HISTORIA DE UN MATRIMONIO (Dir. Noah Baumbach)

Texto: Yolanda Aguas


Historia de un matrimonio narra la historia de Nicole y Charlie Barber, feliz pareja (en tiempo pasado) con un hijo en común que inician un proceso de divorcio. Arduo procedimiento que no dudará en llevarse por delante todo lo que pille por el camino. Desde la carrera profesional de ambos hasta la dignidad de los propios contendientes, pasando por lo más importante, el hijo de ambos, convertido en inocente daño colateral.

Así desarrolla el director Noah Baumbach su pelícujla; un buen drama alejado de melodramatismos que, en mayor o menor medida, también se lleva por delante al espectador. En todo drama familiar o de pareja cualquiera el guion pone mayor atención en el personaje más vulnerable o el que soporta mayores problemas. En Historia de un matrimonio, este personaje es el director de teatro interpretado por Adam Driver.

No olvidamos que la actriz interpretada por Scarlett Johansson ha sufrido la infidelidad de Adam Driver. Pero ella ha sacado fuerzas para dejar Nueva York. Ha tomado conciencia de su valía como actriz. Es la protagonista de una serie de televisión. Se ha empoderado. Ha escapado de la influencia del controlador director de teatro. Vive en los Ángeles donde está arropada por la madre, la hermana, otros familiares y viejos amigos. Ella está encontrando su centro. El personaje interpretado por Adam Driver está descentrado. Ha perdido la musa. La decisión de la mujer lo ha pillado por sorpresa. En Los Ángeles está fuera de lugar. No tiene familia ni amigos. Los continuos viajes de Nueva York a Los Ángeles le impiden estrenar en Broadway. Su hijo prefiere Los Ángeles a Nueva York. Para colmo, aparta de sí a la única persona que le muestra un mínimo de calor humano: el abogado interpretado por un Alan Alda que está magnífico en su trabajo.

Historia de un matrimonio es, principalmente, el brillante duelo interpretativo entre Adam Driver y Scarlett Johansson. Dos actores que lo dan todo en esta película de Noah Baumbach.

Su trabajo se apoya firmemente en un sólido guion que da también su minuto de gloria al más insospechado de los personajes secundarios. Historia de un matrimonio es la crónica anunciada de una ruptura. El espectador que haya albergado la reconciliación del matrimonio no habrá estado atento a las quejas recurrentes de Scarlett Johansson: Driver es un hombre egoísta y controlador. El personaje de la actriz ama al director como demuestra a lo largo de la historia a pesar de estar embarcados en un proceso judicial. Pero resultaría extraño y contra toda lógica que el matrimonio se hubiera recompuesto.

Esta película dramática, hace que conectemos con los personajes, pero sin empatizar con ellos. Es un filme interesante, que todo cinéfilo debería ver. Otra cuestión es si puede interesar a un público medio.

*****************************************************************************************************************************

NOTA: Las fotografías insertadas en este artículo son propiedad de sus autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s