DESTROYER. UNA MUJER HERIDA (Dir. Karyn Kusama)

Texto: Yolanda Aguas

Erin Bell (Nicole Kidman) es un agente de policía que vive atormentada, por los recuerdos de sus días como infiltrada en una banda delictiva. Un día reaparece el líder de la banda, lo que desencadenará una serie de sucesos que pondrán a prueba la salud de Erin, tanto física como mental, en un oscuro viaje hacia su pasado.  Es una policía veterana, asqueada con el mundo y carcomida por el odio, un personaje de esos oscuros que siempre tiene una frase borde para quién la salude cordialmente, que deberá investigar un caso de asesinato. Dicho caso, se trata del asesinato del líder de una banda, de la que Erin fue miembro durante una operación en cubierta, junto a otro policía, Chris, interpretado por Sebastian Stan.

A lo largo de la investigación, la trama aprovecha para explorar el presente de Erin, sus relaciones personales, como con su hija, o el novio de su hija (que parece empeñado en demostrar que es el peor partido posible para su hija), su ex marido, sus compañeros de trabajo, etc. En todas ellas se aprecia la inestabilidad emocional de la protagonista, gracias al desarrollo de diferentes dinámicas que nos sitúan a Erin en diferentes aspectos de su día a día.  Sin embargo, al tratarse de un caso que abre una puerta a su pasado, la trama también debe explorar dicho pasado. Por desgracia, el abuso de flashbacks se rompe demasiado con la continuidad de la trama, llegando a crear una confusión, que vista en retrospectiva es totalmente innecesaria, y solo sirve para enredar una historia que no necesitaba ser tan rebuscada.

Sin duda lo mejor que aporta esta película es la interpretación de la actriz principal, Nicole Kidman, que está genial. Tras “Las Horas”, que le valió su primer y único Oscar, es ahora cuando la actriz ofrece una sorprendente interpretación, intensa y dramática, llena de registros gracias a la variedad que aportan los flashbacks (en este sentido, los flashbacks ayudan mucho) y aleja la interpretación de la monotonía.

Le acompañan sin brillar tanto como ella,  Toby Kebbel en el papel de Silas, el mencionado líder de la banda, que aporta mucha intensidad a las escenas.

Ha sido incomprensible que la Kidman no estuviera nominada a los Oscar.

*********************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s