Sin eludir un necesario alegato acerca de que las personas a priori locas están, a veces, más cuerdas que las teóricamente normales.

Locas de alegría es un “drama cómico” que cuenta la historia de dos almas libres que desean volar lejos de Villa Biondi para encontrar una felicidad que se les niega.  Ambas fueron engañadas por los hombres, un delincuente de poca monta y un chulo dueño de discoteca que estando casado le dejó embarazada. El odio que sienten hacía ellos se focaliza en otras personas del mismo género que en algunas ocasiones está justificado, como el hombre que pretende aprovecharse de ellas conduciéndolas a un motel de carretera y en otras no, como ocurre con el taxista que lleva a Beatrice a ver a su antiguo novio.

Son dos extrañas que separadas no encajan en ninguno de estos sitios pero que juntas son más fuertes y pueden hacer frente a las hostilidades.

Locas de alegría  está arropada por los más bellos paisajes italianos, como la zona de la Toscana, y una banda sonora deliciosa que tiene su momento culminante cuando se oye el gran clásico y conocido éxito de Gino Paoli de los sesenta Senza fine que emociona profundamente.

Fue una merecida Espiga de Oro, así como el reconocimiento a sus dos actrices en la pasada SEMINCI.

**************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s